Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8

Si hubiera un premio a la zapatilla con más exito a pesar de los pesares se lo llevaba sin duda la 890. Es increible como una zapatilla que incluso estuvo un par de años fuera del mercado y con solo ocho versiones en su haber sea todo un icono. Yendo más allá todavía resulta más meritorio que ni tan siquiera haya seguido una línea conceptual clara sino que ha ido dando vaivenes.
Fernando Chacón. Gerente de eMotion Running Sevilla. -
Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8
Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8

Para la octava versión New Balance ha puesto su zapatilla en la orbita de las mixtas de nuevo. Nunca ha dejado de serlo, de hecho de algún modo marca la tendencia, pero su antecesora lindaba más con las zapatillas ligeras que con las mixtas a tenor de sus 205 gramos. Con un chasis más contundente y bastante más reforzada llega esta renovación que de nuevo vuelve a obligarnos a poner punto y aparte.

SERIE 800

La nueva 890 hay que entenderla en el contexto de la serie 800, zapatillas hechas para atletas de toda la vida. ¿En qué se traduce eso? Pues en que si quieres una zapatilla mixta docil y blanda mejor te buscas otras de las muchas opciones que te ofrece la marca, la 890 V8 es una zapatilla de las de antes, de tacto firme y carácter. Si quieren que le saque un parecido diré que tiene mucho que ver con la sexta versión, lo cual no es mala referencia.

NUEVO LENGUAJE

Parece que el invento del chasis de la Fuel Cell Rebel ha cuajado y la 890 copia sus formas aunque suavizadas. A decir verdad ya en la Rebel desconfiaba, quizás por mi condición de pronador seguramente, pero tanto en la mencionada como en esta 890 V8 he descubierto sus bondades. Aunque pudiera parecer que esa especie de pico a la altura del arco en la zona externa de la zapatilla nos vaya a llevar el pie a pronación nada más lejos. Esta forma de construir la zapatilla evita la inversión del pie (supinación) que en realidad sufrimos muchos de los pronadores y que nos lleva a rotar violentamente a pronación en el aterrizaje. Ni que decir tiene que si eres supinador será de lo poco con lo que te encuentres realmente cómodo.

Como digo, la 890 es una zapatilla que nos trae reminiscencias de lo que antes eran las zapatillas mixtas pero lógicamente puesta al día en cuanto a tecnología. Así la octava versión:

SUELA

Como viene ya convirtiéndose en costumbre New Balance recorta en la medida de lo posible la suela para ahorrar peso. En este caso a excepción de unos milímetros en el medio pie la bordea un compuesto más duro y con un simple diseño rayado. Se busca evidentemente durabilidad y es que el público objetivo de la 890 le da un sobrecastigo a esta zona bastante importante. En el centro del antepie se busca, mediante pequeños rombos y un compuesto más blando, la máxima tracción. Al respecto comentar que es de sobresaliente pero el desgaste es algo excesivo. Visualmente está como "despellejada" pero por suerte los tacos aguantan.

Probamos a fondo: New Balance 890 V8

Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8

MEDIASUELA

El binomio Revlite-890 lleva funcionando desde el mismo nacimiento del modelo y no es ahora excepción. Más blando o más duro el compuesto ha ido adaptandose a las exigencias. Para la ocasión New Balance ha optado por un tacto más firme, de hecho no lleva ninguna línea transversal para que la zapatilla colapse. Tiene un perfil de 27-21 dejando un drop de 6 milímetros. Dicho perfil es justo lo que pedimos, amortigua menos que las de entrenamiento pero más que las rápidas. Aunque el tacto es firme la contrapartida es una reactividad alta y sobre todo una estabilidad bastante decente.

Probamos a fondo: New Balance 890 V8

Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8

UPPER

Cuando una zapatilla tiene un chasis bien hecho y una horma acorde, la mitad del trabajo de un upper está completado. Así es en la 890 que se basta de un simple mesh sintético con un refuerzo termoimpresionado en el mediopié para no fallar. Las proporciones son casi perfectas y el ajuste muy bueno. A destacar el contrafuerte del talón que es robusto y alto, dando gran seguridad.

Probamos a fondo: New Balance 890 V8

Probamos a fondo: New Balance FuelCell 890 V8

EN MARCHA

Como sucediera con la V6 esta octava versión no es de ese tipo de zapatillas que enamore a la primera. El ajuste es muy bueno, eso sí, pero la amortiguación es más bien firme y hay cierta rigidez. Comenzamos a rodar y, bueno, simplemente se defiende. No va mal pero no es un alarde de comodidad en lo que a amortiguación se refiere si bien la percepción de estabilidad y ajuste dan esperanzas de lo que realmente queremos encontrar.

Los ritmos se van animando y vamos encontrándole la gracia, cada vez nos va gustando más conforme vamos apretando al reloj. Hemos acabado un rodaje progresivo con la sensación de que no le habíamos exprimido lo suficiente así que tendremos que buscarle las cosquillas con entrenos más específicos. En un fartlek ya dan su verdadera medida, se mueve con mucha solvencia, respuesta sin fisuras y buen hacer. Los tiempos salen y no ha habido momento en que hayas echado de menos absolutamente nada. Incluso las dudas sobre la respuesta de la suela fuera de la pista-asfalto quedan resueltas con nota.

Probamos a fondo: New Balance 890 V8

Además de negro con la N en azul, las 890 V8 de hombre están disponibles en este otro color rojo.

Siempre he sido amigo de al menos hacer algunas series con este tipo de zapatillas para ver qué tiempo me dejo en el tintero en comparación con unas rápidas. La 890 V8 con sus 237 gramos y su perfil medio evidentemente penaliza un par de segundos por cada 200 m aproximadamente pero lo mejor es que transmite sensaciones de zapatilla rápida lo cual no te quita las ganas de correr como otras. Les he metido series cortas y aunque algo más lentas, como digo, las sensaciones han sido buenas.

En resumen diría que la 890 V8 de New Balance es una zapatilla mixta en el amplio sentido de la palabra. La recomendaría para atletas de pisada neutra, buena técnica y que les guste las zapatillas de tacto firme y reactivo para trabajos muy diversos a ritmos medios y altos.

Probamos a fondo: New Balance 890 V8

La versión de mujer de las FuelCell 890 V8 se puede conseguir en estos dos colores.

OK:

  • Relación calidad-precio interesante.

  • Respuesta muy buena a velocidades medias y altas.

  • Ajuste y chasis muy conseguidos.

KO:

  • El desgaste del centro del antepie es un tanto excesivo aunque más a nivel estético.

  • La amortiguación firme hace que la primera puesta no sea la más cómoda.

Precio recomendado 120 €

Peso: 237 gramos

www.newbalance.es

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...