¿Qué nos puede ocurrir si nos falta vitamina D?

¿Alguna vez te has preguntado lo importante que puede ser la vitamina D? Te contamos lo que su déficit puede provocarnos en este artículo. Prometemos hacerte pensar...
Yolanda Vázquez Mazariego -
¿Qué nos puede ocurrir si nos falta vitamina D?
¿Qué nos puede ocurrir si nos falta vitamina D?

La información es clave a la hora de tomar decisiones sobre la suplementación de vitaminas y minerales, por eso es importante que conozcamos los síntomas más comunes de falta de vitamina D. Aquí he enumerado los 8 problemas o enfermedades que pueden deberse a la falta de vitamina D:

 1. Huesos frágiles y osteoporosis.  Es la función más conocida de la vitamina D, ya que es clave para el metabolismo óseo. Los abuelos nos recuerdan que en la postguerra aumentaron los casos de raquitismo en niños por los devastadores efectos del hambre en Europa y España. Afortunadamente, ya no se ven estos casos en el mundo occidental, pero la carencia leve de vitamina D a lo largo de la vida puede acelerar o empeorar los síntomas de la osteoporosis, según una investigación publicada en "American Journal of Clinical Nutrition".

2. Dolor crónico. A menudo es sutil, pero algunas personas sienten dolor en los huesos y articulaciones, a veces son diagnosticados con artritis o fibromialgia, y pueden notar alivio tomando vitamina D. También puede prevenir el dolor después del entrenamiento y aumentar la velocidad de recuperación muscular.

3. Depresión. La falta de vitamina D también afecta al ánimo, por eso en verano solemos estar menos deprimidos. Parece que hay una relación entre la vitamina D, el cerebro y la liberación de la serotonina que afecta a cómo vemos de feliz el día a día. También se ha encontrado relación de esta deficiencia con la esquizofrenia.

4. Sudoración excesiva. En recién nacidos, el exceso de sudor en la frente puede indicar déficit de vitamina D, y en adultos también puede ser un síntoma el que se sude en exceso sin calor excesivo.

 

5. Calambres y pérdida de fuerza muscular. No solo de hierro viven tus músculos. Si descansas y entrenas bien, puede que los calambres, la debilidad muscular y el cansancio sin explicación después de entrenar sean debidos a que andas escaso de vitamina D. Los investigadores de Harvard han relacionado la suplementación de vitamina D con una mejora en el control muscular en personas de 60 años, que se traduce en un 20% menos de caídas.

6. Diabetes. Los estudios epidemiológicos han encontrado una asociación entre los bajos niveles de vitamina D en sangre [25(OH)D] y el bajo consumo de vitamina D con el riesgo de desarrollar diabetes, los niveles de glucosa en sangre y la resistencia a la insulina.

7. Asma y EPOC. Hay varios  estudios epidemiológicos que han encontrado asociación entre niveles bajos de vitamina D y mayor riesgo de desarrollar diversas enfermedades respiratorias, especialmente en en el caso de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y del asma, y parece que ciertos subtipos de pacientes podrían beneficiarse de la corrección del déficit de vitamina D.

8. Otras enfermedades. La deficiencia de vitamina D se asocia con una gran variedad de enfermedades, como la enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, algunos tipos de cáncer, gripe por virus influenza y tuberculosis, entre otras.

 

¿Es necesario tomar suplementos de vitamina D?

Depende, hasta hace pocos años, con los alimentos y las horas que pasábamos al aire libre expuestos al sol se podía fabricar suficiente vitamina D y solo se suplementaba en niños que comían mal o que vivían en zonas poco soleadas. En los últimos años se están detectando carencias, si bien no tan graves para ocasionar raquitismo infantil, sí que pueden provocar otros síntomas como los que comentamos en este artículo. En caso de que sospeches que tienes falta de vitamina D, lo primero que deberías hacer es acudir al especialista para realizar una analítica y confirmar que necesitas tomar un suplemento de esta vitamina.

En principio, bastan 5-10 minutos de sol suave para estimular su producción, pero si no es suficiente y decides tomar un suplemento de vitamina D, debes tener en cuenta que es una vitamina liposoluble, que no se elimina en la orina como las hidrosolubles B y C, y es tóxica en exceso, en dosis de más de 1000 UI al día puede provocar náuseas, vómitos, dolor de cabeza y cambios de humor, es importante no abusar y tomar en la dosis justa, de 200 a 400 UI (5-10 mcg) al día, no más, y cuando realmente sea necesaria.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...