¿Beber agua puede ser la causa de que salga flato cuando corres?

Ese dolor que cuando aparece es una tortura para los runners
Redacción Sport Life -
¿Beber agua puede ser la causa de que salga flato cuando corres?
¿Beber agua puede ser la causa de que salga flato cuando corres?

Uno de los consejos que se da a los corredores principiantes que sufren el temido flato, ese dolor abdominal que te impide seguir avanzando, es que tengas cuidado a la hora de beber agua durante el ejercicio. Está claro que, sobre todo si el ejercicio es prolongado, tenemos que hidratarnos para poder seguir mantieniendo nuestro rendimiento; por ello, por supuesto que tenemos que seguir bebiendo durante el esfuerzo pero hacerlo a pequeños sorbos y reduciendo el ritmo de carrera ayuda a evitar que aparezca el misterioso falto.

Y decimos misterioso porque la causa del flato no está clara, aunque es posible que sea debido a diversos motivos, entre los que destaca un flujo de sangre y oxígeno inadecuados a los músculos respiratorios: diafragma e intercostales. El ejercicio que hace trabajar grandes grupos musculares produce una gran desviación de flujo sanguíneo. Como el reajuste del flujo sanguíneo no es inmediato, algunos músculos, como los respiratorios, se ven obligados a satisfacer sus elevadas necesidades energéticas sin un flujo sanguíneo adecuado, desencadenando un síntoma doloroso, el flato, que produce dificultad respiratoria y a veces nos obliga a detener el ejercicio. No obstante, el comienzo de este dolor es impredecible y su naturaleza resulta todavía imposible de explicar con certeza.

Pero lo que está claro es que no es una buena idea dejar de beber durante el ejercicio, porque no está demostrado de ningún modo que se prevenga el flato y lo que es seguro es que el agua es imprescindible para el correcto equilibrio y funcionamiento de nuestro cuerpo, más aún durante la actividad física. Lo mejor es que bebas agua frecuentemente y a pequeños sorbos. Otros consejos antiflato son no salir a correr inmediatamente después de haber una "comida pesada" (dejar al menos dos horas para hacer la digestión) y empezar a correr a un ritmo a nuestro alcance (empezar una carrera de 10 km como si fuera "un mil" es una clara invitación a que aparezca el flato antes de llegar a mitad de carrera).

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El confinamiento del coronavirus no va a ser eterno, así que te hemos preparado un pl...

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Repasamos lo que funciona y lo que no a la hora de organizar nuestras rutinas nutrici...

Los mejores consejos de Tu Visión Gafas Deportivas para la adquisición de tus nuevas ...

Porque tus articulaciones son las bisagras responsables del movimiento... Deberías cu...

Así es el "número 7" de Suunto, un pulsómetro que combina las prestaciones de un smar...