¿Y quién se acuerda de la industria del deporte?

Está claro que ahora mismo hay otras preocupaciones mayores en las vidas de muchos de nosotros que el deporte, pero también es cierto que tendremos que dar pasos adelante para defender cosas como el deporte que nos hace felices y que forma parte de forma inseparable de la vida que queremos vivir.

¿Y quién se acuerda de la industria del deporte?
¿Y quién se acuerda de la industria del deporte?

Está claro que en estas crisis todos somos perdedores. El Covid-19 ha puesto nuestras vidas patas arriba y nos ha colocado en el filo del precipicio. Por ello, hay que entender las quejas de todo el mundo porque cada uno tenemos un pilar económico en nuestras vidas y es lógico que reclamemos ayuda y comprensión si vemos que se viene abajo.

Por ello, yo entiendo (aunque está en las antípodas del estilo de vida que yo quería para nuestra sociedad) la queja de la gente que vive del ocio nocturno y hasta de los fumadores. El argumento de que hay miles de familias que viven de ello siempre tiene su peso aunque en esta ocasión tenemos todos que entender que debe ser equilibrado con el de “lo primero es frenar la expansión de la pandemia hasta que la vacuna nos permita regresar en lo posible a lo que era nuestra vida".

¿Y quién se acuerda de la industria del deporte?

¿Y quién se acuerda de la industria del deporte?

Lo que sí que ha fastidiado es que casi nadie repara en que detrás del deporte también hay una industria, una industria además de la SALUD (con mayúsculas) y que también hay miles de puestos de trabajo en juego en gimnasios e instalaciones de deportivas, en las organizaciones de eventos, en las clases extraescolares deportivas, etc. Las estructuras del deporte popular, del deporte-salud, van a salir incluso más dañadas que el deporte de alta competición y si no se pone remedio la promoción de la Actividad Física en nuestro país podría tener un importante retroceso si no se toman medidas para apoyar a esta industria que claro que tiene algunas grandes cadenas de clubes de fitness pero que en su mayoría son pequeños proyectos de emprendimiento de personas que aman el deporte y que son sus mejores embajadores “a pie de calle", que estamos hablando de ciento de autónomos que llevan años poniéndonos en forma y motivándonos a tomar el camino de una vida más saludable.

Está claro que ahora mismo hay otras preocupaciones mayores en las vidas de muchos de nosotros que el deporte, pero también es cierto que tendremos que dar pasos adelante para defender cosas como el deporte que nos hace felices y que forma parte de forma inseparable de la vida que queremos vivir.