Probamos la cámara de acción sumergible de 46 €

Compacta, con el mismo tamaño y forma que una GoPro, la HD ISSHO SportCam es ideal para dar los primeros pasos en el mundo de los vídeos de acción.
Juanma Montero -
Probamos la cámara de acción sumergible de 46 €
Probamos la cámara de acción sumergible de 46 €

Apenas pesa 58 gramos, batería incluida, pero es capaz de captar vídeo en diferentes resoluciones, llegando hasta HD 1920 x 1080 a 25 fps. También permite hacer fotos con un máximo de 5 MP. Muy interesante su pantalla trasera LCD a color de 1.5”, ya que muchos productos de este nivel de precio y superiores no la tienen.

Facilita el encuadre y nos permite también reproducir lo grabado in situ, para repetir la toma si es necesario. Su objetivo es un gran angular, con 140⁰ de amplitud de toma, un ángulo que permite captar imágenes visualmente atractivas sin llegar a las poco naturales tomas de ojo de pez.

Con todos los accesorios

El kit incluye soportes para casco, tanto adhesivos para cascos cerrados como con tiras ajustables para pasar por las ranuras de ventilación, lleva soporte para manillar o tubos hasta 28 mm y una carcasa transparente estanca con la que podrás sumergir la cámara hasta 30 metros. En la caja además va el cable USB de conexión, un cargador para enchufarla en casa (detalle poco habitual), un cable fino de seguridad de acero por si se soltara la cámara de algún soporte para que no se caiga y el paño especial para limpiar la lente.

La batería es extraíble, de ión litio, con una capacidad de 900 mAh que permite hora y media de grabación. Las grabaciones se hacen sobre una tarjeta micro SD, no incluida, de un máximo de 32 GB de memoria y como utilidad extra, puede usarse como webcam en el ordenador.

¿Y cómo funciona?

Se controla de una forma muy intuitiva con los botones de cambiar función y confirmar la orden, ya que en su pantalla vas viendo todas las opciones y solo tienes que desplazarte por ellas con los botones laterales y confirmar lo que quieres que haga.

 

Así podrás variar los ajustes y funciones. Su punto más flaco es la calidad de imagen comparada con las cámaras “de marca” ya que al no tener estabilizador, cuando te mueves la grabación oscila en exceso. También le cuesta adaptarse a los contrastes y a las situaciones de contraluz y su sistema de foco es fijo, no es tipo autofocus, así que la nitidez no es alta. No podemos olvidar que es una cámara de iniciación, así que no le vamos a pedir más de lo que su óptica y su sensor pueden ofrecer.

Aquí la puedes ver lista para cualquier 'remojón' dentro de su carcasa estanca que aguanta hasta los 30 metros de profundidad.

Dimensiones: 29,8 x 59,2 x 41 mm.

Peso: 58 g con batería.

OK

- Calidad - precio.

- Compatible con accesorios GoPro.

- Pantalla trasera para encuadrar y para reproducir in situ lo grabado.

KO

- Con poca luz o con movimientos bruscos la calidad de imagen no es buena.

- Falta de definición.

- No se puede montar en el soporte de manillar con la carcasa sumergible (a falta de un tornillo especial). con la que iría más protegida.

Precio aprox. 46 €

Puedes conseguir la HD Issho Sport Cam con una oferta muy especial que incluye 12 ediciones de Sport Life: 12 ediciones SL + Cámara HD ISSHO SportCam por 46 €

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...