¿Realmente funciona bien el pulso óptico?

Probamos lo último de Polar con tecnología óptica de captación de pulsaciones y estas son nuestras conclusiones
Sportlife para Polar, con la colaboración de Sara Carmona, multideportista, triatleta, entrenadora personal y docente -
¿Realmente funciona bien el pulso óptico?
¿Realmente funciona bien el pulso óptico?

Hasta hace poco tiempo la mejor opción, con diferencia, para el registro de la frecuencia cardiaca en el deporte era la banda de pecho. La tecnología de captación óptica no es nueva, existen sensores que se colocan en un dedo o en el lóbulo de la oreja desde hace más de 30 años, sin embargo, la utilización con fines deportivos para entrenamiento de alto nivel es relativamente reciente.

En Polar son pioneros en entrenamiento por frecuencia cardiaca, de hecho son los inventores del pulsómetro deportivo. La marca finlandesa tiene varios modelos con tecnología óptica de lo más interesantes. Con la ayuda de la multideportista Sara Carmona os mostramos tres de los modelos que ella utiliza en sus entrenamientos.

Polar A370

Con su sensor óptico de 2 LED registra tus pulsaciones continuamente, incluso por la noche, así se gana mucha precisión a la hora de calcular la actividad diaria y el consumo calórico.

También puede emitir las pulsaciones a un dispositivo externo, como puede ser tu móvil o cualquier reloj de fitness con Bluetooth, actuando como "banda" de pulsaciones. Cuando vas entrenando, en la pantalla de pulsaciones muestra una gráfica muy intuitiva con cinco zonas de intensidad que te da una idea rápida de cómo va tu sesión.

El A370 se diferencia de otros dispositivos similares por permitir programar entrenamientos con intervalos y cambios de ritmo, desde la web o la app Polar Flow, para guiarte en tu entrenamiento, llevas el coach en la muñeca.

Caminando o corriendo usa su acelerómetro integrado para estimar el ritmo y distancia y puedes hacer que la medición sea más precisa emparejándolo con tu móvil ya que así podrá usar el GPS de tu smartphone para darte la velocidad, distancia recorrida y track en cualquier actividad al aire libre. Como reloj de uso diario, además de ser un reloj compacto, elegante y disponer de pulseras intercambiables de diferentes colores, muestra las notificaciones de tu smartphone.

Polar M430

Si vas a hacer actividades al aire libre es más recomendable un Polar M430, con GPS integrado para darte los datos que necesitas de tu recorrido. Con registro continuo de frecuencia cardiaca, lleva el potente sensor óptico de 6 LED de Polar, probablemente el mejor sensor de este tipo del mercado.

Entre sus funciones más interesantes, permite hacer el "Polar Fitness Test" usando la variabilidad de las pulsaciones en la muñeca, para conocer tu estado de forma al momento.
A destacar también el análisis de sueño avanzado Sleep Plus para saber si estás descansando correctamente. No nos olvidemos de que el descanso es una clave esencial en cualquier plan de entrenamiento.

Polar OH1

Es el pulsómetro más sencillo y ligero del mercado con solo 17 gramos, el OH1 es un sensor óptico de precisión con 6 LED, que registra y envía el dato de las pulsaciones a cualquier unidad Polar, o de otra marca, con Bluetooth Smart. Además es un sensor independiente, con una gran memoria interna donde guarda tu sesión completa e incluso registra las pulsaciones en natación. Muy cómodo para llevarlo en el brazo o el antebrazo, especialmente en las mujeres al no interferir con el sujetador como pasa con las bandas, y si vas con tu smartphone podrás ver las pulsaciones en la app Polar Beat y registrar la ruta con el GPS del móvil.

¿REALMENTE ES PRECISO EL DATO?

Hemos probado muchos dispositivos con lectura óptica y esta suele presentar ciertas variaciones sobre el dato real, cotejándolo con una banda pectoral de precisión como la Polar H10, con mayor superficie de captación que otras bandas, sin embargo el su sensor exclusivo de 6 LED de Polar, de tecnología propia, ha logrado afinar al máximo y podemos decir sin temor a equivocarnos que sus pulsómetros ópticos son los más precisos del mercado.

Los sensores ópticos te dan la máxima comodidad y cuando van integrados en el reloj son un dispositivo menos, con lo que ganas en simplicidad y en ligereza.

www.polar.com