Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Claves para ponernos la copa menstrual y olvidarnos de todo (excepto de nuestro entrenamiento)
Sport Life para INTIMINA -
Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte
Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Son muchas las mujeres que dicen dejar su deporte favorito mientras menstrúan. Las razones: 3 de cada 10 se encuentran sin energía, un 24% no lo practica por los dolores menstruales y un 18% afirma que no está cómoda con los productos de higiene íntima como tampones o compresas, según el I Estudio sobre Regla, Salud Íntima y Deporte de INTIMINA. Y lo curioso es que, realmente, el deporte puede ayudar a aumentar el estado anímico y la energía, además de aliviar en gran medida los dolores.

¿Cuestión de hormonas?

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

El vaivén hormonal que experimentamos durante el ciclo nos afecta a todas, deportistas incluidas. Si aquí consideramos que las que compiten en alto rendimiento dependen al 100% de su cuerpo para ejercer su trabajo, en función del momento de su ciclo, su respuesta no será siempre la que quisieran. No es “una excusa”, pero sí una realidad.

En la fase premenstrual y menstrual del ciclo, nuestro cuerpo experimenta cambios como una bajada de la economía respiratoria, mayor frecuencia cardiaca, menor concentración de hemoglobina o mayor masa corporal (por la retención de líquidos). La coordinación, agilidad y estabilidad se pueden ver también alteradas. Todos estos procesos no favorecen la obtención de buenos resultados en competición.

No obstante, en las fases postmenstrual y postovulatoria tienen lugar procesos fisiológicos inversos. Es en estas fases en las que Shajilina, tras varios estudios, concluye que las deportistas poseen mayor capacidad de trabajo en general, junto con una mayor economía funcional y una elevada velocidad de recuperación.

Y mucho más allá de las hormonas

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

No te dejes superar por eso de “no puedo (mejorar mi marca, alcanzar la máxima intensidad o disfrutar de este entrenamiento…), porque tengo la regla”. Los estereotipos y la predisposición negativa afectan al rendimiento mucho más que las hormonas, como demuestra un reciente estudio realizado con mujeres futbolistas por la Universidad de Frankfurt y publicado por Psychology of Sport and Exercise. Las jugadoras eran más lentas y tenían menor capacidad de driblar inmediatamente después de que se les diera a leer un artículo falso sobre el menor potencial de las mujeres para jugar al fútbol.

Del paño higiénico a la copa menstrual

¿Sabías que España es el país europeo que más copas menstruales vende? Mucho ha llovido ya desde los famosos paños higiénicos que usaban nuestras abuelas y que debían lavar diariamente. La llegada de las compresas de usar y tirar marcó un antes y un después, luego llegaron los tampones y la última gran novedad son las copas menstruales, una de las opciones más higiénicas, ecológicas, pero también económicas y cómodas para las deportistas.

5 ventajas de la copa menstrual para deportistas:

1/ No necesitas llevar nada cuando tienes la regla. No tienes que llevar tampón o compresas en un bolsillo cuando entrenas.

2/ No hay peligro de fugas cuando tienes flujo menstrual abundante. Lo que puede ocurrirte en tiradas de entrenos largos o en algunos entrenamientos de HIIT con esfuerzos intensos, natación o entrenando en bicicleta con la presión continuada del sillín.

3/Puedes cambiarte en cualquier lugar, gimnasio incluido, sin generar residuos incómodos o poco ecológicos.

4/No irrita la piel como puede ocurrir cuando llevas compresas con ropa apretada o el culotte de ciclista o los tampones con algodón blanqueado.

5/ Se puede llevar hasta 12 horas, por lo que no necesitas cambiarte cuando haces ejercicio de larga duración o si estás en pruebas de resistencia.

INTIMINA es una marca que ha innovado mucho en este sentido, diseñando distintos modelos de copas menstruales adaptadas a cada momento y necesidades de las mujeres deportistas. Aprovechando su experiencia, les planteamos las dudas más frecuentes que nos hacemos a la hora de usar copa menstrual. Andrea Batllé, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y Directora de la clínica ABFisioterapia (Barcelona), nos ayuda a resolver todas estas cuestiones.

Dudas existenciales y deportivas

¿Es fácil de poner y quitar? ¿De qué material están fabricadas?

Las copas menstruales de INTIMINA cuentan con un diseño ergonómico y flexible que respeta 100% la anatomía de la mujer, por lo que pueden adaptarse fácilmente y son muy cómodas. Se pueden usar incluso hasta 12 horas continuadas con total garantía (y aunque el flujo sea muy abundante), lo que a la hora de entrenar y competir nos da una libertad enorme. Están fabricadas con silicona ultrasuave de grado médico y son aptas tanto para flujos ligeros como abundantes. Además de respetar la flora vaginal, son reutilizables y ecológicas.

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Lily cup One

¿Hay distintas tallas?

Sí, existen tres modelos, Lily cup One, recomendada para principiantes por su pequeño tamaño, Lily Cup, que tiene la capacidad de doblarse tan fina como un tapón para facilitar la forma de ponérnosla y Lily Cup Compact, completamente plegable. A su vez, tanto Lily Cup como Compact están disponibles en dos tamaños, A y B. INTIMINA recomienda que las mujeres que no han dado a luz o que han dado a luz a través de cesárea elijan el tamaño A (Lily Cup y Lily Cup Compact) y aquellas que han dado a luz por parto vaginal o que tienen un suelo pélvico débil elijan el tamaño B (Lily Cup y Lily Cup Compact). Para las adolescentes o principiantes, es recomendable utilizar la Lily Cup One en talla única. Es importante tener en cuenta la guía de tamaños y la cantidad de flujo que expulsamos en cada regla. Una copa demasiado pequeña no va a sellar correctamente y una demasiado grande será difícil de abrir.

