Sal del "pozo" de la lesión: los ejercicios que te recuperan más rápido

En este artículo te presentamos los ejercicios que debes hacer para acelerar tu recuperación tras una lesión.
Sport Life -
Sal del "pozo" de la lesión: los ejercicios que te recuperan más rápido
Sal del "pozo" de la lesión: los ejercicios que te recuperan más rápido

 

Dolor en el talón y planta del pie, nada más pisar, al levantarte de la cama...

1. Fascitis plantar

Evita los impactos de la carrera a pie y dedícate a nadar, usa una bici elíptica o pedalea en una bicicleta convencional. Si haces bien esta fase podrás correr de nuevo pronto.

Un mal apoyo al pisar una piedra o un agujero puede suponer una torcedura o esguince de tobillo...

2. Lesiones de tobillo

Intenta mantener actividad en el tobillo, sin apoyarlo, perosin inmovilizarlo. La piscina te vendrá bien, la máquina de remo, en función de la intensidad puede que la bici estática. Aprovecha para potenciar tu tren superior.

Son muy comunes, en muchos casos por desequilibrios musculares al no hacer ejercicios de fuerza con pesas ni con gomas...

3. Dolores de rodilla

Trabaja fuerza y propiocepción (equilibrio) tanto de la cade- ra como del tobillo con sentadillas a una pierna y trabajo de cuádriceps en máquina. Haz abdución y addución de la pierna con gomas.  Evita la pliometría (multisaltos) hasta que hayas recuperado la fuerza y no tengas dolores.

El problema que tarde o temprano vas a tener si eres corredor o ciclista y no compensas muy bien...

4. Dolores lumbares

Aprende a controlar tu "core" sin saltarte etapas, empieza por trabajar el transverso abdominal llevando el ombligo hacia la columna todo lo que puedas, durante 10 segundos, repitiendo de 10 a 15 veces. Igual de importante que potenciar es estirar muy bien los flexores de la cadera (psoas iliaco) y el piramidal (glúteo medio).

Empieza como una molestia leve por delante de la espinilla y acaba como un dolor que te impide correr incluso...

5. Periostitis tibial

Un aumento demasiado rápido del entrenamiento, calzado inapropiado y mala técnica de carrera suelen ser las causas. Intenta no correr cuesta abajo, ya que se alarga la zancada y esto perjudica tus tibiales. Estira bien tus gemelos y trata de aumentar la movilidad de los tobillos.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...