¿Es recomendable usar zapatillas de correr en el gimnasio?

No hay mucha gente que use calzado de fitness para correr pero lo de llevar zapatillas de running en el gimnasio sí que se ve a menudo... ¿te puedes lesionar por usar calzado de correr?

El calzado Domyos 520 F se diseña específicamente para evitar lesiones con los movimientos que hacemos en las salas de fitness
El calzado Domyos 520 F se diseña específicamente para evitar lesiones con los movimientos que hacemos en las salas de fitness

No sabemos muy bien si se debe a que muchos de los que van al gimnasio ya son corredores o porque los que usan calzado de running en el gym prefieren la estética o las prestaciones de unas zapatillas de correr, pero el hecho seguro es que vemos más calzado de corredores en las salas de fitness que calzado de fitness o de basket o de fútbol sala... siendo usado para correr. ¿Puede ser un problema de cara a la salud articular? ¿Hay algún inconveniente por no llevar las zapatillas adecuadas? 

Todo comienza con el planteamiento base de cada uno de los tipos de zapatilla y, si nos centramos en las diferencias principales entre fitness y running, veremos que las zapatillas de correr están diseñadas para amortiguar los impactos cuando nos desplazamos avanzando, una misión que cumplen a la perfección. Además el tipo de espuma de su media suela tiende a ofrecer, sobre todo en el calzado más moderno, reactividad para impulsarte hacia delante.

El calzado de fitness no busca esas características porque no las necesita y tiende a ofrecer una mayor sujeción lateral, ya que es frecuente que hagamos desplazamientos laterales en nuestras clases colectivas.

Las rotaciones, los saltos, las sentadillas, las zancadas... no son apropiados para un calzado de correr. El calzado de fitness, tanto para hombre como para mujer, está diseñado para ayudarte a realizar bien estos movimientos sin riesgo de lesión.

Las zapatillas de fitness también se diseñan para amortiguar impactos, aunque son más los impactos verticales los que absorbe. Esto las permite ser utilizadas en los calentamientos para correr, sin problemas, pero no son el calzado ideal para permanecer largo tiempo corriendo porque carecen de la amortiguación necesaria para las zancadas repetidas, por tanto son tus estructuras articulares, tendones, meniscos en las rodillas... los que tienen que suplir esa misión. Nuestro consejo, basado en la experiencia, es que si vas al gimnasio lleves siempre calzado específico de fitness, te servirá para el trote básico del calentamiento y sobre todo te protegerá de lesiones en los movimientos diferentes que se realizan en el gimnasio.

Llevar zapatillas adaptadas a la práctica de fitness reduce un 20% el riesgo de lesionarse en comparación con el riesgo de los practicantes que llevan zapatillas de running.

Hay modelos específicos para fitness, como las Domyos 520 y las Domyos 500, de Decathlon que se han concebido específicamente para las necesidades de tu pisada en el gimnasio. Echale un vistazo a estas características, porque es probable que ni te hubieras planteado que pudiera haber tantas diferencias con el calzado de correr:

- La diferencia de altura entre el talón y la puntera, lo que se llama drop, es de 4 mm en el calzado Domyos de fitness, mientras que en el calzado de running suele ser mayor. Esta medida hace que tengamos una sensación más parecida a la de la posición natural del pie, que sería de drop cero (talón y antepié a la misma altura). En running el drop tiende a ser mayor de estos 4 mm porque el talón necesita más altura para albergar la espuma sobre la que se da el apoyo principal en la zancada, por tanto no tenemos una posición del pie tan natural con ellas.

En fitness se necesita ir hacía un drop nulo o pie descalzo, para tener una posición natural porque si no estaríamos perjudicando los tobillos y rodillas al poner más presión en estas partes y a su vez no tendríamos un buen equilibrio para realizar ejercicios donde se necesita tener una estabilidad y peso en el talón para realizar correctamente el movimiento.

DOMYOS Chaussure fitness 520 W noir   004     Expires on 10 01 2029
Las DOMYOS 520 (34,99 €) tienen un drop de 4 mm, por eso te dan una sensación de apoyo tan naturalres on 10 01 2029

- Más amortiguación en la puntera en el calzado de fitness, ya que el impacto entre el pie y el suelo se produce en la zona anterior en fitness, mientras que corriendo el impacto está más localizado en el talón, un punto relacionado con el anterior que acabamos de comentar. Las zapatillas de fitness Domyos cuenta con una amortiguación óptima en la puntera, protegiendo tus articulaciones de los impactos y estabilizando los apoyos para una mayor continuidad de los movimientos.

- El calzado Domyos de fitness tiene flexibilidad multidireccional, ya que en fitness el movimiento de flexión y extensión es 1,7 veces más importante que en running, esto favorece los cambios de dirección de los movimientos del gimnasio.

DOMYOS FSH 500 KNIT STRAP GRIS   007     Expires on 01 12 2029
Las DOMYOS 500 (34,99 €), al igual que las 520, tienen una suela de alta adherencia, concebida para realizar cambios de dirección y que no marca el suelo.

- Suelas más adherentes que no dejan marca en el suelo. El calzado de fitness de Domyos está concebido para ser usado en interiores, la composición de su suela es específica para usar en una sala, es de una menor densidad y esto produce una mayor adherencia, evitando lesiones por deslizamiento del pie. En contrapartida usar el calzado de fitness sobre asfalto hará que la suela se desgaste antes que la del calzado de running, cada zapatilla está adaptada a su lugar de práctica.

Los mejores vídeos