Beneficios del salto de la cuerda en nuestro entrenamiento

El salto de la cuerda es un tipo de ejercicio que practicamos desde pequeños, a modo de juego, pero que de mayores puede ser parte de nuestro entrenamiento.

Noelia Hontoria

El salto de la cuerda o de la comba es un ejercicio habitual en las sesiones de entrenamiento más completas.
El salto de la cuerda o de la comba es un ejercicio habitual en las sesiones de entrenamiento más completas.

Algo tan sencillo como coger una cuerda y saltar evitando tropezarnos con ella puede tener excelentes beneficios para nuestra forma física y nuestra actividad deportiva. Cada vez más entrenamientos incluyen el salto de la cuerda en su planificación. te contamos el porqué.

¿En qué nos puede ayudar el salto de la cuerda?

El primer beneficio del salto de la cuerda es que está aconsejado para cualquier tipo de deportista ya que, a pesar de no ser un deporte en sí mismo, es un ejercicio muy completo que nos ayuda a mejorar nuestra forma física, tanto a nivel de resistencia como de velocidad, coordinación o potencia.

Además, nos permite trabajar todo el cuerpo con un ejercicio simple y divertido. Con el salto de la cuerda podremos tonificar y mejorar la fuerza de piernas y brazos especialmente, pero también de torso o abdomen.

Beneficios del salto de la cuerda en nuestro entrenamiento

El salto de la cuerda ayuda a mejorar la potencia y la velocidad.

Con una sesión continuada de salto conseguiremos, por lo tanto, quemar calorías a la vez que trabajamos la musculatura. Para que sea más efectivo, lo ideal sería practicarlo como un ejercicio más de nuestro entrenamiento e ir incrementando la velocidad y el tiempo de salto, mejorando así nuestra resistencia, algo que tendrá su influencia directa en otro tipo de deportes que practiquemos.

Por otro lado, mejoraremos la respiración. Este punto está ligado al anterior. Al trabajar la resistencia y darnos cada vez más capacidad para ejercitarnos durante períodos más largos o con más intensidad, estaremos haciendo un ejercicio aeróbico que nos ayudará a controlar mejor la respiración, un aspecto clave para el deporte. Podemos utilizarlo como parte del calentamiento o como un entrenamiento en determinadas sesiones en las que queremos reforzar esto.

Como hemos apuntado, el salto de la cuerda lo puede practicar cualquier persona, sea cual sea la disciplina que trabaja, aunque suele ser especialmente popular entre runners, por la incidencia directa sobre la zancada y la fuerza que puede aportar a la musculatura de las piernas.

¿Saltar a la comba puede sustituir una sesión de running? ¡Lo resolvemos!

Relacionado

¿Puede la comba sustituir al running?

Saltar a la comba en CrossFit, ¡domina la técnica!

Relacionado

Cómo quemar más calorías con la comba

Los mejores vídeos