Army Race 2015, desafío acorazado

Army Race 2015
Raúl Notario -
Army Race 2015, desafío acorazado
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

Army Race 2015

El pasado día 31 de octubre, tuvo lugar en la Base Militar El Goloso BRIAC XII , la carrera denominada Army Race, desafío acorazado. Y el título, desafío, nunca fue más oportuno. A todos los amantes de este tipo de eventos les tengo que comunicar que, a partir de ahora, marco en rojo el calendario con la fecha de esta carrera.

La organización, la distribución de las pruebas, la exigencia (de menos a más), la seguridad y sobre todo, lo divertido del trazado,  hacen que mi valoración sobre esta primera edición del desafío acorazado sea prácticamente de 10.

La prueba comenzó con unos cuantos metros de carrera, para a continuación comenzar salvando el primer obstáculo, una barrera elevada de madera, que había que superar utilizando el impulso necesario (fuerza explosiva). A continuación, tras unos cuantos cientos de metros más, llegamos a un pequeño “foso” con agua. Atravesarlo suponía que el agua te llegará a la altura de la cintura aproximadamente. Inmediatamente después había que superar una serie de escalones atravesando chorros de agua laterales (por si todavía no nos habíamos mojado suficiente).

Tras correr unos cuantos metros más y superar una serie de obstáculos, a modo de neumáticos de camión y demás, llegamos a la pista americana, típico recorrido militar con varios obstáculos. Paredes verticales, fosos, arrastres por debajo de la alambrada, equilibrios…

Después de esto, para seguir calentando, llegamos a una zona en la que teníamos que colocarnos unas gafas de protección para esquivar zonas con humo, pasar por unas trincheras con poca visibilidad, superar escombros y salvar los desniveles del terreno.

Un poco más adelante llegamos a “la charcha”, aunque no fue solo una, fueron varias las zonas de agua y barro que tuvimos que superar (y bastante amplias, por cierto). Al final, estos obstáculos son los que dan el punto de humor y resistencia a este tipo de pruebas y la organización, era consciente de ello.

No me puedo olvidar de las pruebas en las que tuvimos que pasar por encima y debajo delos carros de combate, el camión que tuvimos que atravesar ¡por arriba!, pasando por su bañera cargada de agua y barro, atravesar “alcantarillas”, en las que difícilmente cabía una persona agachada y  con una lluvia de mangueras por encima, subir desniveles de incluso el 80% mientras los soldados te apuntaban con unos potentes chorros de agua…  Para cuando ya pensábamos que casi habíamos terminado, llegamos a la piscina ¡a nadar con  ropa un ancho! Llamadme loco, pero me lo pase en grande. Además al finalizar la organización tenía preparado para cada uno de nosotr@s un caldito calentito, agua, bebidas isotónicas, etc. Por si fuera poco, a la hora de ducharnos, teníamos tiendas de campaña gigantes, con calefacción y duchas individuales ¡con agua caliente!

Tengo que decir que me hubiera gustado realizar el recorrido de al menos 10km, pero por la tarde (a las 7) tenía otra carrera muy divertida, Halloween Run y creí que tal vez sería demasiado. El año que viene no me lo pierdo. Aunque os advierto que esta carrera no puede superarse así como así, si pensáis participar en este tipo de eventos debéis planificar bien vuestra preparación. Realizar trabajos de fuerza y fuerza-resistencia, además de hacer ejercicio aeróbico de forma regular. Gracias a esto podrás disfrutar de la carrera, sin necesidad de sufrir, de un modo innecesario.  Para ello puedes consultar mi blog y nuestra página web, donde hay un gran número de planes de entrenamiento, rutinas, etc. www.sportlife.es



Recordad que después de este tipo de eventos (y más cuando haces dos carreras en un día) el descanso y la alimentación son clave. Aunque, en una carrera normal de unos 7 km, a intensidad media, no se agotarían los depósitos y reservas de glucógeno, al tratarse de un evento especial, con momentos de alta intensidad y ejercicios de fuerza, yo preferí prevenir y después de la carrera (antes de 1h tras su finalización) tome HC de lenta absorción y algo de potasio en forma de fruta (plátano). Para comer, tomé arroz integral, algo de carne y fruta natural. Una hora y media antes de la carrera un poco de fruta (plátano) y un café. Entre medias, realice unos 15 minutos de ejercicios de flexibilidad y movilidad articular y lo cierto es que me encontré bastante bien durante todo el día. Después de la segunda carrera, seguí la misma estrategia, incluyendo estiramientos suaves al llegar a casa. Como imaginaréis, dormí bastante bien esa noche.

Tú también puedes conseguirlo, todo es cuestión de plantearlo e intentarlo. Lo cierto es que tampoco fue nada extraordinario. Mucho ánimo con el fin de semana deportivo Sportlifer@s.


 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...