El GPS que puede cambiar tu forma de entrenar como corredor

Llega Polar Vantage V, el primer GPS con medidor de potencia integrado en la muñeca.
Juanma Montero -
El GPS que puede cambiar tu forma de entrenar como corredor
El Polar Vantage V es el pulsómetro-GPS que le da el relevo al tope de gama de la marca finlandesa V800.

Echábamos de menos un relevo para el GPS pulsómetro tope de gama Polar V800 hace tiempo y afortunadamente la espera ha finalizado. Vantage es el nombre de la nueva familia de la marca finlandesa, integrada por el modelo V (499 €), en lo alto de la pirámide, que sería el sustituto del emblemático V800 y por el modelo M (279 €) un sólido gama media con potentes argumentos que viene a darle el relevo al M430. El Vantage V es el primero que hemos probado, es una unidad diseñada para usuarios de perfil avanzado y entrenadores, este último punto se refuerza con la nueva interface Polar Coach, la plataforma gratuita de comunicación entre entrenadores personales y deportistas. Con los nuevos Vantage el control que pueden tener los profesionales del estado de entrenamiento de sus deportistas es total. Vantage V tiene un rasgo único que nos ha seducido, la integración de un sistema de medición de potencia al estilo del Stryd pero en el propio dispositivo de muñeca, sin sensores externos. Usa los datos de tu velocidad, tu capacidad de aceleración y tus ascensos y descensos para estimar una cifra tremendamente útil para los que se toman más en serio la puesta en forma. A diferencia de las pulsaciones la variación de la potencia refleja perfectamente los cambios de intensidad, sobre todo los cortos, respondiendo al instante. Una pantalla inédita hasta ahora en un pulsómetro: las zonas de potencia en running sin usar dispositivos externos de medición.

Una pantalla inédita hasta ahora en un pulsómetro: las zonas de potencia en running sin usar dispositivos externos de medición.

Cuando solo estimas las pulsaciones, muchas sesiones realmente intensas con cambios cortos son interpretadas como ‘entrenamiento moderado’, sin embargo aunque a nivel cardio no haya habido pulsaciones muy elevadas, a nivel muscular el ‘castigo’ es muy grande. Polar Vantage V controla con la potencia ese parámetro y te dice si realmente estás o no recuperado. El ejemplo de un corredor que busca su mejor rendimiento en una carrera y se guía por velocidad es fácil de entender, en una subida o si el viento le da de frente intentar mantener el ritmo seguro que acaba por obligarle a un esfuerzo que pagaría en los últimos kilómetros, sin embargo si sabe cuál es su potencia óptima mantenida no tendrá más que hacer caso a esa cifra para poder seguir con su nivel de esfuerzo hasta el final. Polar Precision Prime es el único sistema óptico con 9 LED con dos diferentes longitudes de onda (luz verde y luz roja), más cuatro electrodos.

Polar Precision Prime es el único sistema óptico con 9 LED con dos diferentes longitudes de onda (luz verde y luz roja), más cuatro electrodos.

Un nivel por encima: Precision Prime

La detección óptica de pulsaciones es también otro punto diferenciador en los Vantage ya que usa 9 LED, cinco verdes y dos rojos, más cuatro sensores eléctricos de contacto, acompañados de un acelerómetro que detecta los momentos de posible desplazamiento de los LED y que podrían suponer lecturas erróneas. En deportes con mucho movimiento en los que los lectores ópticos tienden a fallar, hay un post procesado del registro de pulsaciones para dar la máxima precisión a los datos por medio de algoritmos creados por la propia marca. A esta tecnología le llaman Precision Prime y actualmente no hay ningún lector óptico tan sofisticado ni que funcione tan bien. La familia Polar Vantage de dispositivos multideporte está diseñada para contentar a todo tipo de deportistas, desde aeróbicos a los que hacen disciplinas de fuerza.

La familia Polar Vantage de dispositivos multideporte está diseñada para contentar a todo tipo de deportistas, desde aeróbicos a los que hacen disciplinas de fuerza.

