¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Si no duermes bien, por mucho que entrenes…no hay nada que hacer. Te damos las claves para elegir el que mejor se te adapta.
Sport Life para IKEA -
¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?
¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Por si aún no eres consciente de ello, el descanso es esa parte del ‘entrenamiento invisible’ imprescindible para estar a tope de forma y con la máxima vitalidad y el soporte en el que lo haces es una clave esencial.

La parte básica de la ecuación es que pases en la cama el tiempo que tus músculos y tu sistema nervioso precisan para recuperarse, una cifra muy personal que oscila entre las 6 y las 9 horas, de media. Pero de nada vale pasar el ‘tiempo reglamentario’ en la cama si nuestro colchón no nos permite descansar de forma óptima.

El colchón debe adaptarse a ti, no tienes que ser tú el que se amolde a sus formas, por eso es tan importante poder probarlo previamente.

Las estadísticas afirman que en nuestro país cambiamos de colchón cada 9 años, de media. Solo el 13% cambia de colchón cada año, la principal preocupación es acertar por lo que la recogida de la información necesaria para tomar su decisión puede llevar bastante tiempo, buscando el canal de venta más adecuado.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

¿Sabías que IKEA cuenta con un gran surtido de colchones de primera calidad? Pues sí, que tengan muebles de primer precio no es incompatible con disponer de algunos de los mejores colchones del mercado en gama alta…y con un precio más que razonable

Los esfuerzos de la marca sueca para que la calidad no repercuta en tu billetera empiezan desde la producción, pasan por la distribución, el embalaje, el almacenaje y hasta el transporte, evitando al máximo los intermediarios para que el ahorro te lo lleves tú.

ESTO HAY QUE PROBARLO… ¿UN AÑITO, QUIZÁ?

No hay ningún colchón de IKEA que no haya pasado las más duras pruebas de resistencia. Son muy exigentes con los estándares de calidad, y antes de lanzar un nuevo colchón al mercado han de estar muy seguros de su rendimiento. Pero además están tan convencidos de que te va a ir bien, que ofrecen hasta 365 días para devolverlo después de que lo hayas probado, ¡brutal! Y por si fuera poco, te dan una garantía de 25 años.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

DIME CÓMO DUERMES Y TE DIRÉ QUÉ COLCHÓN NECESITAS

En función de la posición que adoptes en la cama necesitarás características diferentes de firmeza en tu colchón, aquí tienes algunas pistas para acertar:

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Boca arriba:

Lo ideal es que uses un colchón firme para que tu cuerpo no se hunda y mantener la curvatura natural de la columna. Los de muelles Bonell, esos de forma bicónica como un reloj de arena, son una buena opción, ya que proporcionan un apoyo completo para el cuerpo.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Para mejorar la posición de la zona lumbar puedes usar un pequeño apoyo bajo las rodillas si duermes toda la noche boca arriba.

De lado:

La recomendación es escoger un colchón de firmeza media a blanda que te permita mantener la columna vertebral en una posición recta, como ocurre con los colchones de muelles embolsados o ensacados, que pueden tener una capa extra de látex para mayor suavidad. Para que tengáis idea, un colchón de muelles embolsados o ensacados (nosotros tampoco lo sabíamos, que conste...), se llama así porque los muelles están dispuestos en pequeños saquitos o compartimentos individuales por lo que favorecen una mayor adaptación del cuerpo y más independencia de cada una de las zonas del colchón.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Un colchón de muelles ensacados te ayudará a adoptar la postura correcta al dormir de lado, por . Puedes ponerte una pequeña almohada fina entre las rodillas para mejorar la alineación de tu cadera.

Boca abajo:

No es la postura más recomendable, pero si es la que eliges busca que tu colchón tenga una firmeza intermedia. Cuando está elaborado con espuma de alta resiliencia podrás mantener la postura de la columna vertebral durmiendo boca abajo de la manera más favorable posible.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Si lo tuyo es dormir boca abajo te vas a llevar muy bien con un colchón de espuma especial de firmeza intermedia, la que necesitas para mantener tu curvatura lumbar y la dorsal de la forma más natural posible.

¿ME VAN MEJOR LOS COLCHONES DE MUELLES, LOS VISCOELÁSTICOS O LOS DE LÁTEX?

La pregunta del millón porque no hay un colchón mejor que otro sino que hay colchones más apropiados a tus características que otros. Por supuesto luego hay diferentes calidades dentro de la misma familia, pero en rasgos generales esto es lo que tienes que saber para descansar como un rey o una reina.

MUELLES

La opción más interesante para los calurosos ya que los muelles permiten la circulación del aire por debajo y tienen una gran capacidad de ventilación. Además de la construcción con muelles tradicionales tienes colchones de muelles ensacados que se adaptan al contorno de tu cuerpo. Su superficie puede ser firme, con espuma viscoelástica o algo más suave cuando la capa superior es de látex.

VISCOELÁSTICO

Es un colchón firme pero flexible, con una gran capacidad para amoldarse al cuerpo, distribuyendo el peso uniformemente. Ideal para los más frioleros pues se adapta a tu temperatura. ¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Si cortaras un colchón viscoelástico esto es lo que verías dentro.

Por su gran capacidad para aliviar las presiones musculares, mejora la circulación, induce al relax y permite descansar en profundidad. Además, absorben los movimientos corporales, por lo que son perfectos si tu pareja suele dar vueltas en la cama por la noche.

¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Aquí puedes ver un colchón de espuma viscoelástica. Se adapta a tu cuerpo con facilidad y así alivia las tensiones musculares en hombros y caderas.

LÁTEX

Es un material natural que se amolda al cuerpo, distribuyendo el peso por igual para que no se noten tus movimientos. Favorece la circulación del aire, lo que provoca que no pases nada de calor cuando duermes. Los materiales naturales como el látex, fibra de coco, algodón y lana ofrecen un soporte cómodo, flexible, y eliminan la humedad para crear un entorno de descanso agradable con una temperatura fresca y uniforme. Los colchones de látex natural mejoran la circulación sanguínea y te ayudan a relajarte por completo. Absorben los movimientos corporales, por lo que son muy recomendables cuando uno de los dos se mueve mucho en la cama. ¿Y si un colchón fuera la clave de tu buena forma?

Detalle de un colchón de látex.

No hay forma mejor de saber si el colchón es ideal para ti que probarlo y si es en tu propia casa y durante un año, las garantías de acertar son totales. ¿Listo para dar el siguiente paso para mejorar tu rendimiento?