¡Entrena tu core en vertical!

Lo mejor para el trabajo de la zona media es integrar e involucrar sus músculos en nuestras rutinas, siempre implicando nuestro core al completo y no solo el recto abdominal de forma más aislada
Raúl Notario -
¡Entrena tu core en vertical!
¡Entrena tu core en vertical!
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Los beneficios que nos aporta el entrenamiento de core son  muchos y probablemente ya te habrás puesto a pensar que en tu próxima sesión de entrenamiento no van a faltar los clásicos ejercicios abdominales, pensando que de ese modo lo refuerzas y trabajas, pero detente un segundo. En esos ejercicios, ¿estás tumbado? La respuesta será probablemente Sí.  Ha llegado la hora de darle la vuelta a tu entrenamiento de core para hacerlo más dinámico y eficaz, todo ello para ser más eficaz a la hora de entrenar y de ese modo mejorar tu rendimiento y tu forma física. 

Seguro que en más de una ocasión has terminado de entrenar, has cogido una colchoneta y has comenzado a realizar abdominales. Ya deberías saber que lo mejor para el trabajo de la zona media es integrar e involucrar sus músculos en nuestras rutinas, siempre partiendo de la base que lo mejor es entrenar el core al completo y no el recto abdominal de forma más aislada. Si además logramos involucrar a más grupos musculares y mejorar nuestro equilibrio dinámico y propiocepción, mejor que mejor.  

El core (núcleo central) lo componen todos los músculos que hay alrededor de nuestro abdomen, no solo los de la parte delantera (abdominales) también los de la región lumbar, incluidos los erectores espinales  y los glúteos.  Su buen entrenamiento es casi obligado para todos aquellos a los que les guste correr o practicar deportes de equipo, ya que es una zona fundamental desde la que nace la fuerza que transmitimos a cada zancada durante la carrera. Un core fuerte nos garantiza una mejora en la fuerza general y nos prepara para asumir una mayor carga de trabajo (km, ritmo de carrera, etc.). Un core fuerte nos ayuda a reducir lesiones derivadas de una mala técnica de carrera y aquí, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Y por último, un núcleo fuerte es capaz de transferir más  fuerza a las extremidades inferiores y superiores.

En tu rutina de fuerza no deberían faltar ejercicios, que además del core, trabajen  pectorales, dorsales, cuádriceps, isquios y gemelos (principalmente). La rutina de hoy está diseñada para que puedas llevarla a cabo 2-3 veces a la semana en función de tu nivel de forma y para que no te ocupe más de 15´. Sigue los ejercicicios presentados en la galería de este artículo y disfruta de un core fuerte y funcional

En esta galería de fotos podrás ver todos los ejercicios que te proponemos:

 

Galería relacionada

Core vertical

Te recomendamos

No te pierdas la nueva bici eléctrica de vanguardia de KYMCO, podrás probarlas grat...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Las sentadillas son un ejercicio clave para el trabajo muscular de piernas y glúteos....