El “Plato de Harvard”, para comer sano y adelgazar

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard ha actualizado el concepto de la pirámide alimenticia con los más modernos estudios de nutrición y dietética.

Redacción Sportlife/© 2011 Universidad de Harvard - www.hsph.harvard.edu

El “Plato de Harvard”, para comer sano y adelgazar
El “Plato de Harvard”, para comer sano y adelgazar

Nuestro equipo de SPORT LIFE trabaja para manteneros en forma e informados y ahora, con la caída de los ingresos por publicidad, necesitamos más que nunca vuestro apoyo. Hazte Prémium, desde solo 1 € al mes (1º mes gratis) y estarás haciendo posible que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra solo para suscriptores.


Desde 2011, cuando los expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard y los editores en Publicaciones de Salud de Harvard desautorizaron la tradicional pirámide de los alimentos, se ha trabajado en un concepto mucho más realista, utilizando la infografía de “El Plato para Comer Saludable" a modo de guía para crear dietas equilibradas adaptadas a las necesidades de una sociedad moderna, teniendo en cuenta realidades como la utilización de tarteras para transportar comidas al lugar de trabajo o “comidas rápidas" saludables y equilibradas.

En 5 conceptos

Se podría resumir en estos cinco capítulos la confección del plato equilibrado y, a modo de recordatorio, se ha elaborado esta infografía para que los usuarios la puedan pegar en la puerta del frigorífico o llevar en el teléfono móvil.

El “Plato de Harvard

El “Plato de Harvard"
  • 1 Haga que la mayoría de sus comidas consistan en verduras y frutas (½ plato). Intente incorporar color y variedad, y recuerde que las patatas no cuentan como verduras en El Plato para Comer Saludable por su efecto negativo en el azúcar en sangre.

  • 2 Escoja cereales integrales (¼ de plato). Cereales integrales y sin procesar: trigo integral, cebada, granos de trigo, quínoa, avena, arroz integral, y las comidas hechas con estos ingredientes como pasta de trigo integral, tienen un efecto más moderado en el azúcar y la insulina que el pan blanco, arroz blanco, y otros cereales refinados.

  • 3 Valor proteico (¼ de plato). Pescado, pollo, legumbres (judías, garbanzos, lentejas…), y frutos secos naturales, son fuentes de proteínas saludables y versátiles; pueden ser mezcladas en ensaladas, y combinan bien con verduras en un plato. Limita las carnes rojas, y evita carnes procesadas como beicon y embutidos (salchichas).

  • 4 Aceites de plantas saludables (con moderación). Escoja aceites vegetales saludables y mínimamente procesados, como aceite de oliva virgen extra (AOVE), soja, maíz, girasol, cacahuete, y otros, y evite los aceites parcialmente hidrogenados, ya que contienen grasas trans no saludables. Recuerde que “bajo en grasa" no significa “saludable".

  • 5 Beba agua, café, o té. Evite las bebidas azucaradas, limite la leche y productos lácteos a una o dos porciones al día, y limite el zumo de fruta a un vaso pequeño al día.

Y el ejercicio…

Hay que mantenerse activo. La figura roja corriendo a través del mantel de El Plato para Comer Saludable es un recordatorio de que mantenerse activo también es importante en el control de peso.

El “Plato de Harvard

  • El tipo de carbohidratos en la dieta es más importante que la cantidad de carbohidratos en la dieta, porque algunas fuentes de carbohidratos, como las verduras (que no sean patatas), frutas, cereales integrales, y legumbres, son más saludables que otros.

  • El Plato para Comer Saludable también aconseja a los consumidores evitar las bebidas azucaradas, una fuente principal de calorías.

Suscríbete gratis a nuestros PODCAST y no te perderás ningún episodio, estamos en IVOOX, en SPOTIFY y en APPLE PODCASTS.