¿Sirope de ágave, azúcar, o miel?

Tanto el sirope de ágave, como el azúcar o la miel los podemos utilizar para endulzar nuestras comidas.
Noelia Hontoria -
¿Sirope de ágave, azúcar, o miel?
El sirope de ágave tiene buenas propiedades para nuestra salud

Los edulcorantes nos ayudan a endulzar nuestras comidas para darles más sabor. Habitualmente se suele relacionar el sabor dulce con los postres, aunque pueden ser utilizados también en las comidas principales del día o incluso en el desayuno. Si te preguntas cuál es mejor, si el sirope de ágave, el azúcar o la miel, en este artículo te vamos a hablar de los tres para que elijas conociendo todos los datos.

Diferencias entre el sirope de ágave, el azúcar o la miel

El sirope de ágave es un endulzante que se extrae de las hojas del ágave, una planta muy similar al aloe vera. Con él podemos preparar recetas en las que se sustituya al azúcar, gracias a su sabor dulce. Su textura es similar a la miel. Contiene fructooligosacáridos, que se trata de un tipo de fibra con propiedades prebióticas.

Receta de torrijas con sirope de ágave

El sirope de ágave tiene una textura muy similar a la miel

Gracias a esto, puede reforzar el sistema inmunitario. También puede ser bueno para el tránsito intestinal. Su proporción de fructosa es mucho más elevada que la de glucosa (en torno a 3:1), por lo que el índice glucémico es más bajo que en el azúcar blanco tradicional. Cuenta con unas 400 calorías por cada 100 gramos de producto.

Publicidad

El azúcar blanco es el tipo de edulcorante más utilizado, no solo lo añadimos nosotros mismos, si no que muchos alimentos procesados lo contienen. Su textura es granulada. Es bastante calórico (unas 400 calorías por cada 100 gramos) y su contenido es un 100% de hidratos de carbono.

No contiene vitaminas y su contenido de minerales es meramente anecdótico (por ejemplo, tiene 1 mg de calcio, 2 mg de potasio y 0.1 mg de hierro). Entre sus beneficios, podemos incluir el aporte rápido de energía y su capacidad para hacer que nos recuperemos rápido de un episodio de hipoglucemia.

Por último, la miel tiene una textura espesa y aunque también es muy calórica (315 calorías por cada 100 gramos), como el azúcar blanco, sí nos aporta nutrientes. Destacan entre ellos los minerales (54 mg de potasio, 15 mg de calcio o 17 mg de fósforo). Además, suele estar asociada a su uso en episodios de resfriados o problemas cotidianos como la tos, dolor de garganta y similares.

Publicidad
También te puede interesar

Poner edulcorantes en el café, en el té o en tus postres para dar sabor dulce sin añadir calorías no te va a ayudar a perder peso.

Te recomendamos

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

Compacto, potente, vanguardista, con un diseño muy personal, lleno de tecnología y co...

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Unas zapatillas cómodas y versátiles para llevar en tu día a día y presumir de look d...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...