Correr con la cabeza: carrera de orientación

"Pensar y correr" es el lema, por lo que no el que corre más rápido es el que gana, sino el que mejor combina la lectura del mapa y la velocidad de carrera. ¡Bienvenidos a la carrera de orientación!
Alberto Mínguez, seleccionador nacional absoluto de carrera de orientación -
Correr con la cabeza: carrera de orientación
Correr con la cabeza: carrera de orientación

En orientación cada uno va "a su rollo", ya que no se da la salida a todos a la vez y no tienes la referencia de los otros corredores como una carrera popular. La salida es como en una contrarreloj de ciclismo, cada dos minutos normalmente, para evitar el seguimiento de corredores dentro de la misma categoría. ¿Y qué material se necesita? Realmente el mismo que necesita un runner de montaña, pero con algunas salvedades. Las zapatillas suelen llevar unos pequeños clavos en las suelas para agarrarse a terrenos pedregosos, mojados o con barro resbaladizo; pero también muchos orientadores utilizan zapatillas de trail cuando el terreno no tiene las características citadas.

La vestimenta tiene que tapar las piernas (tanto reglamentariamente como por precaución, ya que las ramas y vegetación diversa pueden dañar y herir al corredor), por lo que mallas o pantalones largos ligeros especiales de orientación son las prendas más utilizadas. Cubrir los brazos muchas veces queda a disposición del corredor, a no ser que la organización de una prueba en concreto lo considere oportuno por el tipo de vegetación alta que pudiera haber en el terreno. Algo extra que no se lleva en la carrera de montaña son los implementos: brújula y pinza electrónica. En cuanto a la brújula hay muchos modelos, pero la más utilizada es la que va unida al dedo pulgar para facilitar la carrera y el manejo del mapa.

Publicidad

La pinza electrónica sólo es un chip que marcará que se ha pasado por los puntos de control (cada punto de control tiene una base donde hay que introducirla para que marque el paso)

Y esto... ¿Cómo surgió?

 Haciendo una pequeña reseña histórica, cabe decir que la orientación nace como deporte en los países nórdicos. Para poder desplazarse por los terrenos de estos países (llenos de bosques y lagos) la gente tenía que orientarse. Y claro, ya sabemos que luego vino el "a ver quien lo hace más rápido", como en la mayoría de las actividades que dieron lugar a los deportes. En España fue Martin Kronlund, sueco de nacimiento y ex - profesor del INEF de Madrid, el que incluyó actividades de orientación a sus alumnos de esgrima para entrenar. Actualmente es una actividad totalmente reglada y cuenta con una federación nacional: la Federación Española de Orientación (FEDO) y numerosas federaciones autonómicas.

Lo más importante: el mapa

Si algo es importante en el deporte de orientación es el mapa. Aunque también se habla de la brújula, éste es un elemento auxiliar y no es imprescindible (de hecho hay algunos corredores que no la llevan en competición y muchos entrenamientos se hacen sin ella). El mapa es un tanto especial, adaptado al deporte. Si la cartografía que se utiliza para los deportes y  actividades de montaña está normalmente en escalas 1:50.000 y 1:25.000, las escalas utilizadas en orientación son normalmente las de 1:10.000 y 1:15.000. Por ello podemos deducir que son mapas mucho más detallados (¡figuran las piedras mayores de 1 metro de alto!) y con unos símbolos y colores específicos:

  • Azul: elementos de agua (arroyos, fuentes, zonas pantanosas,…)
  • Marrón: elementos de relieve (curvas de nivel, fosos, taludes,…)
  • Negro: elementos rocosos y objetos hechos por el hombre (piedras, cortados de piedra, casas, ruinas, caminos, tendidos eléctricos,…)
  • Verde: vegetación que dificulta la progresión del corredor (cuanto más oscuro es el verde, más difícil será el transito. Hay tres gradaciones de este color)
  • Amarillo: claros o zonas abiertas en el bosque
  • Blanco: bosque de buena progresión para el corredor.

