Tratamiento lesiones: ¿Cuándo hay que aplicar frío?

¿Tienes los conceptos claros? ¿Cuándo debemos aplicar hielo? ¿Y sabes de qué forma o cuál es el método más eficaz? En este artículo te explicamos cómo.
Sport Life -
Tratamiento lesiones: ¿Cuándo hay que aplicar frío?
Tratamiento lesiones: ¿Cuándo hay que aplicar frío?

 

El uso de frío es recomendable cuando hay una lesión por contusión o sobresolicitación de nuestro sistema músculo-esquelético que produce muerte de células. Inicialmente aparece dolor, un edema o, incluso, un hematoma. Y pasados unos diez minutos, se produce una vasoconstricción que ayudará a la coagulación de la zona. Posteriormente, durante los siguientes tres o cuatro días, permanece un enrojecimiento, una temperatura local más alta, tumefacción, dolor o incluso pérdida de función.

En este tipo de situaciones post-traumáticas agudas es recomendable aplicar frío. Pero no son las únicas. También es aconsejable su uso en afecciones que cursan con dolor (después de una intervención quirúrgica, por ejemplo) y procesos inflamatorios.

Podemos aplicar frío a muchos tejidos: músculos, tendones, ligamentos, huesos, tejido conjuntivo, vasos sanguíneos e incluso nervios.

¿Qué pasa cuando aplicamos frío?

Se producen efectos fisiológicos sobre el organismo que facilitan el proceso de recuperación tras una lesión: disminución del metabolismo tisular local, disminución del edema y la inflamación, disminución del espasmo muscular, disminución del dolor, vasoconstricción…

¿Frío o hielo?

Ponerse hielo es la forma más clásica de crioterapia, pero lo realmente efectivo es aplicar frío. De hecho, debemos protegernos de la aplicación directa de hielo porque puede llegar a quemar la piel.

Existen muchos medios de aplicación para la crioterapia: bolsas de hielo convencionales, cold packs, bolsas de hielo químicas desechables, toallas o paños húmedos refrigerados, baños fríos, sprays de vapor frío, geles fríos. Y de entre todos estos nos ha llamado especialmente la atención Physicool el único vendaje compresivo efecto frío que, además de frío, aporta compresión y soporte. Tiene un efecto de hasta dos horas, no necesita refrigeración previa y reduce rápidamente la inflamación y el dolor. Su uso continuo durante las primeras 48 horas de la lesión mejora la movilidad de la zona lesionada.

Physicool está impregnado de un líquido efecto frío que en contacto con la piel absorbe el calor del tejido afectado. Esto consigue que los tejidos profundos se enfríen y, al mismo tiempo, comprime, consiguiendo reducir la infamación de los tejidos blandos.

Con una cobertura de 360 grados, acelera el proceso de recuperación gracias a su triple acción, consigue acelerar la recuperación tras procesos postoperatorios y después de las sesiones deportivas más intensas.

 

Te recomendamos

Te contamos porqué el deportista no tiene porqué excluir al pan de su alimentación y ...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

Porque hay un desayuno óptimo para cada tipo de deportista, aquí te dejamos 4 propues...

Lo que no le puede faltar nutricionalmente al buen corredor antes, durante y después ...

¡Estrenamos reto con Noemí de Miguel y Herbalife! El objetivo de la periodista es cla...