Carne fitness al horno, capón y pierna de cordero que no alteran tu dieta

Si tienes una celebración o una reunión social tienes muchas más opciones que saltarte la dieta o condenar a tus amigos a ensalada y pollo, ¡aprende a cocinar el caón y la pierna de cordero de forma fit!
Domingo Sánchez/ Lidia Castillo -
Carne fitness al horno, capón y pierna de cordero que no alteran tu dieta
Carne fitness al horno, capón y pierna de cordero que no alteran tu dieta

¿Tienes una celebración a la vista? ¿Te toca cocinar en casa para familiares o amigos y estás temblando porque sabes que estas reuniones siempre se saldan comiendo mal y aportando calorías vacías a tu estudiado plan nutricinoal? ¡Pues lamentamos decirte que eso son excusas! Hay formas de preparar un menú saludable y que se ajuste a tus necesidades fitness, y que además no implique condenar al resto a comer pollo a la plancha. Hay carnes bastante magras que podrás hacer al horno acompañados de verdura hervida o ensalada y que saciará a todos y a ti te mantendrá con al conciencia tranquila. Te proponemos un menú con capón asado y otro con pierna de cordero.

Pescados fitness por excelencia, ¿atún o salmón?

Jamón serrano o cecina, ¿qué es más fit?

Pollo o terenera, ¿con qué te quedas?

Ventajas de cocinar la carne al horno

Aunque la forma fitness por excelencia es cocinar la carne a la plancha, cuando se trata de piezas grandes una idea muy buena y saludable es usar el horno para su elaboración. La carne al horno no pierda sus propiedades ya que el calor genera en el alimento una corteza en su superficie que hace que conserve sus nutrientes naturales y que no pierda ni vitaminas ni minerales. Con lo único que tenemos que tener especial cuidado si queremos una carne sabrosa y jugosa, pero que siga siendo no demasiado calórica, es con no embadurnarla con demasiada grasa, una mezcla de agua con sal, ajo, tomillo y romero podrían ser un sustituto adecuado para mantener la pieza de carne hidratada, y que se convierta en un plato jugoso y sin demasiadas calorías añadidas.

Además, el horno permite muchas formas de cocinar, asado pero también en papillote, cocinando el alimento envuelto con un material resistente al calor, para que así los jugos y los vapores que aparecen durante la cocción no se escapen del envoltorio.

 

Capón asado

El capón es un el pollo que ha sido castrado a los 3-4 meses y se cría y se ceba para consumirse como delicatesen gourmet. Al castrarlo no desarrolla sus características masculinas, siendo más tranquilos, también acumulan más grasa e incrementan la calidad de su carne que es más suave, jugosa y sabrosa que la de un pollo normal.

El capón presenta más grasa que el pollo convencional, pero en su mayoría monoinsaturadas, principalmente contiene ácido oleico, por lo que resulta saludable. Además, esta carne tiene menos contenido en colesterol que la de pollo.

Consejo de preparación:

Hornearlo durante 1 hora y media a 200ºC, dándole la vuelta cada media hora.

Calorías 229 kcal/100 g
Proteínas 29 g/100 g
Grasas 11,7 g/100 g
Hidratos de carbono 0 g/100 g

Pierna de cordero

Desde que el cordero nace hasta el mes y medio de edad recibe el nombre de lechal. Durante esta época su carne es de un rosa pálido, casi blanco, y tiene muy poca grasa. El siguiente es el ternasco, que no supera los 4 meses ni los 13 kilos de peso. A partir de los cuatro meses y hasta el año, se comercializa el cordero pascual, su carne es rosa oscuro y la grasa presenta un tono marfil.

Consejos de preparación:

Mezcla agua con sal en un tazón con tomillo, ajo y romero.

Pinta el cordero con la mezcla de agua y sal y colócalo en una fuente de barro sobre unos palitos, una cuchara de madera o una rejilla. Cubre el fondo con unas cucharadas de agua con sal. Introdúcelo en el horno a 150 grados durante 30 minutos, pintándolo con el jugo y regando cada 15 minutos. Tras media hora, dale la vuelta, píntalo con manteca fundida e introdúcelo de nuevo en el horno durante 45 minutos.

Calorías 178 kcal/100 g
Proteínas 18 g/100 g
Grasas 11,8 g/100 g
Hidratos de carbono 0 g/100 g

VEREDICTO

Ambas opciones resultarán comidas muy saludables, ya que las dos presentan gran cantidad de proteína de alto valor biológico y poca cantidad de grasa. Si bien el cordero puede tener más sabor, también es cierto que para algunas personas resulta un poco fuerte, en estos casos siempre queda la opción del capón, con un sabor más suave. El principal inconveniente de estos platos se encuentra en su acompañamiento, en ocasiones bañados con alguna salsa excesivamente grasienta o salada, por tanto, completa tu comida saludable con alguna fuente de vegetales como espárragos y añade los carbohidratos con alguna patata asada o guisantes

Te recomendamos

No te pierdas la nueva bici eléctrica de vanguardia de KYMCO, podrás probarlas grat...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Las sentadillas son un ejercicio clave para el trabajo muscular de piernas y glúteos....