5 consejos para tener un corazón sano

Lo que comes cada día te ayuda a mantener la salud cardiovascular
Yolanda Vázquez Mazariego -
5 consejos para tener un corazón sano
5 consejos para tener un corazón sano

Para tener un corazón sano hay que hacer ejercicio, comer frutas y verduras, elegir grasas saludables. Los especialistas recomiendan todo esto para regular los niveles de colesterol, presión sanguínea alta y así prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Si ya haces todo esto, te proponemos pequeños cambios de hábitos que pueden ayudarte a mantener la salud cardiovascular. Leche descremada en vez de leche entera. Por taza, la leche entera tiene 150 calorías y 8 gramos de grasa, de las cuales 5 son de grasa saturada. Una taza de leche descremada, tiene 90 calorías y 0 gramos de cualquier tipo de grasa. La grasa saturada es una de las principales causas de la dieta de colesterol alto y enfermedad cardiaca.

Pistachos y nueces en vez de patatas fritas. Los estudios han demostrado que el comer cantidades moderadas de frutos secos como nueces, almendras, avellanas y pistachos pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Su alto contenido en fibra, potasio, grasas no saturadas, y fitoesteroles contribuyen al efecto saludable. Por ejemplo, 48 pistachos - tienen el mismo número de calorías que 14 patatas fritas de bolsa. Y no sólo te llenan más, tienen tres veces más proteínas, la mitad de la grasa saturada, y mucho menos sal que las patatas fritas.

Pásate a la sal de ajo o de hierbas. La sal es conocida como la asesina silenciosa por una razón - eleva la presión arterial y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Si sustituye la sal por ajo en polvo o hierbas aromáticas, darás sabor a las comidas sin riesgo para la presión arterial y con los beneficios cardiovasculares del ajo y las plantas aromáticas (orégano, perejil, salvia, etc.) que también previenen otras enfermedades como el cáncer y diabetes por sus propiedades antioxidantes.

Aceite de oliva en vez de mantequilla. Los dos son alimentos ricos en grasa y altos en calorías pero hay mucha diferencia en el tipo de grasa que aportan. La mantequilla es sobre todo de grasa saturada, mientras que el aceite de oliva aporta grasas monoinsaturadas que protegen el corazón y son recomendadas por todos los especialistas en medicina.

Cereales y panes integrales en vez de cereales azucarados o pan blanco. Una dieta rica en alimentos integrales se asocia con un riesgo significativamente menor de enfermedades cardiovasculares, incluyendo enfermedades cardíacas y derrame cerebral. Mira los ingredientes de panes, galletas y cereales y busca siempre las palabras: integral, grano entero, multicereal, etc. También revisa que no contengan grasas y azúcares añadidos.

 

Te recomendamos

Los 5 objetivos de nutrición que todo buen corredor debe tener en cuenta para configu...

Elegidas por una gran mayoría de corredores populares, las ASICS Gel Cumulus han esta...

Claves de entrenamiento y nutrición para conseguir activar tu metabolismo y cumplir t...

Una nueva versión de las LAZR: así son las Fresh Foam LAZR v2 de New Balance, una zap...

Aprende a alimentarte y a suplementarte para tus mejores 21 km ...

La revolución del modelo estrella de ASICS para correr por la montaña...