La Educación Física, la mejor asignatura que existe

Ayer fue el Día Mundial  del Docente y no he podido evitar escribir sobre algo tan importante como mi asignatura preferida desde que era pequeño. La Educación Física. Cuando pensamos en nuestra infancia y recordamos nuestra etapa en el colegio es inevitable que inmediatamente venga a la mente la asignatura de Educación Física. Esa hora era un tiempo de aprendizaje en forma de movimiento, de momentos de alegría, de correr y correr hasta que no podíamos más, de jugar al balón prisionero, el pañuelo, las cuatro esquinas, partidos de fútbol, baloncesto, lo que fuera, pero en el gimnasio o en el patio, lejos del aula con sillas y mesas. ¡Qué alegría! Todas las personas que forman parte de la vida de un colegio saben que la Educación Física es una asignatura que se trata injustamente en muchas ocasiones, pero tal vez por cierta envidia (quiero pensar que es sana). Envidia porque es la única asignatura que despierta pasiones. Aún hoy no he visto ni recuerdo a ningún niño emocionarse cuando el profesor les dice: “Vamos a comenzar con la lección, hoy tocan divisiones, análisis gramatical o verbos irregulares” .
admin_mpib -
La Educación Física, la mejor asignatura que existe
La Educación Física, la mejor asignatura que existe
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Ayer fue el Día Mundial  del Docente y no he podido evitar escribir sobre algo tan importante como mi asignatura preferida desde que era pequeño. La Educación Física. Cuando pensamos en nuestra infancia y recordamos nuestra etapa en el colegio es inevitable que inmediatamente venga a la mente la asignatura de Educación Física. Esa hora era un tiempo de aprendizaje en forma de movimiento, de momentos de alegría, de correr y correr hasta que no podíamos más, de jugar al balón prisionero, el pañuelo, las cuatro esquinas, partidos de fútbol, baloncesto, lo que fuera, pero en el gimnasio o en el patio, lejos del aula con sillas y mesas. ¡Qué alegría! Todas las personas que forman parte de la vida de un colegio saben que la Educación Física es una asignatura que se trata injustamente en muchas ocasiones, pero tal vez por cierta envidia (quiero pensar que es sana). Envidia porque es la única asignatura que despierta pasiones. Aún hoy no he visto ni recuerdo a ningún niño emocionarse cuando el profesor les dice: “Vamos a comenzar con la lección, hoy tocan divisiones, análisis gramatical o verbos irregulares” .

Sin embargo, cuando los niños saben que la siguiente hora es aquella en la que el profesor que entra por la puerta viene en chándal, desprende energía y vive y respira deporte, la cosa cambia. Es una asignatura con mucho poder, de hecho, cuando un tutor quiere que sus alumnos se porten bien o incluso cuando nuestros profesores querían que prestásemos más atención solía decir con una afirmación rotunda: ¿Queréis que nos quedemos en clase en la hora de Educación Física?

Ahora que soy mayor pienso que tal vez los políticos actuales, los responsables de educación, sanidad y bienestar, tal vez y solo tal vez, no pudieron asistir a clase de Educación Física, puede que sus profesores les castigasen mucho o que estuvieran lesionados  y por eso no escuchan las numerosas voces de profesionales que les piden aumentar drásticamente el número de horas dedicadas a esta asignatura. Ojala, su niño o niña interior les hicieran recordar todo lo bueno que tiene esta asignatura y así pudieran ser conscientes de los enormes beneficios que conlleva. La Educación Física no es solo jugar y correr, es una asignatura que transmite compañerismo, valor de sacrificio, esfuerzo, entusiasmo, amistad, respeto al rival, a las normas… Además, permite desarrollar un gran número de destrezas (tanto intelectuales como físicas). La actividad física favorece un crecimiento adecuado de huesos y músculos, protege nuestro sistema inmune, nos previene de enfermedades, mejora nuestro sistema circulatorio y mucho más.

Pero las cifras de aumento de casos de obesidad y obesidad infantil no paran de crecer. En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990 a 42 millones en 2013. Si se mantiene esa actual tendencia, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025. La obesidad infantil está asociada a una amplia gama de complicaciones de salud graves y a un creciente riesgo de contraer enfermedades prematuramente, entre ellas, diabetes y cardiopatías.

Las costumbres y hábitos que se adquieren durante la niñez tienen grandes probabilidades de mantenerse durante la edad adulta, por eso, si no se pone remedio, los lactantes y los niños pequeños obesos se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta. (Informe de Datos y Cifras sobre obesidad infantil, OMS  2016) con todo lo que ello supone. Indudablemente, la vida ha cambiado y por desgracia muchos niños solo realizan actividad física en el colegio, por eso debemos intentar cambiar esta situación y promover como mínimo una hora de Educación Física al día.

Como siempre, espero que os haya gustado el post de hoy. Os deseo un feliz fin de semana deportivo a tod@s Sportlifer@s.

Te recomendamos

En los preámbulos de su primera competición hípica de saltos, Yeguada Finca Maeza abr...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...