Entrena tu abdomen, lumbares y glúteos: entrena tú CORE

Hace ya unas semanas os hablaba sobre el trabajo de core, que en inglés significa núcleo o centro, una buena pista que nos indica hacia donde debemos dirigir nuestros ejercicios si queremos trabajar los abdominales. Personalmente, siempre os indico que mis preferencias en cuanto al trabajo abdominal consisten en escoger aquellos ejercicios que impliquen al transverso y oblicuo abdominal en mayor grado, debido a su conocida acción constrictora, es decir, control de la distensión abdominal, perímetro o barriguita, como lo queráis llamar. Con el paso del tiempo, una inadecuada higiene postural, la falta de ejercicio, un estilo de vida sedentario y una dieta inadecuada (o excesiva en calorías), la musculatura del abdomen se distiende y se relaja, lo que provoca el comienzo de la curva de la “felicidad” o “infelicidad” según se mire.  Por eso es tan importante implicar a estas regiones del abdomen, no solo en nuestras rutinas de abdominales, sino en el mayor número de ejercicios posible. Además, otro aspecto que podemos tener en cuenta si vamos a realizar una sesión de abdominales es el orden de los ejercicios, dejando en último lugar a los que impliquen de forma explícita al recto abdominal. Esta recomendación tiene un motivo y es el siguiente: en un gran número de ejercicios y movimientos, tanto en la sala de fitness como en nuestro día a día,  participa el recto abdominal, predominantemente la porción superior del mismo y por eso no es necesario que dediquemos demasiado tiempo a este tipo de ejercicios. Además, cuando lo hacemos debemos observar que nuestro abdomen se proyecta hacia el exterior, logrando el efecto contrario al deseado (en la mayoría de los casos)
Raúl Notario -
Entrena tu abdomen, lumbares y glúteos: entrena tú CORE
Entrena tu abdomen, lumbares y glúteos: entrena tú CORE
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Hace ya unas semanas os hablaba sobre el trabajo de core, que en inglés significa núcleo o centro, una buena pista que nos indica hacia donde debemos dirigir nuestros ejercicios si queremos trabajar los abdominales. Personalmente, siempre os indico que mis preferencias en cuanto al trabajo abdominal consisten en escoger aquellos ejercicios que impliquen al transverso y oblicuo abdominal en mayor grado, debido a su conocida acción constrictora, es decir, control de la distensión abdominal, perímetro o barriguita, como lo queráis llamar. Con el paso del tiempo, una inadecuada higiene postural, la falta de ejercicio, un estilo de vida sedentario y una dieta inadecuada (o excesiva en calorías), la musculatura del abdomen se distiende y se relaja, lo que provoca el comienzo de la curva de la “felicidad” o “infelicidad” según se mire.  Por eso es tan importante implicar a estas regiones del abdomen, no solo en nuestras rutinas de abdominales, sino en el mayor número de ejercicios posible. Además, otro aspecto que podemos tener en cuenta si vamos a realizar una sesión de abdominales es el orden de los ejercicios, dejando en último lugar a los que impliquen de forma explícita al recto abdominal. Esta recomendación tiene un motivo y es el siguiente: en un gran número de ejercicios y movimientos, tanto en la sala de fitness como en nuestro día a día,  participa el recto abdominal, predominantemente la porción superior del mismo y por eso no es necesario que dediquemos demasiado tiempo a este tipo de ejercicios. Además, cuando lo hacemos debemos observar que nuestro abdomen se proyecta hacia el exterior, logrando el efecto contrario al deseado (en la mayoría de los casos)

Hoy os presento una serie de ejercicios destinados al trabajo de core. Implicamos a toda la región del abdomen, glúteos y zona lumbar. Gracias a esto lograremos un mejor control postural, mayor fuerza en la zona centro de nuestro cuerpo y por lo tanto una mayor transferencia hacia nuestras actividades deportivas y nuestro día a día.

¿Empezamos?

core6

core7

core8

core9

Todos estos ejercicios siguen una misma tónica, trabajo de glúteos, lumbares y recto abdominal. Favorecemos la acción de los estabilizadores de la columna y trabajamos la propiocepción (dominio del cuerpo y su posición en el espacio).

Espero que os resulten de utilidad mis consejos y que disfrutéis de un buen fin de semana deportivo. Ánimo con vuestras rutinas SPORTLIFER@S



insta sport_raul  (sport_raul)
   twittersport_raul (sport_raul)

 

Fotografía: Cesar Lloreda

 

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Así es New Balance 2018 TCS New York City, la colección oficial que se inspira en el ...