A estos 3 modelos se añade además Ziggy Cup, la primera copa del mercado extraplana y reutilizable que puede usarse durante las relaciones sexuales.

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Tamaño A y B de Lily Cup

¿Se puede utilizar copa menstrual en deportes como el ciclismo o bicicleta de montaña donde se pasan muchas horas sobre el sillín?

Sí, se puede utilizar en cualquier práctica deportiva. Aunque la mujer pase horas sentada en una bicicleta haciendo esfuerzo y moviéndose, es lo mismo que cuando está muchas horas sentada en la silla cuando trabaja. Si la copa menstrual está bien colocada, es decir, que no molesta, no hay ningún riesgo de fuga.

En deportes de alto impacto como correr, equitación o entrenamientos con saltos ¿se puede mover la copa menstrual?

Aunque realicemos deportes de impacto como correr, equitación o entrenamientos de salto, si la talla de la copa menstrual es la correcta, no hay riesgo de que pueda moverse. A veces, si la talla no es la correcta o no está bien colocada, aparte de que puede molestar o tener riesgo de fuga, puede moverse con más facilidad.

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Lily Cup Compact

¿Es posible utilizar la copa menstrual para natación?

Sí, las copas menstruales se pueden llevar hasta 12 horas, incluso para nadar o dormir.

Claves para ponernos correctamente la copa menstrual para hacer deporte

Cómo colocarse la copa menstrual correctamente para hacer deporte

Cómo colocarse la copa menstrual Lily Cup correctamente para hacer deporte

1. La copa debe quedar completamente abierta.

La razón más común de posibles fugas es que la copa esté doblada por algún sitio y no se haya abierto completamente para formar el sello con las paredes de la vagina. Con la práctica y conociendo el método de inserción que se adapte a ti, se soluciona fácilmente. Aquí van algunos consejos:

  • Siéntate, ponte de pie o de cuclillas en una posición que te resulte cómoda para que se abra tu vagina. Por ejemplo, subiendo la pierna sobre el inodoro o la bañera.

  • Intenta un pliegue diferente. Es importante probar diferentes pliegues y técnicas de inserción para ver cuál es la que mejor se adapta a tu cuerpo. Existen tres formas para introducir la copa. La Lily Cup de INTIMINA se puede introducir utilizando uno de estos tres tipos de pliegues: enrollada como un tampón, modo en C o modo en V. Por su parte, la Lily Cup Compact y la Lily Cup One se pueden introducir utilizando uno de estos dos: modo en C o modo en V.

  • Inserta tu copa lo más alto posible en el canal vaginal pero lo suficientemente abajo para que puedas alcanzar la base. Puedes usar un dedo, como el pulgar, para empujar la parte inferior de la copa (tallo) y moverla hacia arriba. A continuación, aprieta el cuerpo o el borde de la copa unas cuantas veces para ayudar a que la copa se abra y forme ese sello con las paredes de la vagina.

  • Muévela suavemente. Una vez hayas insertado la copa, tira suavemente del tallo hacia abajo moviéndolo de un lado a otro. Si has tirado de la copa demasiado hacia abajo y el tallo está asomando fuera, simplemente usa el pulgar (o el dedo que prefieras) para empujarla hacia arriba.

  • Haz una revisión final. Para asegurarte de que tu copa se ha abierto completamente, pasa el dedo alrededor de su cuerpo para comprobar que no hay abombamientos. Si tiras de la copa y no se mueve el sello se ha formado correctamente.

2. ¿Qué hago si la copa está mal colocada o no está debajo de tu cérvix?

Al contrario de lo que se cree, el cérvix o cuello del útero no está necesariamente ubicado en la parte superior de nuestro canal vaginal y puede estar formando un ángulo o estar inclinado hacia un lado. Además, se mueve arriba y abajo a lo largo de nuestro ciclo, dependiendo de nuestros niveles de estrógeno. Si el borde de tu copa no está por debajo del cérvix, el fluido menstrual saldrá por los lados de la copa, causando fugas. Atenta a estos consejos:

  • Localiza tu cérvix. Como la posición de tu cérvix puede cambiar a lo largo del ciclo es importante comprobar su situación cuando vayas a usar la copa. Basta con introducir un dedo y buscar una zona que esté más firme (parecido a una punta de una nariz). Una vez hayas determinado dónde se sitúa, sabrás dónde debes colocar la copa. Es importante recordar que el cérvix se mueve a lo largo del periodo, por lo que es útil comprobar su posición varias veces a lo largo del ciclo. Dependiendo de esto, podrás colocar tu copa más alta o baja en tu vagina.

  • El ángulo de la copa es importante. El canal vaginal no es vertical sino inclinado hacia la parte posterior del cuerpo. Para asegurarte de que tu copa esté bien colocada, inclínala hacia cóccix usando el pulgar, presionando la base de la copa y orientarla en la dirección correcta.

  • Asegúrate de que tu cérvix no está dentro de la copa. Si colocas tu copa y tu cérvix queda dentro, puede ocupar espacio en la copa y aumentar el nivel de líquido en el interior, causando fugas. Por otro lado, si tienes un cuello del útero sensible la succión de la copa podría causar malestar, así que asegúrate de probar diferentes posiciones para encontrar la que más te conviene.