Gases intestinales: principales causas y tratamiento

Los gases intestinales aparecen en forma de eructos y de ventosidades. A través de este artículo te contamos cómo ponerles remedio

José Mª Tabares Pagola

Los gases intestinales provocan un fuerte dolor en la zona abdominal
Los gases intestinales provocan un fuerte dolor en la zona abdominal

Los gases intestinales están compuestos de nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono y metano. Se producen tras la fermentación de los alimentos mal digeridos en el intestino, que despúes se expulsan en forma de ventosidades a través del recto, o en forma de eructos por vía oral.

Este problema también se conoce como meteorismo y entre sus síntomas más frecuentes hay que destacar una fuerte hinchazón y dolor en la zona abdominal, a la que le suele acompañar de una leve dificultad al respirar.

Causas de los gases intestinales

El exceso de gases intestinales suele producirse por llevar hábitos alimenticios pocos saludables. Entre ellos, destaca por ejemplo llevar una dieta rica en grasas saturadas y carbohidratos, junto a un consumo desmesurado de bebidas gaseosas, alcohol y/o café.

Gases intestinales: principales causas y tratamiento

Los gases intestinales pueden llegar a ser muy molestos

También se puede producir al tragar aire de manera involuntaria tras haber comido o bebido demasiado rápido. Este efecto es lo que se conoce como aerofagia.

Asimismo, hay ciertos alimentos como la coliflor, la alcachofa, la judía o la lechuga que pueden aumentar la producción de gases intestinales debido a su alto contenido en fibra. A su vez, es un problema que también está muy relacionado con el sedentarismo.

Tratamiento para los gases intestinales

Existen distintas formas de decirle adiós a los gases intestinales. En ocasiones, su sintomatología puede ir desapareciendo con el paso del tiempo. Aunque para agilizar el proceso, se recomienda en primera lugar realizar ejercicio diario y constante. Un simple paseo de alrededor de 30 minutos puede ayudar a reducir de forma considerable este tipo de flatulencia.

Por otro lado, la forma en la que comes juega también un papel esencial a la hora de decirle adiós a la distensión abdominal. Para ello, es aconsejable llevar a cabo las siguientes rutinas:

  • Come lentamente masticando debidamente los alimentos. De esta forma, te aseguras que estos se dirigieren de forma correcta, evitando así las obstrucciones en el estómago.
  • Toma ciertas infusiones. Las de salvia, hinojo, anís o manzanilla son algunas de las más destacadas. Sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudarte a decirle adiós al meteorismo.
  • Evita la bollería industrial y la comida rápida. Y es que su alto contenido en azúcares y grasas saturadas solo va a conseguir agravar más este problema.

Por último, también existe la opción de realizar una serie de masajes en la zona afectada con el objetivo de reducir la hinchazón en la zona abdominal. Aunque para ello, es aconsejable ponerse en las manos de un especialista.

La mejor manera de evitar las flatulencias

Relacionado

La mejor manera de evitar las flatulencias

La fibra está presente en multitud de alimentos saludables.

Relacionado

¿Para qué sirve la fibra?

Un desayuno rico en fibra nos ayudará a empezar el día con buen pie

Relacionado

5 alimentos ricos en fibra para tomar en el desayuno