Probamos a fondo las New Balance Vazee Rush V3

Se podría decir que New Balance tiene un nicho de zapatillas “experimentales” que son aquellas en las que va probando cosas a ver qué tal le funcionan. A veces sale mal y la mayoría bien. La Vazee Rush es sin duda el mayor exponente. En su primera versión estuvo a la sombra de la Vazee Pace pero en la segunda versión superó a esta al estrenar el compuesto Rapid Rebound. Aquel nuevo compuesto encantó y encima estaba puesto sobre una zapatilla que por lo demás era ya de por si muy buena. Tan buena fue que New Balance decidió cambiar la franquicia Vazee por Fuel y la Rush fue la única que salvó el pellejo. En esta nueva versión, justo antes de desaparecer, se despide con una geometría muy particular y arriesgando como siempre.
Fernando Chacón -
Probamos a fondo las New Balance Vazee Rush V3
Probamos a fondo las New Balance Vazee Rush V3

 

Será por aquello de que la línea Vazee está a punto de saparecer que los ingenieros de New Balance han querido jugar un poco con esta Rush. La zapatilla es lo más parecido a uno de esos coches preparados que hacen combinaciones imposibles. Por un lado tiene una amortiguación más que decente gracias a una suela de Revlite con un perfil 26-20 (6 de dropp) lo que la acerca a las zapatillas de entrenamiento. Tiene su lógica porque es un nicho que está calentito y que tradicionalmente New Balance ha dominado bien. Por el otro tiene un chasis tremendamente agresivo que incluso me recuerda al de la Hanzo con una puntera afilada y muy curvada. Si querían respuesta esa es la apuesta de la Rush.


Lo de la horma curvada no es el único guiño a las zapatillas de competición sino que un arco muy recortado en su parte interna también te trae regustillo a las zapatillas de clavos. Está claro que la Rush no es para corredores que taloneen.  El tacto de la amortiguación es medio tirando a firme, seco y reactivo. Si no fuera porque la amortiguación es generosa y porque pesa 274 gramos podríamos creer que estamos encima de unas voladoras en toda regla.

En el apartado del upper es donde aun queriendo arriesgar está claro que mal no les iba a salir. No en vano New Balance lleva una racha muy positiva en este campo y la Rush no es excepción. Es un upper magistralmente ejecutado. A base de malla de ingeniería se configura un upper que queda muy tupido al pie, para algunos quizás demasiado, y que abraza con mucha firmeza. Es ligero y ventilado pero sobre todo me gusta que está muy bien rematado.

EN MARCHA

Todo lo anterior hace que de entrada y aunque resulten muy cómodas te cueste ubicar a las Rush V3. Si la idea es hacer kilómetros tranquilos invitado por la buena amortiguación pronto te darás cuenta que no fue buena idea. Es una zapatilla exigente en la que se nota mucho el dropp bajo y la falta de apoyo en el arco le pide mucho trabajo al tibial posterior. Haciendo caso de la invitación aceleramos y la cosa mejora ostensiblemente. Como buena mixta a ritmos alegres es cuando mejor se mueve pero aun así su horma sigue invitando a bastante más. A la vista de los acontecimientos apretamos de verdad y ahí sí que la horma nos es acorde pero la amortiguación ya resulta demasiada. Me atrevería a decir que la Vazee Rush V3 requiere una técnica bastante perfeccionada y unas piernas potentes. Desde luego a mi me ha costado ubicarla en un tipo de entreno.

Peso: 274 gramos

Pvp: 120 €


OK:
1/ Calidad/precio

2/ Ideales para corredores potentes y con buena técnica

3/ Upper muy trabajado y atractivo.

 

K.O:
1/ Horma muy exigente

2/ Poco apoyo en el arco

3/ Cuesta ubicarla por sus características

 

Por Fernando Chacón. Gerente de Emotion Running (www.emotionrunning.com)

 



Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...