Vuelve el linimento Sloan, el secreto de nuestros abuelos para los dolores musculares

El tratamiento centenario y natural para los músculos del deportista

Vuelve el linimento Sloan, el secreto de nuestros abuelos para los dolores musculares
Vuelve el linimento Sloan, el secreto de nuestros abuelos para los dolores musculares

¿Quién no recuerda aquel hombre cachas y bigotudo que nos miraba desafiante desde los envases de la botica de nuestros abuelos? Sí, es el creador del linimento Sloan, un producto centenario que ha trascendido a lo largo de varias generaciones por su eficiencia y popularidad para relajar nuestros músculos. Presente en millones de hogares españoles durante el siglo XX y en miles de campos de fútbol (de equipos profesionales o amateurs), era inconfundible por su característico olor.

Tras unos años fuera del mercado nacional, Sloan regresa a nuestra vida con su fórmula tradicional optimizada gracias a los avances de la industria. En otras palabras, la magia que usaban nuestros abuelos en fusión con las necesidades de una sociedad de hábitos vanguardistas.

Por eso abrir un bote de linimento Sloan es un pequeño viaje en el tiempo a nuestra infancia. Su esencia no ha cambiado, es la misma que ha convertido a este producto en la mejor herramienta para mimar a nuestros músculos ante el sobreesfuerzo. Y es que hablamos de un linimento de masaje con una comprobada eficacia natural. El secreto está en la composición de sus aceites esenciales, una equilibrada mezcla con resultados demostrados científicamente en la que el árnica se erige como protagonista.

Vuelve el linimento Sloan, el secreto de nuestros abuelos para los dolores musculares

Vuelve el linimento Sloan, el secreto de nuestros abuelos para los dolores musculares

La aplicación de geles de calor es uno de los métodos más utilizados por los atletas y deportistas en la actualidad. Aunque su uso se extiende a todos los grupos de la sociedad que practican ejercicio físico, para disciplinas en las que la exigencia muscular es extrema y aumenta la probabilidad de sufrir contracturas, esguinces o contusiones, como el boxeo, el cross training, la calistenia, los deportes de contacto o la halterofilia, se convierten en un aliado indispensable. La intensidad de los entrenamientos y la exigencia a nuestro cuerpo nos obliga a preparar los músculos para alcanzar el rendimiento deseado.

El linimento Sloan, aplicado antes de la actividad física, nos proporcionará una sensación de calor que nos ayudará a completar cualquier sesión deportiva al máximo de nuestras posibilidades.

Y lo está porque hablamos de un producto con propiedades vasodilatadoras, lo que nos ofrece una mejora del flujo sanguíneo y, por tanto, una oxigenación adecuada para la actividad que vamos a realizar. No solo podemos aplicarnos linimento Sloan antes de hacer deporte; también después, para ayudar a la regeneración de los tejidos y recuperar más rápidamente a los músculos afectados. El elemento clave es un componente llamado capsaicina, encargado de evitar esa sensación de malestar y dolor que a menudo tenemos en nuestros músculos y articulaciones después de una dura sesión de entrenamiento.

El uso de Sloan es muy sencillo para cualquier deportista, ya que se aplica con un simple masaje en las zonas que deseamos reconfortar. Eso sí, siempre en pequeñas cantidades y frotando la piel hasta que el linimento haya penetrado. En la colección actual encontramos tres productos más con multitud de beneficios: crema con efecto calor, crema con efecto frío y crema de masaje con extractos naturales. Puedes conseguir cualquiera de ellos fácilmente en la web oficial de Sloan en España o a través de Amazon.