Los 10 consejos para los alérgicos al polen

Coincidiendo con el ecuador de la primavera las cifras de la concentración de pólenes ambientales se disparan causando patologías a 1 de cada 5 habitantes de nuestro país.

Los 10 consejos para los alérgicos al polen
Los 10 consejos para los alérgicos al polen

Nuestro equipo de SPORT LIFE trabaja para manteneros en forma e informados y ahora, con la caída de los ingresos por publicidad, necesitamos más que nunca vuestro apoyo. Hazte Prémium, desde solo 1 € al mes (1º mes gratis) y estarás haciendo posible que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra solo para suscriptores.

Según reflejan los datos emitidos por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) en 2019, más de ocho millones de personas han sufrido de alergia al polen en nuestro país, cifra que equivale casi al 20 % de toda la población.

En esta primavera de 2020, como consecuencia de un final del invierno muy lluvioso y la llegada de ventanas de buen tiempo prolongadas, han existido estaciones de medición de polen donde se han registrado cifras hasta cinco veces superiores a las obtenidas en los últimos 10 años. Por fortuna, gracias al bloqueo del transporte por el confinamiento, las cifras de contaminantes, sobre todo de dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno, que agravan los cuadros alérgicos, son muy bajas pero, aún así, una parte muy importante de la población está padeciendo patologías respiratorias de cierta intensidad que, sobre todo, en el ámbito doméstico llegan a ser muy molestas.

Los 10 consejos para los alérgicos al polen

Los niveles de polen

Un grano de polen, la unidad utilizada para calcular su concentración en la atmósfera, tiene un tamaño habitual de entre 20 y 50 micras (una micra=milésima parte de un milímetro). Desde un punto de vista aerológico se trata de partículas bastante grandes, por lo que se pueden filtrar o eliminar de forma relativamente sencilla.

Cuando hablamos de un nivel de alerta de polen nos referimos a:

  • Nivel bajo: menos 10 granos/metro cúbico de aire.

  • Nivel medio: entre 10 - 50 granos/metro cúbico de aire.

  • Nivel alto: más de 50 granos/metro cúbico de aire.

Prevención mejor que tratamiento

En la actualidad existen muchos medicamentos antihistamínicos que no causan los efectos de los ancestrales, como sueño, palpitaciones, obesidad… pero es mucho más sensato atajar los síntomas aislándonos, en la medida de lo posible, de los ambientes cargados de polen.

Si contemplamos la sintomatología de un alérgico desde un plano casi matemático veremos que, tomando algunas precauciones, se puede permanecer en un ambiente bastante limpio de granos de polen y disfrutar de una calidad de vida buena sin necesidad de abusar de los medicamentos.

Los 10 consejos para los alérgicos al polen

Te damos estos consejos para que puedas adaptar mejor tu casa para convivir con la primavera:

  • 1 En los momentos de máxima concentración de polen estarás mejor dentro de casa. Debes prestar atención a los días de tormenta con viento, es cuando mayores niveles se registran de polen en suspensión.

  • 2 Entre las 5:00 y las 10:00 es cuando se registran los mayores niveles de polen. Evita salir a esas horas y mantén las ventanas cerradas.

  • 3 También debes cerrar las ventanillas y activar el climatizador del coche con aire recirculante: la mayoría de los vehículos actuales llevan instalado filtro anti polen.

  • 4 Adquirir un purificador de aire es una fantástica idea, con capacidad para filtrar polen y bacterias (filtro HEPA): no escatimes dinero, los de marcas reconocidas (Dyson Rowenta, Xiami…) tienen capacidad para reciclar miles de metros cúbicos de aire por hora y para una habitación donde permanecemos muchas horas o dormimos son la mejor y más saludable solución.

  • 5 Mascarilla sí. Aprovechando que se ha roto la “vergüenza social" de llevar mascarillas, no dudes en utilizar por la calle tanto una mascarilla quirúrgica como unas gafas de sol (conjuntivitis alérgica), minimizarás al máximo la entrada de granos de polen a tu aparato respiratorio.

  • 6 Los granos de polen quedan atrapados en el interior de los tejidos: cámbiate de ropa cuando llegues a casa y la que te has quitado no la sacudas en el interior de una habitación cerrada. Por esta misma causa, no tiendas al exterior la ropa de un alérgico en la época de polinización. Deberías eliminar de tu casa moquetas y tapices de gran tamaño.

  • 7 Evita actividades con las que se pueda remover el polen: en caso de que tengas jardín encarga a otra persona que corte la hierba. En el interior de casa haz la limpieza con aspiradora y fregona: no utilices la escoba.

  • 8 Si no dispones de un purificador de aire, antes de irte a la cama, cierra todas las ventanas del dormitorio y pulveriza con agua la estancia. La humedad evita que los granos de polen floten en el aire. Tampoco es mala idea disponer en el dormitorio de un humidificador.

  • 9 Si te pilla fuera de casa el pasar una noche y sientes reacciones alérgicas, no dudes en dormir con una mascarilla: no olvides meterla en el equipaje. Notarás alivio a los pocos minutos de utilizarla.

  • 10 Consulta el boletín de pólenes de tu lugar de residencia. Los pólenes no subes de golpe: describen curvas de ascenso y descenso y se puede prevenir un pico de máxima concentración. Consulta el boletín diario que publica la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica para saber cómo está el ambiente de tu ciudad y cómo evoluciona la curva de los niveles de polen.

ESCUCHA AQUÍ COMPLETO NUESTRO NUEVO PODCAST "DEPORTE Y EN FORMA EN LA NUEVA NORMALIDAD"

Suscríbete gratis y no te perderás ningún episodio, estamos en IVOOX, en SPOTIFY y en APPLE PODCASTS.

Los mejores vídeos