Probamos a fondo: HOKA ONE ONE Carbon X 2

Metemos los pies en una de las zapatillas más esperadas de este 2021. Su antecesora nos dejó unas impresiones realmente buenas y aunque tenía algunos fallos, compensaban con un buen puñado de virtudes.

Fernando Chacón, gerente de eMotion running www.emotionrunning.com

HOKA ONEONE CARBON X2
HOKA ONEONE CARBON X2

Hoka entró por la puerta grande en la guerra sin cuartel de la placa de carbono y lo hizo haciendo algo distinto, con una zapatilla muy fuerte precisamente donde las, otrora reinas del mercado, (Nike Vaporfly) más sufrían. No era una zapatilla de carbono estable sino una zapatilla estable a secas. Le faltaba una respuesta bárbara pero le llegaba para ritmos bastante buenos y además llegaba con un precio decente.

MISMO NOMBRE, DISTINTO CONCEPTO

Puedo equivocarme, humano soy, pero yo diría que aunque conserven el mismo nombre las Carbon X tienen su relevo natural en las Carbon Rocket X. La Carbon X 2 ha evolucionado hacia una zapatilla mixta e incluso de entrenamiento. Hoka ha aumentado las cotas de la zapatilla para hacerla si cabe más estable y ha utilizado la plataforma Edge para este fin, cosa que lógicamente también ha afectado a la respuesta. Solo hay que ver cómo fue la puesta de largo de estas Carbon X 2, con un intento de asalto a los 100 km. En efecto esta zapatilla está creada para carreras a ritmo medio durante muchos kilómetros.

PROFUNDOS CAMBIOS TÉCNICOS

Lógicamente para afrontar ese cambio de concepto la Carbon X ha tenido que sufrir algo más que un lavado de cara. Hoka ha empezado desde cero y ha creado una zapatilla bien distinta. Veamos cómo se han cocinado estos cambios:

SUELA

A simple vista nos puede parecer muy similar a la versión anterior y eso sería algo malo pues la durabilidad era realmente comprometida. Si antes hablábamos de una suela-no suela, porque en realidad era la media suela la que hacía las labores, ahora es lo mismo pero con un grosor mucho mayor y una dureza superior que si bien no la van a hacer la zapatilla más duradera del mercado nos permitirá conservarla hasta el final de su vida útil. Se trata de una suela bastante simple cuyo mejor rendimiento llegará en asfalto aunque es capaz de sobrevivir a la tierra.

HOKA ONEONE CARBON X2
HOKA ONEONE CARBON X 2

MEDIASUELA

Ya debutó con la primera Carbon el compuesto Profly X y aquí se incrementa su protagonismo. También se sirve la marca de algún compuesto de EVA de mayor dureza para ayudar a la estabilidad ya que el Profly X es bastante blando. Tiene un perfil de 39-34 (drop 5) lo que la sitúa al borde de la legalidad. Supone una ganancia de casi cinco milímetros con respecto a su antecesora. La placa de carbono va situada justo en la mitad de la mediasuela y sigue con el acertado esquema de la anterior. Lo realmente novedoso es que la horma es mucho más plana aunque la vista se nos irá al acabado de forma viperina.

HOKA ONEONE CARBON X2
HOKA ONEONE CARBON X 2

UPPER 

Era una de esas partes que tenía cierto margen de mejora y HOKA ha afinado mucho la maquinaria. Bastante más reforzado, algo más estrecho en la zona delantera. Otro punto muy a tener en cuenta, para bien, es el talón. Bien cerrada y con un contrafuerte realmente poderoso.

HOKA ONEONE CARBON X 2
HOKA ONEONE CARBON X 2

EN MARCHA

No hará falta mucho para comprobar el gran empaque que tiene esta HOKA Carbon X2. Nada más meter el pie y aun sin moverlo notamos que la sujeción es fuerte, la estabilidad igual o mejor que en la mayoría de zapatillas de entrenamiento y la amortiguación generosa. Comenzamos a rodar y todo ello queda corroborado añadiendo que el tacto de la amortiguación es más bien tirando a firme. Al haber perdido buena parte de la curvatura de la horma no se nota tan nerviosa como la primera edición aunque sí más estable. Podría deciros que a ritmos bajos casi que compensan estos cambios.

Comenzamos a apretar y hay que hacerlo por uno mismo porque la Carbon 2 no se va sola como la Carbon 1. Aún le sacamos partido a la placa de carbono con respecto a una zapatilla de entrenamiento común. Seguimos apretando, ya estamos en un rodaje alegre, y aunque notas la reactividad, o más bien ahorro, que te da la placa de carbono a estas Carbon X2 se le empiezan a ver las costuras en cuanto a respuesta. La estabilidad y la amortiguación sin embargo cada vez sorprenden más, es sorprendentemente fiable en este aspecto. Todavía mejor el upper, te puedes poner a curvear sin piedad que a pesar de su alto perfil tienes sensación de sujeción infinita.

Llegado a este punto tengo dudas sobre la capacidad de la Carbon X2 para moverse a ritmos muy altos. Quizás sea una de esas zapatillas de placa que necesita pisarle fuerte para que saque su mejor cara a relucir. La ponemos a hacer series cortas y vuelvo a echar de menos esa curvatura de la horma que tanta solvencia le daba a la primera. Queda patente que la Carbon X2 está para velocidades medias y que su fuerte es la ganancia de economía de carrera. La Rocket X posiblemente tenga más similitudes con la Carbon X1 y aunque sea un poco anti marketing, Hoka cierra su oferta de placa de carbono ofreciendo productos para todos los públicos.

OK:
- Mejora la durabilidad

- Sujeción, amortiguación y estabilidad muy por encima de sus rivales.

- A ritmos lentos se mueve bien, en caso de pájara perdona la vida.

KO:
- Ha perdido mucha pegada

- Aunque la durabilidad ha mejorado sustancialmente está por debajo de la que debe ser para una zapatilla que roza a las mixtas-entrenamiento.

- La horma más plana aunque resulta más estable y menos estresante no transmite la misma sensación de nervio.

Peso: 240 g
180 €
www.hokaoneone.eu/es/es/​​​​​​​