¿Quieres reducir cintura? Prueba con los hipopresivos

No dejas de hacer abdominales y ejercicio aeróbico... pero en lugar de reducirse, tu cintura cada día aumenta más. Probablemente estás realizando los movimientos de forma incorrecta. Te damos las claves para que reduzcas cintura de verdad.
Tamara Rial y Piti Pinsach -
¿Quieres reducir cintura? Prueba con los hipopresivos
¿Quieres reducir cintura? Prueba con los hipopresivos

 

  • El dato

Investigaciones hechas por la Universidad de Santiago y la de Vigo con mujeres de edades comprendidas entre 25 y 60 años que realizaron, durante 3 meses, 3 veces a la semana 20 minutos de los Ejercicios Abdominales Hipopresivos, demostraron una reducción significativa del perímetro de la cintura de 3,5 cm de media y una disminución de la incontinencia urinaria de 2,8 puntos de media que equivalía, en algunos casos, a la desaparición de las pérdidas.

  • Tu plan hipopresivo

Debes tener en consideración unas pautas previas a seguir en todos los ejercicios:

→ Crece. Mantén una autoelongación desde el inicio del primer ejercicio hasta el final e incluso durante las transiciones entre ejercicios.

→  Adelanta el eje de gravedad. Desplaza el peso de tu cuerpo hacia adelante.

→  Ensancha tu tronco. Estírate hacia los lados, separa los hombros como si se quisiera ensanchar el tronco, es lo que se conoce como decoaptación.

→ Expulsa el aire y abre tus costillas. Sin aire haz como si quisieras coger aire ampliando tu caja torácica. Esto crea una mayor disminución de la presión abdominal.

→  Cuando precises inspirar (después de 10 a 30 segundos), haces tres respiraciones torácicas y de nuevo expulsa el aire para repetir el ejercicio dos veces las primeras sesiones y aumentas cada semana una repetición más hasta llegar a realizar 20 minutos de sesión con estas pautas.

Publicidad

Repite dos días a la semana esta serie de ejercicios durante 20 minutos después de hacer una progresión inicial.

1. Pies paralelos, ligera flexión de rodillas, cadera neutra, eje de gravedad inclinado ligeramente hacia delante. Gira los brazos hacia adentro y mantén los dedos de las manos extendidos apuntando hacia tus caderas. Mira al horizonte mientras creces. Expulsa el aire y abre las costillas.

Evitar pensar en entrar abdomen o subir el periné pues lo harán solos, esta es la magia de los hipopresivos.

2. Igual que el ejercicio anterior sólo que inclinas el tronco hacia adelante y apoyas las manos justo encima de tus rodillas.

Imagina que alguien te toca los codos y debe empujar hacia él. Crece alargando tu columna de modo que pones el peso en la punta de los pies. Expulsa el aire y abre las costillas.

3. De rodillas con los dedos de los pies en el suelo, lleva el peso de tu cuerpo hacia adelante y mantén los brazos en la misma posición que tenías en el primer ejercicio, crece. Expulsa el aire y abre las costillas

 

Publicidad

 

Apoya las manos en el suelo a la altura de los hombros, con los dedos de las manos que se miran entre sí, codos ligeramente flexionados, imagina que te tiran de pelo hacía delante de modo que pones más peso en tus manos que en tus rodillas. Expulsa el aire y abre las costillas.

Publicidad

 

Siéntate con las rodillas ligeramente flexionadas, las puntas de los dedos que miran hacia arriba, los brazos como en el primer ejercicio y crece. Expulsa el aire y abre las costillas.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...