¿Conoces las grasas?

Monoinsaturadas, polinsaturadas, saturadas, trans, naturales: una pequeña guía te ayudará a conocer mejor el "mundo grasa"
SportLife -
¿Conoces las grasas?
¿Conoces las grasas?

La grasa no es tan mala como cuentan. Cierto es que aporta el doble de calorías que las proteínas y los hidratos de carbono, pero no hay que olvidar que son nutrientes esenciales y necesarios para una alimentación sana.

Lo que hay que tener claro es que no hay un solo tipo de grasas, hay varios y así aprender a distinguir las ?grasas malas? de las "grasas buenas".

Casi todos ya conocemos que las grasas malas son las saturadas, pero cada día hay alguna más que conviene eliminar de la dieta: hay más peligro en las grasas obtenidas por medios químicos que en las naturales, y ahí es donde te conviene vigilar con ojo avizor.

 

Grasas monoinsaturadas

Son grasas buenas, ayudan a subir el colesterol ?bueno? o HDL y a bajar el ?malo? o LDL. Suelen ser líquidas a temperatura ambiente y en general provienen de semillas vegetales como nuestro ya internacional aceite de oliva o el aceite de maíz. También se encuentran en el aceite de sésamo, en los frutos secos como las nueces, almendras, cacahuetes y avellanas, en los pescados y en el aguacate.


Grasas polinsaturadas (omegas)

Son las grasas más famosas ahora: las famosas omega-3 y omega-6. Estas grasas contienen ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no puede sintetizar y que necesitamos tomar en la dieta. Además de regular los niveles de colesterol, estas grasas son protectoras cardiovasculares, retrasan el envejecimiento celular, cuidan nuestras neuronas y hasta ayudan a tratar la hiperactividad en los niños. Curiosamente su consumo habitual ayuda a mantener el peso e incluso a eliminar la grasa que sobra.

Es importante que la proporción de grasas omega-3 y omega-6 sea entre 3:1 a 10:1 de omega-6 a omega-3, y para conseguirlo hay que aumentar la dosis de alimentos ricos en omega-3 como los pescados de aguas frías (atún, caballa, arenque, salmón, trucha,) y aceite de semilla de lino, pues la dieta habitual es rica en omega-6 (cereales, aceites y semillas vegetales, soja, huevos de granja y frutos secos en general).


Grasas saturadas

Son grasas sólidas a temperatura ambiente que suelen provenir de animales. Las encuentras en la mantequilla, el huevo, lácteos y las carnes grasas, aunque también pueden tener origen vegetal y aparecen como aceite de coco y de palma en muchos postres y bollería. Este tipo de grasas se deben evitar cuando hay sobrepeso, obesidad, problemas de colesterol y triglicéridos, pero no se deben eliminar de

la dieta, simplemente hay que restringirlas y obtenerlas de alimentos naturales y no

procesados.


Grasas parcialmente hidrogenadas o trans

Son las grasas que más ?mala fama? tienen y algunos países han obligado a los comerciantes a eliminarlas de los productos alimenticios. Se obtienen de forma química al saturar las grasas vegetales más sanas, como los aceites. En los estudios médicos las grasas trans han sido calificadas como la peor grasa para la salud. Su consumo se asocia al aumento de obesidad, colesterol, problemas cardiovasculares, etc...


 


 

 

 


 

Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...