Elige bien tu material de entrenamiento, las ventajas de las máquinas de gimnasio

¿Me lanzo al peso libre o primero empiezo con máquinas anlalíticas? ¿Qué método se adapta mejor a ti? Te enseñamos a evaluar qué tipo de entrenamiento va más contigo
Raúl Notario/Fotos: Gonzalo Manera -
Elige bien tu material de entrenamiento, las ventajas de las máquinas de gimnasio
Elige bien tu material de entrenamiento, las ventajas de las máquinas de gimnasio

A la hora de entrenar en el gimnasio, se nos presenta un abanico de posibilidades muy amplio. Podemos realizar muchos ejercicios e incluso un mismo ejercicio puede llevarse a cabo de varias formas diferentes. Entre las opciones que podemos manejar se encuentran las mancuernas, barras, kettlebells, máquinas, poleas, nuestro propio peso corporal… como te hemos dicho, tienes mucho donde elegir pero, ¿sabrías decir cuál es la mejor opción para ti? ¿Dónde está la diferencia entre unas y otras? Antes de elegir es importante conocer los pros y los contras de todas las opciones. En este artículo vamos a evaluar cuándo es mejor usar máquinas analítica de gimnasio. ¡Vamos a ello!

Conoce también las ventajas e inconvenientes de entrenar con barras y discos. 

Y recuerda cuáles son las rutinas de gimnasio más efectivas para mejorar.

Al trabajar abdomen en máquina, no descuides tu higiene postural.

Máquinas

Pros

Tradicionalmente se ha transmitido que las máquinas son ideales para la gente que da sus primeros pasos en el mundo del fitness. Entre sus ventajas más destacadas se encuentra el de una mayor seguridad en la ejecución de movimientos, ya que estos son guiados por la propia máquina. Además, la carga es fácilmente graduable por el usuario, pudiendo adaptar la misma a la capacidad de cada individuo. Suelen ser cómodas y fáciles de utilizar aunque su empleo siempre debe estar supervisado por un técnico cualificado.

Contras

Si eliges esta opción debes saber que tus músculos van a trabajar, pero de un modo poco natural y fuera de contexto. Por ejemplo, si pensamos en la extensión de cuádriceps en máquina, es difícil encontrar una situación real en la que realicemos ese mismo movimiento con necesidad de superar una carga  que no sea la de nuestro propio peso corporal. Además, la técnica de movimientos no se enriquece, ya que la propiocepción, la coordinación y el equilibrio dinámico (esenciales para nuestro día a día), no entran en juego y por último, su uso es más seguro la mayoría de las veces, pero no siempre, y ciertos errores de ejecución se siguen repitiendo sistemáticamente en muchos ejercicios con máquinas. 

Máquinas de abdominales: la mayoría de máquinas destinadas al trabajo abdominal sirven para ejercitar todo el recto del abdomen y simulan el clásico ejercicio de crunch o encogimientos, un gesto que ya deberías saber que no es demasiado recomendable si buscas reducir tu perímetro abdominal.

Al trabajar abdomen en máquina, no descuides tu higiene postural.

Ejercicio mal ejecutado: en este ejercicio de prensa en máquina la columna se arquea en el momento de máxima extensión

Posición e higiene corporal erróneas: cuando tenemos un respaldo, un apoyo y unos “carriles” inamovibles por los que movilizar una carga, es fácil olvidarnos de nuestra posición corporal y descuidamos aspectos tan importantes como la higiene postural de cuello, hombros y espalda.

Nuestra opinión: como ves, los contras superan a los pros notablemente, pero esto no quiere decir que haya que demonizar a las máquinas y desterrar su uso. Las compañías de fitness se esfuerzan por mejorar sus máquinas y hacer que su uso sea lo más natural posible. Todo tiene su momento y si eres una persona con poca experiencia y poca resistencia muscular probablemente sea conveniente empezar tu andadura en el gimnasio con este tipo de aparatos e ir evolucionando poco a poco hacia ejercicios más funcionales. 

Ejercicios con máquina mal ejecutados

En el ejemplo puedes ver como un ejercicio que parece bien ejecutado esconde una mala posición desde el inicio, donde la columna se arquea en el momento de máxima tensión y se encuentra comprometida por el efecto de cizalla que producen nuestras vertebras respecto a la columna vertebral.

Cuando hagas ejercicios en máquinas, recuerda que la espalda debe mantener su correcta posición anatómica. Es normal querer progresar rápido y añadir más peso del apropiado para nosotros pero esto es un error, recuerda que primero va la técnica y después la intensidad.

Ejercicio mal ejecutado: en este ejercicio de prensa en máquina la columna se arquea en el momento de máxima extensión

Isquiotibiales en máquina, ejecución correcta

Ejercicios con máquina bien ejecutados 

Isquiotibiales en máquina: las máquinas que permiten realizar el ejercicio de pie siempre son más recomendables si buscamos funcionalidad y practicidad, además, la posición es mucho más natural, al igual que el movimiento, que se asemeja mucho al que podemos realizar en cualquier situación de la vida real.

Isquiotibiales en máquina, ejecución correcta

Patada de glúteo en máquina

Patada de glúteo: una vez más, al estar de pie, el gesto es mucho más natural y se asemeja a nuestros movimientos del día a día.

Patada de glúteo en máquina

Agradecemos su colaboración a Fitness4All Pozuelo de Alarcón en cuyas instalaciones hemos realizado las fotografías de este artículo.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...