Postura de la silla con torsión o Parivrtta Utkatasana

Descubre todos los beneficios que te aporta la silla con torsión o Parivrtta Utkatasana
YogaFit -
Postura de la silla con torsión o Parivrtta Utkatasana
Postura de la silla con torsión o Parivrtta Utkatasana

La postura de la silla con torsión o Parivrtta Utkatasana te aportará los siguientes beneficios: 

- Fortalece los músculos flexores de la cadera, la parte delantera de los muslos, los músculos aductores de los muslos internos y los músculos de los glúteos de las caderas.
- Fortalece y estira los músculos de la pantorrilla.
- Abre el pecho, los hombros y la espalda superior.
- Mejora el rango de movimiento en los tobillos.
- Aumenta la propiocepción (o el sentido de la posición en el espacio) en los pies.
- Tradicionalmente concebido para estimular sus órganos abdominales y tu corazón.

Te contamos cómo conseguir alcanzar esta postura en cuatro pasos:

1. Comenzamos de pie en Tadasana (postura de la montaña), con los pies separados a la anchura de las caderas y los brazos relajados a ambos lados del cuerpo. Inhala y levanta los brazos. Exhala, lleva el peso del cuerpo a los talones y dobla las rodillas, moviendo las caderas hacia atrás y hacia abajo en Utkatasana. Intenta que las rodillas queden sobre los tobillos. Tira hacia atrás de los muslos para llevar la pelvis hacia abajo, ya que te permitirá una mayor torsión.

2. Exhala y lleva las manos frente al pecho. Inhala y lleva las manos juntas hasta la cabeza. Lleva los muslos hacia atrás y hacia abajo, alargando la columna vertebral. En una exhalación, coloca el codo izquierdo por fuera del muslo derecho tan bajo como puedas, y presiona las palmas juntas. Lleva las palmas de las manos un poco hacia abajo y hacia el ombligo, empujando la mano de arriba hacia abajo un poco más para abrir la clavícula y girar el pecho.

3. Manten el peso en los talones, especialmente en el talón izquierdo. Gira suavemente abdomen, el pecho, el cuello y la cabeza aún más hacia la derecha, inhalando profundamente.

4. Abre los brazos en línea recta, presionando el brazo izquierdo contra el muslo derecho, aprovechando para girar un poco más. Manten esta posición durante 5 respiraciones y luego exhala y descansa. Repite cambiando de lado.

Puedes añadirle un poco de dificultad apoyando la mano izquierda en la colchoneta por fuera del pie derecho y llevando el brazo derecho hacia arriba. 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...