El gasto metabólico, la clave para adelgazar

La ciencia ha demostrado desde hace ya unas décadas,la rentabilidad de realizar esfuerzos de alta intensidad para aumentar el gasto energético post esfuerzo incluso hasta días después de haberlo realizado.
Alberto Cebollada -
El gasto metabólico, la clave para adelgazar
El gasto metabólico, la clave para adelgazar

El gasto metabólico es la energía que necesita tu organismo para realizar las funciones fisiológicas y mantener la actividad celular. Este se puede incrementar aumentando la actividad física mediante la realización de esfuerzos musculares de larga duración o/y también realizando esfuerzos de alta intensidad.

El concepto “impacto metabólico” es un estado de estrés que se ocasiona en el organismo durante y después del entrenamiento físico y que cursa con un incremento de la actividad celular con el objetivo de recuperar el equilibrio previo a la realización del esfuerzo. Esa sensación de “estar fundido” tras un entrenamiento o competición , es la que al organismo le supone un esfuerzo extra para recuperarse, y esto requiere incrementar el gasto metabólico. Lo que la ciencia ha demostrado desde hace ya unas décadas, es la rentabilidad de realizar esfuerzos de alta intensidad para aumentar el gasto energético post esfuerzo incluso hasta días después de haberlo realizado. Y esto se logra al someter al cuerpo a estímulos muy intensos durante breves periodos de tiempo, seguidos de poco tiempo de recuperación entre ellos.

Este tipo de entrenamiento conocido como HIIT (high, interval, intensity, training), son más efectivos para incrementar el gasto que periodos de esfuerzo menos intensos pero más largos. Esto hace referencia a la rentabilidad del tiempo que se dedica para lograr incrementar el gasto de energía. Una visión más actual de la ciencia del entrenamiento corrobora que los entrenos de alta intensidad no solo permiten obtener múltiples beneficios de cara al mayor consumo de energía post esfuerzo, sino que también permiten mejorar el rendimiento por otras vías energéticas diferentes a la exclusiva aeróbica.

Múltiples Investigaciones han demostrado que intervalos cortos de alta intensidad mejoran y aumentan también la oxidación de grasas y de los carbohidratos por parte de las mitocondrias celulares, en un nivel incluso superior al entrenamiento de resistencia de baja intensidad, pudiendo dedicarle menos tiempo. Interesantes resultados confirman que acumular tan solo entre 3 y 10 minutos de esfuerzos realizados a alta intensidad como esprints o pedalear al máximo (all out) en intervalos entre 20 y 60 segundos, tres veces por semana, mejoran la capacidad oxidativa del músculo esquelético y los índices de salud cardiometabólico, como el máximo consumo de oxigeno (VO 2 max), la tensión arterial, y reducen también las reservas de grasa.

Como ves incluir breves ráfagas de esfuerzos realizados a alta intensidad mientras nadas, corres o pedaleas te servirán para consumir más energía y también para mejorar tu rendimiento y tu salud.

Referencias:

Gillen et col (2014). Is high-intensity interval training a time-efficient exercise strategy to improve health and fitness? Appl Physiol Nutr Metab

Tabata et col (1996). Effects of moderate-intensity endurance and high-intensity intermittent training on anaerobic capacity and VO2max. Med Sci Sports Exerc.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Pavlo Bazilinskyy, un investigador ucraniano, fue el último de los 30.000 maratoniano...

AñosLuz sortea un viaje a Marruecos, ¡no te lo pierdas!...

Si no duermes bien, por mucho que entrenes…no hay nada que hacer. Te damos las claves...

Al descubrir la imagen de este nuevo crossover puedes caer en la tentación de admirar...

¿Y si convertimos esas botellas de plástico que tanto contaminan en una prenda deport...

Más ligera, más rápida y aún más brillante. Te avanzamos cómo es la última generación...