Los alimentos quemagrasas

Los 7 magníficos para acabar con el michelín
Sport Life -
Los alimentos quemagrasas
Los alimentos quemagrasas

Los alimentos quema-grasas son en realidad los necesarios para que las hormonas y sustancias naturales de tu metabolismo puedan trabajar adecuadamente. Descubre los protagonistas del metabolismo energético y podrás comer adecuadamente para alimentarlos.

1. La controladora de la glucosa: la insulina

La hormona principal en el metabolismo es la insulina que se segrega en el páncreas cuando te alimentas y se encarga de detectar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre y cuando estos se elevan, se produce más insulina para que la glucosa no se quede en la sangre, pase a las células y se guarde como energía de reserva. A más cantidad de insulina más grasa llega a los tejidos. Los alimentos que hacen que aumente la glucosa en sangre son los alimentos ricos en hidratos de carbono simples como los dulces, el azúcar, los caramelos, las bebidas dulces, e incluso alimentos como la pasta o el arroz muy hecho provocan una respuesta glucémica alta. Si escoges alimentos ricos en fibra o en hidratos de carbono complejos como los de índice glucémico (IG) bajo, puedes rebajar la glucosa en sangre y no ?provocar? la respuesta de la insulina, reduciendo la cantidad de grasa de reserva y mejorando el consumo energético.

2. El glucagón adelgaza

El glucacón es la hormona antagonista de la insulina, se segrega en el páncreas cuando la glucosa en sangre baja. Se encarga de estimular al hígado para que eleve la glucemia (tasa de glucosa en sangre) a base de transformar en azúcar la grasa de las células de reserva. Cuanto más glucagón se segrega, más grasa se ?quema?. Para conseguir que el glucagón ?domine? en la ecuación hay que evitar los alimentos dulces o de IG alto y no pasar hambre, de ahí que debas hacer al menos 5 comidas al día, intentando que no pasen más de 3 horas entre cada una de ellas. Cuanto más estable sean los niveles de glucosa en sangre, más fácil te resultará quemar grasas sin pasar hambre.

3. La hormona del crecimiento

No sólo se encarga de hacernos crecer cuando somos niños, también es responsable de la formación de tejido en las personas adultas. Pero esta hormona va disminuyendo de nivel hasta la vejez. Cuando duermes la hormona del crecimiento se encarga de regenerar y crear nuevas células musculares y en este proceso consigue la energía almacenada en la grasa de las células del tejido adiposo. La hormona del crecimiento necesita dos aminoácidos principalmente: arginina y lisina, por eso es importante aumentar la dosis de alimentos ricos en ellos como copos de avena, lácteos y derivados, huevos y carne de aves sin grasa. Además necesita vitamina C y vitamina B6 por lo que también es importante tomar alimentos como pimientos, brécol, col, bayas, kiwi y cítricos por un lado, junto a levadura de cerveza, cereales integrales, germen de trigo, salmón, frutos secos y legumbres.

4. Carnitina

No sólo es un suplemento para perder peso, en realidad es una molécula natural que interviene en el transporte de las moléculas de grasa desde las células adiposas a las mitocondrias de las células que necesitan energía. Para sintetizar carnitina de forma natural nuestro cuerpo necesita dos aminoácidos: lisina y metionina. La lisina se encuentra en los lácteos, huevos, carnes, mientras que la metionina procede de la carne de cordero, ternera y aves. Las personas vegetarianas y con exceso de peso suelen tener carencias de metionina al no tomar alimentos de origen animal.

5. Taurina

Es un estimulante potente, un aminoácido que hace que la glándula pituitaria segrege hormonas para mantener el estado de alerta y para extraer la grasa de reserva de forma que dispongamos de energía para la actividad extra que se avecina. Además de las bebidas energéticas como esa que te da alas y algunas más, puedes encontrar taurina en crustáceos, marisco y carne.

6. Hormonas del Estrés

No todo es negativo en cuestiones de estrés. Si la sabes manejar, un poco de tensión te ayuda a adelgazar. Las hormonas adrenalina y noradrenalina inhiben la producción de insulina en el páncreas, así se queman más grasas para producir energía para mantener el estado de alerta ante situaciones estresantes. Otra hormona del estrés es la cortisona que también libera las grasas de las células adiposas. Es una de las razones por las que la gente pierde peso después de situaciones trágicas o peligrosas. ¿Cómo conseguirlo? No es cuestión de trabajar horas extra y conseguir que tu superior te grite más, ni de ponerse en peligro, mejor aumenta la dosis de vitamina C para que las hormonas del estrés trabajen mejor.

7. Metionina

La metiona es un aminoácido esencial lo que significa que necesitas obtenerlo a partir de alimentos porque no puede ser sintetizado por el organismo. Se encarga de la degradación de proteínas y lípidos, estimula la producción de adrenalina a la vez que es uno de los componentes de las proteínas del tejido muscular. Cuando los niveles de metionina en sangre bajan, uno de los síntomas más normales es la fatiga y el cansancio. Encuentras metionina en la yema de huevo, carne, pescado, aves, yogur, queso y lentejas.


Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...