A prueba: el Kia Niro y su faceta más deportiva

Hemos puesto a prueba al Kia Niro, el nuevo modelo híbrido de la compañía, y te contamos cómo responde a las exigencias más deportivas.
Juanma Montero para KIA -
A prueba: el Kia Niro y su faceta más deportiva
A prueba: Kia Niro

Cuando nos propusieron probar un coche pensamos que no tenía una relación directa con los artículos que habitualmente evaluamos en Sport Life, no eran unas zapatillas, ni una bici, ni un pulsómetro… pero francamente nos pudo la curiosidad cuando nos enteramos de que se trataba de un híbrido, y en cuanto empezamos a usarlo comenzamos a verle todo el sentido: encajaba a la perfección con nuestro estilo de vida deportivo y con el respeto al medio ambiente del que nos gusta hacer gala a los deportistas. Si además te gusta la tecnología, como a nosotros, apreciarás el amplio despliegue de soluciones innovadoras, útiles y sugerentes del que hace gala el nuevo Kia Niro para aumentar tanto la seguridad de marcha como la eficiencia. Aquí os contamos nuestras impresiones de uso y si tú nos cuentas los tres puntos por los que destaca este especial coche, te puedes llevar gratis un GPS TomTom Runner 2 con reproductor musical incorporado. 

Aquí caben todos tus deportes

Se encuadra dentro de la categoría de los crossover, a medio camino entre un todoterreno compacto y un vehículo convencional. Destaca por muchos aspectos, sobre todo por su funcionamiento híbrido usando gasolina, electricidad o ambos según las circunstancias de cada momento y el modo de conducción que hayas elegido. Esto supone un menor consumo (solo 3’8 a 4’4 litros/100 km) y menores emisiones de CO2 (88-101 g/km). Además es un vehículo sumamente versátil, resulta ágil y divertido de conducir y tiene un precio muy competitivo para lo que suele costar un híbrido de esta categoría, desde 19.900 €. Otro punto a favor es la garantía de nada menos que 7 años, baterías incluidas. Hablando de las baterías, su ubicación bajo los asientos traseros en lugar de bajo el maletero permite que atrás tengamos una gran capacidad, incluyendo un amplio hueco interior para la rueda de repuesto bajo el nivel del suelo.

Como deportistas que somos siempre miramos que nuestro futuro coche tenga espacio suficiente para transportar nuestros trastos, y objetos voluminosos como una bicicleta caben enteros en el Kia Niro abatiendo los asientos traseros, maniobra que se hace en unos segundos y que de hecho realizamos en unas cuantas ocasiones mientras pudimos disfrutar del coche. Y si lo que vas a llevar es enorme, como un kayak o una tabla de surf, siempre podrás acoplarlo encima gracias a sus barras de techo incluidas sobre las que se puede montar una baca multiusos.

La conducción, sobre todo si vienes de un vehículo convencional, adquiere otra dimensión en este coche. Cuando lo usas en modo Eco, con cambio automático, usa de forma preponderante el motor eléctrico para la propulsión y te permite deslizarte sin ruido y sin humos, con una sensación francamente agradable. Nos sorprendió poder llegar a velocidades cercanas a los 120 km/h solo con las baterías, en total silencio, ¡es genial! El motor de gasolina se pone en marcha en las aceleraciones importantes o cuando hay que restaurar el nivel de la batería y consigue, junto al eléctrico, una potencia de 141 cv, o sea que tiene rabia de sobra.

En su centro de control puedes ver toda la información de lo que está pasando en el coche a cada momento, qué motor da tracción a las ruedas, si se están cargando las baterías, el consumo de gasolina (que es siempre cero cuando va en eléctrico, claro), etc. Nuestro juego favorito con la información de su panel de mando era usar las inercias y acelerar con suavidad para ver cómo la autonomía estimada iba en aumento, en vez de disminuir con los kilómetros.

Otro punto que nos ha gustado es poder cambiar el carácter del Kia Niro, usando el modo Sport que le da un toque deportivo a la conducción, aunque sigue aprovechando los momentos en que no estás acelerando para desconectar el motor térmico y usar solo de eléctrico, y en las bajadas y frenadas regenera las baterías. Si aún quieres más garra y más control tienes la opción de usar su cambio secuencial de 6 velocidades que podrás accionar manualmente.

Hubo más argumentos que nos parecieron muy interesantes, como el control de cambio involuntario de carril, sus ópticas traseras de LED, sus faros bi-xenon o el control de velocidad de crucero adaptativo, una innovación brutal ya te avisa cuando el coche de delante frena o cuando algo se cruza en tu camino, igual que el sistema de detección de ángulo muerto que ve por ti los coches que están en esa zona posterior lateral que tú no puedes ver por unos instantes.

¿Quieres llevarte un reloj GPS TomTom Runner 2?

Muestra lo que sabes del nuevo Kia Niro , responde a tres sencillas preguntas en nuestra encuesta y podrás llevarte un TomTom Runner 2, GPS ideal para correr, con notificaciones de tu smartphone, entrenamiento de intervalos y seguimiento de actividad y patrón de sueño. Cuenta con modo multideporte para combinar varias disciplinas, como triatlón. Además almacena tu música, que podrás reproducir en unos auriculares Bluetooth (no incluidos) y recibir datos de tu rendimiento como la distancia, velocidad y tiempo de carrera vía audio.