Así debe ser un buen líder

Estamos en pretemporada, un buen momento para plantearte cómo son las características de tu equipo de trabajo y de entrenos
Patricia Ramírez -
Así debe ser un buen líder
Las características de un buen líder
Entrénate para la vida
Entrénate para la vida (blog de Patricia Ramírez)

“Los valores del deporte son valores para la vida. No todo es actitud...pero sin ella, no somos nada.“

Es momento de pretemporada, de crear equipo de trabajo, de rodearte de buenos profesionales y buenas personas. Y también es el momento de dirigir y liderar. ¿Qué te hace ser un buen líder? Te dejo quince puntos de mi libro Así lideras, así compites, que recojo como aquello que define al buen líder. ¿Te identificas con ellos o tienes que trabajar en alguno?

Las características de un buen líder

1. Es una persona clara y va de frente. Esta virtud genera tranquilidad en el ambiente de trabajo. No tienes que consultar un código para descifrar sus intenciones o estar interpretando si tiene un buen día o no, si es el momento de consultarle una duda porque pueda sentarle mal.

2. Transmite valores y se comporta de forma coherente con los mismos. Los valores dan sentido a tu forma de actuar contigo mismo y con los demás. Los valores como la lealtad permiten que el grupo al que diriges sepa qué tiene que respetar y a qué atenerse para pertenecer a él. Tú eres su máximo representante y tendrás que ser el modelo de conducta de todo lo que prediques.

3. Tiene un locus de control interno. Se responsabiliza de sus éxitos y de sus fracasos y busca factores internos propios y del grupo para justificar la responsabilidad de su trabajo. Si deseas que tus jugadores sean responsables y autocríticos, tú también tienes que serlo contigo mismo. Es cierto que parte del entorno no lo controlas, y de que existe un locus de control externo que te condiciona, que influye y que cambia los resultados. Un árbitro que se puede equivocar o se te puede pinchar la bicicleta y perder una carrera, pero lo que no depende de ti pertenece al mundo inútil, ese mundo en el que no puedes intervenir. Así que enseñar a los tuyos a echar balones fuera es la mejor manera de fracasar y no poder responsabilizarte del futuro.

4. Es prudente y se muerde la lengua. Las personas educadas tienen la capacidad de no verbalizar todo lo que les pasa por la mente. Se llama autocontrol y es un valor importante para poder relacionarnos sin hacer daño. Hay personas especialmente sensibles a la crítica y según cómo te expreses, puedes bloquearlas o motivarlas. Cuidar tu forma de expresarte es una de las fortalezas de los grandes líderes.

5. Saca la cara siempre por los suyos.Las correcciones a las personas que diriges se hacen en privado. Ningún jugador se siente seguro cuando sabe que sus errores pueden llevarle a ser criticado en público. Y si el jugador no se siente seguro, no jugará con valentía.

6. Se gana el respeto a través de su ejemplo y entrega. Son los argumentos y no el autoritarismo lo que te posiciona como líder delante de los tuyos. Tu know-how y tu honestidad dando ejemplo práctico con lo que predicas a nivel teórico son tu mejor escaparate. Respetamos a las personas que demuestran coherencia entre lo que dicen que van a hacer y lo que hacen.

7. Es positivo. Saca aprendizajes constructivos de la derrota y de los malos momentos e insufla optimismo y energía cuando más se necesitan. Nos fascinan las que buscan más las soluciones que centrarse en los problemas y los que son capaces de analizar una situación problemática sin entrar en un estado de shock y estrés.

8. Se preocupa por el bienestar y calidad de vida de sus jugadores. Disfrutar del trabajo tiene una relación directa con el compromiso de los jugadores y con la calidad de lo que hacen. Nadie sale corriendo de lugar en el que te sientes a gusto.

9. Es un elemento motivador dentro del grupo. Influye en sus jugadores y compañeros de tal forma que les ayuda en la consecución de sus objetivos individuales y grupales. Sabe cómo dar ánimos y cómo transmitir fuerza.

10. Delega, y delega bien. Si siempre eres tú como líder el que tiene que tenerlo todo controlado, limitas la autonomía y el asumir responsabilidades por parte de tu equipo. Necesitas delegar, primero porque permitirá que toda tu atención esté en temas que otros no pueden atender, y segundo, porque delegar motiva a los otros.

11. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre sus miembros. Muchos entrenadores se sienten amenazados cuando el equipo se reúne al margen de ellos. Interpretan que los jugadores se juntan para criticarles o confabular. Y no es así. Como entrenador, permite y facilita que tu equipo tenga su espacio, que se relacionen y que incluso te hagan propuestas para la mejora del grupo.

12. Sabe adecuar su estilo de liderazgo. No todo el mundo está igual de preparado, bien sea por su nivel de autonomía o por su grado de motivación, para cumplir con lo acordado. La adecuada elección del estilo de liderazgo te puede ayudar a sacar lo mejor de cada uno.

13. El líder se pone objetivos desafiantes e invierte esfuerzo para conseguirlos. ¿Cómo vas a pedir a tu equipo un nivel de esfuerzo y que tengan ambición si tú careces de ellos? Los objetivos desafiantes nos llevan a dar más de nosotros que los objetivos fácilmente asequibles. Educa a los chicos para que sepan que nada es regalado y que en esta vida las palabras esfuerzo y trabajo son el trampolín para alcanzar el éxito.

14. El líder es creíble y fiable ante los suyos, hace que se sientan seguros y respaldados. Los jugadores que se sienten seguros trabajan mejor, con niveles adecuados de tensión, con la seguridad de que pueden intentar cosas nuevas y de que el fallo no les va a costar la titularidad. Los tuyos necesitan sentirse respaldados por ti.

15. Es simplemente inteligente. Una persona inteligente es aquella que tiene puntuaciones altas en la inteligencia académica. Pero ese tipo de inteligencia no te convierte en socialmente hábil. Necesitas entrenar tu inteligencia emocional y social.

No te desanimes si ves que no reúnes los puntos descritos. Lo bueno del liderazgo es que si uno lo desea, siempre puede entrenarse en ello. Puedes dejar tus comentarios sobre aquello que desearías mejorar y así podré enfocar el siguiente post en función de vuestras necesidades.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...