Manzanas, frutas del bosque y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Los flavonoides de los vegetales pueden ser la mejor forma de prevenir cuando aún no hay un tratamiento efectivo para frenar y curar el Alzheimer o el deterioro cognitivo al envejecer
Yolanda Vázquez Mazariego -
Manzanas, frutas del bosque y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil
Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Nuestro equipo de SPORT LIFE trabaja para manteneros en forma e informados y ahora, con la caída de los ingresos por publicidad, necesitamos más que nunca vuestro apoyo. Hazte Prémium, desde solo 1 € al mes (1º mes gratis) y estarás haciendo posible que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra solo para suscriptores.

A partir de los 50 años, empieza a incluir más cantidad de manzanas y frutos del bosque como frambuesas, fresas, arándanos y uvas rojas y bebe más té porque podría protegerte de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Son alimentos con un alto contenido en flavonoides que protege del deterioro cognitivo con la edad según explica un estudio del Campus de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tufts.

En este trabajo, analizaron la cantidad de ingesta en adultos mayore con probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Compararon si era alta o baja durante 20 años, analizando y rastreando la ingesta de alimentos y bebidas ricos en flavonoides como las manzanas, bayas y té.

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

La conclusión del estudio fue muy reveladora:

Los adultos mayores que durante 20 años consumieron pequeñas cantidades de alimentos ricos en flavonoides, como las bayas, las manzanas y el té, tenían entre 2 y 4 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas en comparación con las personas cuya ingesta fue mayor.

Ya existen otros estudios que han analizado las asociaciones entre la nutrición y la aparición de demencias durante cortos períodos de tiempo, pero este nuevo estudio epidemiológico que ha sido publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition ha analizado esta ingesta durante un periodo largo de 20 años, y se ha contado con 2.800 personas de 50 años o mayores, analizando la relación a largo plazo entre comer alimentos que contienen flavonoides y el riesgo de la enfermedad de Alzheimer (EA) y demencias relacionadas con enfermedad de Alzheimer (ADRD o DREA en inglés).

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Los flavonoides son sustancias naturales que se encuentran en los vegetales. Algunas frutas y verduras como las peras, manzanas, bayas, cebollas y bebidas a base de plantas como el y el vino tinto son muy ricas en flavonoides.

Los flavonoides están asociados con varios beneficios para la salud, incluida la reducción de la inflamación. El chocolate negro es otra fuente de flavonoides.

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

El equipo de investigación determinó que la baja ingesta de 3 tipos de flavonoides estaba relacionada con un mayor riesgo de demencia en comparación con la ingesta más alta. Específicamente:

  • La baja ingesta de flavonoles (manzanas, peras y té) se asoció con el doble de riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas.
  • La baja ingesta de antocianinas (arándanos, fresas y vino tinto) se asoció con un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas.
  • La baja ingesta de polímeros flavonoides (manzanas, peras y té) se asoció con el doble de riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas.

Los resultados fueron similares para enfermedad de Alzheimer.

Publicidad

"Nuestro estudio nos da una idea de cómo la dieta con el tiempo podría estar relacionada con el deterioro cognitivo de una persona, ya que pudimos observar la ingesta de flavonoides durante muchos años antes de los diagnósticos de demencia de los participantes", ha comentado el autor principal y epidemiólogo nutricional Paul Jacques, del USDA HNRCA (USDA Human Nutrition Research Center on Aging).

"Sin medicamentos efectivos actualmente disponibles para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, la prevención de la enfermedad a través de una dieta saludable es una consideración importante".

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Paul Jacques también explicó que a los 50 años, la edad aproximada a la que los datos se analizaron por primera vez para los participantes, no es demasiado tarde para hacer cambios positivos en la dieta:

"El riesgo de demencia realmente comienza a aumentar a partir de los 70 años, y un buen mensaje sería que si no haces una dieta saludable a los 50 años, es un buen momento para empezar y prevenir la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas".

Publicidad

Los investigadores analizaron 6 tipos de flavonoides y compararon los niveles de ingesta a largo plazo con el número de diagnósticos de AD y ADRD más adelante en la vida.

Descubrieron que la ingesta baja (percentil 15 o inferior) de 3 tipos de flavonoides estaba relacionada con un mayor riesgo de demencia en comparación con la ingesta más alta (mayor que el percentil 60).

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Frutos del bosque, manzanas y té para prevenir la enfermedad de Alzheimer y demencia senil

Y los ejemplos de los niveles estudiados incluyeron:

  • La ingesta baja (percentil 15 o inferior) fue igual a la ausencia de bayas (antocianinas) por mes, aproximadamente una manzana y media por mes (flavonoles) y ningún té (polímeros flavonoides).
  • La ingesta alta (percentil 60 o superior) fue igual a aproximadamente 7,5 tazas de arándanos o fresas (antocianinas) por mes, 8 manzanas y peras por mes (flavonoles) y 19 tazas de té por mes (polímeros flavonoides).

"El té, específicamente el té verde y las bayas son muy buenas fuentes de flavonoides", dijo la primera autora Esra Shishtar, quien en el momento del estudio era estudiante de doctorado en la Escuela de Ciencia y Política de Nutrición Gerald J. y Dorothy R. Friedman en Universidad de Tufts en el Programa de Epidemiología Nutricional en el USDA HNRCA.

"Al analizar los resultados del estudio vimos que las personas que más pueden beneficiarse de consumir más flavonoides son las personas con los niveles más bajos de ingesta, y que no se necesita mucho para mejorar los niveles. Una taza de té al día o algunas bayas dos o tres veces por semana serían adecuadas", comentaron.

Este nuevo estudio fue dirigido por científicos del Centro de Investigación sobre Nutrición Humana Jean Mayer USDA, Human Nutrition Research Center on Aging (USDA HNRCA) en la Universidad de Tufts.

Fuente

Paul F Jacques, Rhoda Au, Jeffrey B Blumberg, Gail T Rogers, Esra Shishtar. Long-term dietary flavonoid intake and risk of Alzheimer disease and related dementias in the Framingham Offspring Cohort. The American Journal of Clinical Nutrition, 2020; DOI: 10.1093/ajcn/nqaa079

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Os contamos todo sobre Curve, el primer dispositivo de Vodafone de su nueva familia d...

Se llama Unite, es el fitness watch más ligero de la empresa finlandesa con solo 32 g...

Las ligeras METARACER™️ TOKYO, con placa de carbono, se empiezan a vender a mediados ...

Qué merece la pena comprar para complementar nuestra nutrición si nuestro objetivo es...

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...