Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

Fiables y duraderas. Así son las 860v11 de New Balance: ponemos a prueba estas zapatillas que cuentan con la tecnología Fresh Foam X

Fernando Chacón (gerente de eMotion running Sevilla)

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X
Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

La serie 800 de New Balance y por añadidura esta 860 que analizamos, llevan el sello de zapatillas serias. Son zapatillas de una fiabilidad prémium, muy resistentes y que buscan a ese atleta de toda la vida que hace muchos kilómetros y no quiere riesgos. Bajo esa premisa New Balance siempre es conservadora a la hora de introducir cambios en la serie y la 860 es el extremo. Desde la 890 hasta la 860, pasando por la 880, y en ese orden, innovan con más o menos agresividad. El caso es que la competencia aprieta y New Balance se ve obligada a echar leña al fuego para que su zapatilla siga siendo competitiva, pero tiene que conservar la esencia y asegurarse de que nada falle. ¿Lo conseguirán?

SUTILES GRANDES CAMBIOS

A simple vista nos parecerá que solo el upper se ha reformado en esta actualización de la 860, pero justamente New Balance, en contra de toda ley del marketing, es lo que busca. Saben que tiene un público fiel que huye despavorido si ve grandes modificaciones y por eso las hacen de manera tan comedida. Veamos cómo están hechos esos cambios.

SUELA

Sigue siendo un referente en durabilidad, prácticamente es indestructible. Muy bien armada contra la abrasión gracias a un dibujo muy continuo. La novedad estriba en que en la zona del antepie ahora hereda las formas hexagonales de la familia Fresh Foam y tiene más estrías de flexión. Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

Mejora todo esto el tacto y flexibilidad del antepie, pero lo principal es que sigue siendo muy duradera y cumplidora. Al incorporar la tecnología Fresh Foam X se vuelve mucho más suave, más amortiguada y con la misma eficacia al dar soporte al pie, pero sin elementos duros, ya que desaparece el T-Beam y la doble densidad de la parte interna.

MEDIASUELA

Tendrás que mirar muy bien para darte cuenta de los pequeños cambios. El principal es que de manera tímida se ha introducido una pequeña lámina de Fresh Foam X justo debajo del pie. Sin duda se busca mayor suavidad en la zona, cosa que era quizás su punto más débil. Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

También buscando mayor confort se aísla un poco más la pieza de doble densidad que controla la pronación en la cara interna de la zapatilla. Son cambios poco visibles pero que se dejan notar en marcha. Con un perfil de 31-21 hablamos de una zapatilla con un perfil alto pero que visualmente no lo parece.

UPPER

Paradójicamente, en la parte que más se ve es donde la 860 ha sufrido los mayores cambios. Desde el talón vemos cómo el mismo concepto que hemos visto triunfar en la 1080 V10 se impone, esto es, una pieza de neopreno prensado, fina y alta. Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

El resultado aquí y allí es el mismo, espectacular. El resto del upper queda encargado a una malla de ingeniería bicapa sin refuerzo alguno. Lejos de ser permisivo con el pie, lo abraza con firmeza pero sin oprimir gracias a un hormado muy estudiado.

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

New Balance 860 v11 en uno de los 3 colores disponibles para corredoras.

EN MARCHA

La 860v11 es de esas zapatillas que tiene una entrada correcta, ni más ni menos. No será de estas que te haga babear nada más ponerlas, ella marca sus tiempos. Se nota muy bien ajustada y eso es algo que mejora mucho lo hasta ahora visto en la saga. En cuanto a amortiguación y flexbilidad en efecto también se le nota ese puntito de mejora. Desde luego que sin ser sorprendentes sí que mejoran esa primera puesta de sus antecesoras. Lo que no cambia es que la 860 guarda sus mejores galas para cuando comienzas a rodar y a encadenar kilómetros, ahí es difícil de batir.

Probamos a fondo la New Balance 860 v11 y su tecnología Fresh Foam X

New Balance 860 v11 en uno de los tres colores disponibles para hombre.

Fiel a su filosofía, la 860v11 está diseñada sobre todo para no tener ningún fallo. Nada molesta o incordia, el tacto es justo el compendio entre lo suave para ser confortable y lo firme para ser estable y la mejor sensación que tienes es que invita a hacer más kilómetros con seguridad. No es una zapatilla que transmita nervio pero tampoco lo contrario, te transmite justo al ritmo al que vas con una sensación de aplomo al suelo increíble. Ni siquiera en tiradas largas el control de pronación se deja notar y no es por falta de efectividad precisamente.

En definitiva, la 860v11 sigue siendo un referente para corredores de pisada pronadora en grado leve a moderado y peso hasta 80-85 kilos que busquen una zapatilla de entrenamiento diario con la que hacer gran cantidad de kilómetros. Si codicias la fiabilidad y durabilidad y no te gustan las sorpresas esta es tu zapatilla.

OK:

  • Duran más que la pandemia de la COVID.

  • No tienen ningún fallo, lo hacen todo, como mínimo, bien.

  • Han mejorado justamente en aquellas áreas en las que tenían margen.

KO:

  • Pueden resultar aburridas, no son sorprendentes para bien o para mal.

  • Les sobran algunos gramos que, vista su eterna durabilidad, se podrían reducir rebajando materiales.

PVP: 140 €

Peso: 320 g

Drop: 10 mm

Más información en www.newbalance.es