El trabajo del cartógrafo es muy minucioso. La realización de un mapa de orientación requiere un trabajo exhaustivo sobre el terreno, con ayuda de fotos aéreas y un programa informático especial para plasmar el producto final. El cartógrafo es una persona muy especializada que tiene que plasmar en un papel la información del terreno de la forma más precisa posible para que el corredor pueda interpretarla correctamente. Hay unas normas internacionales de cartografía para elaboración de mapas de orientación.

Orientar el mapa con el terreno, bien con ayuda de los elementos que podamos ver o con ayuda de la brújula, va a ser el primer paso de aprendizaje. Si no lo hacemos así, será muy difícil interpretar el mismo (sería como leer un libro al revés, se puede hacer pero no es lo más eficiente). Pero no os empecéis a preocupar si sois corredores y queréis probar. Hay categorías para todo el mundo (como veremos más adelante) y las carreras de iniciación se desarrollan por caminos o muy próximas a ellos, por lo que se empieza a saber leer el mapa poco a poco…

Publicidad

Seguir un rumbo con una brújula de orientación sobre un mapa, para ir a un punto concreto sobre el mismo, es sencillo. Sólo tienes que dar estos pasos:

Une el punto del mapa en el que estás con el que quieres ir

1. Une el punto del mapa en el que estás con el punto al que quieres ir, con el borde lateral de la brújula. Gira el limbo de la brújula (el anillo móvil que la rodea) hasta que la flecha norte-sur quede orientada hacia el norte del mapa. Fíjate en las líneas de paralelos, que normalmente van hacia arriba en el mapa.

Gira el limbo de la brújula hasta que la flecha norte-sur quede orientada al norte del mapa

2. Orienta todo el mapa, girando tú con él, hasta que la aguja magnética (que siempre apunta al norte magnético) coincida con la flecha norte-sur del limbo.

Corre en la dirección que señala la flecha de la brújula

 

3. Corre en la dirección que señala la flecha de la brújula y comprueba de vez en cuando que lo que ves en la realidad corresponde con lo que muestra el mapa (muros, rocas, edificaciones, tendidos eléctricos, cruces de caminos, etc.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los recorridos: modalidades y categorías

Antes de realizar un recorrido, el corredor sabe su hora de salida que ha debido ser anunciada por la organización. En la salida pueden coincidir varios corredores de varias categorías, ya que realizarán carreras distintas. El orientador dispondrá entonces de la descripción de controles (un papel con una simbología especial que informa más detalladamente en qué elemento se encuentra el control y el código del mismo, ya que habrá muchos controles y tenemos que identificar los nuestros) y el mapa en el momento de la salida. El recorrido a realizar viene dibujado con un triángulo en la salida y con círculos en cada control a encontrar. El camino para ir de uno a otro lo elige el corredor, claro.

En cuanto a las modalidades y duraciones de las carreras hay cuatro reconocidas con campeonatos de España y del mundo oficiales:

  • Larga distancia: el tiempo del ganador suele estar sobre hora y media (en las categorías absolutas o de élite).
  • Media distancia: aquí el tiempo suele estar entre 30´ y 35´ en las mismas categorías
  • Relevos: consiste en un grupo de tres corredores, cada corredor hace un recorrido que suele ser de una media hora y se dan el relevo al finalizar cada uno. La distancia total de los tres recorridos es la misma para todos los equipos
  • Sprint: la evolución en los últimos tiempos del deporte ha hecho que se haya creado esta nueva modalidad. Consiste en realizar un recorrido normalmente en espacios urbanos y el tiempo del ganador suele estar sobre los 15´. Esto acerca el deporte al espectáculo y los sponsors, ya que muchos tramos pueden ser vistos por los espectadores y ver las evoluciones de los orientadores durante la carrera.

Las categorías, como en la mayoría de los deportes, vienen marcadas por el sexo y por la edad. Hay muchas y cada uno tiene la suya, lo que hace que sea un deporte muy familiar y que toda la familia pueda realizar el mismo día su carrera particular. En los países nórdicos hay categorías de… ¡90 años! Además, en contra de lo que se pueda pensar, no todo es pura competición, se puede salir a pasear y a encontrar controles.