La importancia de una buena recuperación

Hay más apartados en los que el Vantage saca una nota muy alta, como en la estimación de la recuperación, ya que controla tanto el estrés cardiovascular como el muscular y articular e incluso tiene en cuenta tus sensaciones, aconsejándote sobre tu recuperación para optimizar tu entrenamiento y para evitar lesiones. Training Load Pro suma las cargas que has recibido tanto cardio como musculares y Recovery Pro calcula tus necesidades de recuperación y te advierte del posible riesgo de lesión y del ‘desentrenamiento’ que supone el exceso cuando no estás respetando la recuperación que necesitas. Con toda esta información es capaz de estimar tu estado de forma y te dice si estás simplemente manteniendo la forma con tus sesiones, entrenando de forma productiva, excediendo tu capacidad de asimilar la carga o por el contrario perdiendo forma por no introducir la carga suficiente. Del análisis detallado de tus pulsaciones, más concretamente de la variabilidad de tu frecuencia cardiaca (HRV) el Polar Vantage V puede saber con bastante detalle tu nivel de entrenamiento haciéndote un test ortostático en pocos minutos, aunque para eso necesitas la banda de pecho H10 que se incluye solo en la versión más cara.

Los detalles también cuentan

La construcción del Vantage V muestra calidad, con un cuerpo de acero inoxidable y la lente elaborada en Gorilla Glass de alta resistencia. La pantalla es visible todo el tiempo, con funcionamiento táctil y ese rasgo se desactiva durante los entrenamientos, salvo el útil toque fuerte de pantalla que nos servirá para marcar tiempos parciales. El cristal recibe un tratamiento antihuellas y antirreflejos. Su correa está perfectamente ventilada y es sumamente resistente. Se vende también como accesorio, con diferentes colores, y en breve habrá nuevos diseños de correas con un toque más 'lifestyle'. Polar Vantage M no tiene pantalla táctil ni realiza el cálculo de la potencia en running, pero cuenta con la misma tecnología de lectura óptica de pulsaciones y casi todas las funciones avanzadas de entrenamiento del superior Polar Vantage V.

Polar Vantage M no tiene pantalla táctil ni realiza el cálculo de la potencia en running, pero cuenta con la misma tecnología de lectura óptica de pulsaciones y casi todas las funciones avanzadas de entrenamiento del superior Polar Vantage V.

POLAR VANTAGE M: ALUMNO AVENTAJADO

Para atletas menos ‘pros’ o con el presupuesto más ajustado la versión M del GPS multideporte Vantage (279 €) ofrece muchas de las características del V, aunque pierde la medición de potencia desde la muñeca. Sí que resulta compatible con sensores externos de potencia y está preparado para mostrar el dato en running (y por supuesto en ciclismo), pero no la puede registrar por sí solo. Su pantalla no tiene función táctil y en lugar de una carcasa de acero ésta es de poliamida, lo cual, unido a su batería de menor capacidad (para 30 horas a máxima precisión) permite aligerar hasta los 45 gramos respecto de los 66 que pesa el Vantage V. Utiliza el mismo sensor óptico con tecnología Polar Precision Prime, el único hasta el momento con 9 LED con dos diferentes longitudes de onda (luz verde y luz roja), más cuatro electrodos, que funciona perfectamente también en natación, argumento muy interesante siempre que se lleve bien ajustado, por encima del hueso de la muñeca y preferentemente con la zona de apoyo del reloj depilada. El aspecto externo del Polar Vantage M es casi idéntico al del tope de gama Vantage V.

El aspecto externo del Polar Vantage M es casi idéntico al del tope de gama Vantage V.

Igualmente cuenta con Training Load Pro, la nueva función que permite alcanzar la carga de entrenamiento ideal para un entrenamiento óptimo al registrar la sobrecarga que supone cada sesión. Te informa cuando estás sobreentrenado, cuando estás entrenando por debajo o cuando estás aplicando la carga correcta, aunque solo con la carga cardiovascular, ya que al no detectar la potencia no añade el factor de carga muscular que el V sí tiene en cuenta. Igual que el Vantage V, el M te da una aproximación bastante real a tu consumo máximo de oxígeno (VO2 máx.) por medio de su valor ‘Running Index’, permite descargar programas de entrenamiento de carrera desde 5k a maratón, descargables al reloj y tiene análisis detallado del sueño Polar Sleep Plus que detecta la calidad de tu descanso y te da consejos relacionados. Polar Vantage V 499 € / 549 € con Polar H10 sensor. Polar Vantage M 279 €. www.polar.es

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...