En metro y medio cabe una vida

Pero antes de exigir todos y cada uno de estos 150 centímetros, los ciclistas también tenemos mucho que decir en nuestra propia seguridad
Fran Chico -
En metro y medio cabe una vida
En metro y medio cabe una vida

 Estoy especialmente preocupado porque últimamente cada vez que reflejo en nuestras redes sociales (que están llenas de deportistas) de nuestra preocupación por la peligrosidad del ciclismo en las carreteras no son ni uno ni dos ni tres los comentarios que aparecen quejándose también del comportamiento de los ciclistas.

Y realmente es por aquí por dónde debemos empezar nuestras peticiones de mayor seguridad cuando disfrutamos de nuestra pasión por pedalear. El primer punto para proteger nuestras vidas cuando vamos en bici es respetar las normas de circulación. Los ciclistas, es justo que los reconozcamos, las interpretamos a nuestra favor. Incluso no es raro ver quién va por la acera cuando quiere si así tiene ventaja, poniendo en riesgo a los peatones ante el menor descuido que tenga en la conducción.

Un ejemplo de que seguimos sin concienciarnos de que podemos hacer mucho nosotros mismos por reducir el riesgo es que mucha gente sigue vistiendo de negro reduciendo así la posibilidad de ser detectado por los conductores. No te digo que yo que llevemos el chaleco amarillo, es que hay en el mercado cientos opciones de maillots, chaquetas, chalecos…que son de colores llamativos y en muchas ocasiones reflectantes.

Dicho esto, está claro que aunque los ciclistas con una imprudencia también podemos ocasiones un grave accidente, normalmente somos los que vamos encima de la bici los que más tenemos que perder. Ser vulnerables no nos da la razón cuando nos saltamos las normas por supuesto, pero si nos da el derecho a exigir que se cumplan las existentes y a pedir, como ya se está haciendo, el endurecimiento de los castigos cuando su incumplimiento es la causa de un accidente de los que en demasiadas ocasiones siguen ocurriendo en nuestro país.

Estamos centrando muchos de los esfuerzos en que sea cumpla el metro y medio de separación que marca la ley que debe haber de separación entre bicicleta y coche en el momento del adelantamiento.  En esos 150 centímetros cada una vida y por ello, desde el mayor deseo de unirnos todos (ciclistas y conductores) en el deseo de que mejorar la seguridad cuando vamos por la carretera, pedimos que los respetemos. No hay adelantamiento que no puede esperar a tener otra oportunidad. 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...