Las 3 claves para reducir la barriga que te sobra

Lo primero que debes hacer para terminar con ese "bulto sospechoso" sobre el cinturón
Juanma Montero -
Las 3 claves para reducir la barriga que te sobra
Las 3 claves para reducir la barriga que te sobra

Si pensabas que para disminuir el diámetro de tu cintura bastaría con un poco de movimiento de vez en cuando estás equivocado. Curiosamente el primer lugar en el que se acumula la grasa es uno de los últimos en los que nos desembarazamos de ella. Hacer que desaparezca es cuestión de tiempo y sobre todo de mucha fuerza de voluntad. Esa grasa que se esconde bajo tu ombligó no apareció de golpe ni por arte de magia; habitualmente es fruto de una dieta equivocada y de la ralentización del metabolismo que ocurre a partrir de los "veintitantos", que hace que tu cuerpo consuma menos energía (y queme menos grasa). 
En unos cuantos años, de cinco a diez desde que tu metabolismo empeiza a declinar, este enlentecimiento va formando un antiestético acúmulo justo encuma del cinturón. para luchar contra él no te olvides de:


* Cuidar tu alimentación, Como regla general no ingieras más de 1 gramo de grasa al día por cada kilo de peso corporal. Por ejemplo, si pesas 80 kilos no pases de los 80 gramos de lípidos por día.

* Ejercitarte adecuadamente. Le sacarás más partido a los ejercicios de larga duración de una intesidad moderada (los que llamamos aeróbicos) que a los de alta intensidad, que además de dejarte "hecho polvo" no se pueden mantener por largo tiempo. Corre, pedalea, patina...a un nivel tal que te cueste pero que permita mantener la conversación durante al menos una hora por sesión.

* Fortalece tus abdominales. Tu tripa "se va hacia delante" entre otras razones porque la pared abdominal está más laza de lo que debería y porque los músculos de esa zona ceden adelante ante la presión del volumen que han de contener. Haz una buena sesión de abdominales cada día (intenta hacer al menos 50 cada día). Recuerda la técnica correcta de los clásicos encogimientos: tubmado en el suelo, con rodillas flexionadas, manos a los lados de la cabeza, separa los hombros del suelo unos centímetros mateniendo el contacto de la zona lumbar con el suelo. Es clave combinar este trabajo de abdominales (y el que hagas de musculación en el gimnasio) con el trabajo aeróbico que hemos comentado en el punto anterior.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...