 

Publicidad


El autor de nuestro artículo, Alberto, es un experto orientador, que ha competido y lo sigue haciendo a nivel nacional e internacional. Fue subcampeón del mundo de veteranos en el año 2008 y tiene varios títulos de campeón de España de relevos en su haber y numerosos pódiums absolutos. Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, es seleccionador nacional absoluto y lleva un grupo de alto rendimiento en el CARD de la residencia Joaquín Blume en Madrid. Estos son algunos de los consejos que nos dio.

  • No es difícil. Hay recorridos de iniciación para adultos y niños que consisten en seguir caminos. Se trata, como en todo, de iniciarse e ir poco a poco cogiendo técnica.
  • Un buen truco para iniciarte o entrenar cuando vayas a ciudades o pueblos desconocidos es correr con un mapa callejero o turístico. Te dará agilidad de lectura y conocerás muchos sitios y callejuelas que de otra forma no habrías descubierto.
  • Corre lo que tu cabeza te deje. Tanto si te estás iniciando como si llevas tiempo practicando orientación, lo mejor es saber siempre por dónde vas. Muchos errores se producen por la precipitación y correr "sin rumbo". Ya habrá tiempo de que sea el factor físico el limitante.
  • Si eres un runner ya tienes mucho ganado. Sólo puntualizar que en orientación, a diferencia de la carrera popular, el factor de fuerza en miembros inferiores es más determinante por las subidas, bajadas, elevación de piernas por la vegetación. Muy importante también el trabajo de propiocepción para los tobillos que realizan los orientadores: el terreno es casi siempre irregular.
  • La ruta entre control y control la traza cada corredor dependiendo de su nivel. Si no entiendes bien una zona del mapa, rodea y ve por un sitio fácil y seguro, como un camino, una valla o un arroyo.
  • Mejor perder unos segundos en parar y releer el mapa antes que correr sin seguridad y perder luego muchos minutos.
  • Adapta tu velocidad de desplazamiento al terreno. En zonas difíciles con rocas, mucha vegetación, poca visibilidad… reduce el ritmo y lee más el mapa; y en zonas fáciles como caminos, arroyos, tendidos eléctricos, etc. puedes lanzarte a velocidades más elevadas.
  • No te desanimes si te pierdes las primeras veces, a los mejores también les ha pasado y les sigue pasando. Cuando más practiques mejor irás interpretando los mapas y menos veces te despistarás.
  • Elige este deporte si te gusta correr en la naturaleza. Muchos, cuando lo prueban, comentan que han estado 90 ó 100 minutos corriendo por el bosque y ni se han dado cuenta. Además, el reto de ir encontrando las balizas, "engancha" muchísimo y puede ser adictivo.

→ Los terrenos

Se podría decir que orientación se puede hacer sobre cualquier terreno. Cuando vamos con un mapa callejero en una ciudad y queremos encontrar una calle, estamos orientándonos; pero también lo hacemos cuando practicamos senderismo sobre una zona no conocida con un mapa. Eso sí, hay terrenos que son más indicados que otros para desarrollar las cualidades técnicas y físicas más afines al deporte. Normalmente se eligen más los terrenos boscosos, donde la visibilidad es reducida, que los terrenos abiertos.

Los detalles rocosos y de relieve le dan un componente más técnico, y el desnivel a salvar también será tenido en cuenta. Esta gran variedad hace que quien traza o diseña los recorridos lo estime en tiempo del ganador y no se exprese en distancias fijas, ya que no es lo mismo 10 kilómetros en un terreno abrupto con muchos detalles técnicos que esa misma distancia en un pinar llano y sin apenas elementos. Combinar adecuadamente distancia, desnivel y dificultad técnica va a ser el reto del trazador de los recorridos.

→ Raids

Los Raids también son una modalidad amparada por la FEDO. Tienen un componente de aventura importante porque incluyen, además de la orientación como base, otras pruebas como bicicleta de montaña, piragua, escalada o actividades con cuerdas. Suelen ser largas carreras en las que se pone a prueba a los equipos participantes desde el punto de vista físico y psicológico. Nunca se hacen de forma individual y los equipos suelen estar formados por dos o más componentes. En muchos casos es posible la asistencia externa y suele haber categorías masculinas, femeninas y mixtas.

Tienes más información de la Federación Española de Deportes de Orientación en  www.fedo.org y en su facebook.

Publicidad
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...