Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón

Es un jugador diferente y con tanta clase, que enseña
Sport Life -
Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón
Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón

Mejora tu habilidad con el balón

No es cuestión de convertirse en un futbolista de circo pero sí de tener la suficiente confianza en el manejo del balón. Lo que llamamos dar "toques" es una buena forma de mejorar tu habilidad con la pelota y de entrenarte aunque estés solo. Andrés Iniesta nos da algunos detalles.

Para levantar la pelota

Lo mejor es pisar el balón con la planta del pie y hacerlo rodar hacia nosotros. Cuando ya rueda, mete la punta del pie por debajo y verás que lo puedes controlar con el empeine con cierta facilidad. Una vez en el aire, lo mantienes dando toques suaves. El cuerpo tiene que estar cómodo y la pierna de golpeo doblada, no estirada (ese es el error más habitual cuando se empieza a hacer ejercicios de habilidad). También hay que usar la articulación del tobillo para los golpeos, así evitas que tu habilidad se reduzca a dar toques subiendo y bajando la pierna.

Imagen de Galeria de Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón Imagen de Galeria de Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón
   
Imagen de Galeria de Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón Imagen de Galeria de Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón
   
Imagen de Galeria de Andrés Iniesta, una clase con el mago del balón  
   
   
   
   
   



Para dar toques con la cabeza

Hay que golpear con la frente suavamente al balón (la frente tienes que estar en posición horizontal, paralela al suelo, en el momento del golpeo). Las piernas deben estar ligeramente dobladas para apoyar bien el peso del cuerpo.

No controlo un balón

Con el interior (1 y 2). Es el que más usamos. Ponemos el interior del pie y para evitar que te rebote y se te vaya lejos debes relajarlo, a la vez que lo echas un poco para atrás. Doblar ligeramente el pie de apoyo también ayuda a hacer un control más preciso.

Con exterior. Lo usamos para sorprender al rival. Hay que amortiguar el balón retirando el pie con el que se recibe el balón; lo haremos con la parte exterior de la bota y tratando de dirgir la pelota hacia el lado que queremos para continuar la jugada.

Con el pecho (3, 4, 5 y 6). Para que caiga en los pies hay que retraer el pecho para amortiguar el balón y luego sacarlo. Es importante tener siempre el balón a la vista y tener las piernas abiertas y ligeramente dobladas.

No "veo puerta" ni con lentillas

Si buscas potencia y un tiro recto y sin efecto? golpea con el empeine total (con la zona frontal de la bota). El cuerpo debe estar ligeramente inclinado hacia el balón para evitar que se te vaya por encima del larguero. La pierna de apoyo debe estar a la altura del balón y golpear a éste en el centro.

Si buscas colocación sin perder mucha potencia... golpea con el interior. El pie de apoyo debe estar retrasado respecto al balón para que coja altura. Debes golpear al balón en la zona interior y lateral. Es clave relajar el cuerpo e inclinarlo ligeramente hacia atrás en el momento del golpeo..

Si buscas sorprender... golpea con el exterior. Pierdes precisión (es un golpeo que hay que practicar mucho) pero el balón coge una trayectoria con el efecto cambiado que puede soprender al portero. Al balón hay que golpearlo en la zona lateral, pero usando la mayor superfice posible del exterior de la bota.

Fallo muchos pases

Con el interior (1, y 2) Lo normal es usarlo para pases de corta distancia en los que no quieres arriesgar nada. Para evitar que salga dando botes hay que acompañar al balón en lugar de golpearlo secamente. El pie de apoyo debemos tenerlo a la altura del balón.

Con el empeine (4, 5 y 6). Se usa para pases de media y larga distancia. Para lograr más precisión un truco es inclinar ligeramente el cuerpo hacia atrás. En este caso el pie de apoyo debe estar retrasado respecto al balón.

¿Y con el exterior?. Es un golpeo menos habitual ya que tiene riesgo, aunque es eficaz cuando quieres sorprender al rival aprovechando, por ejemplo, un desmaque de un compañero. Es un buen recurso para meter un balón profundo a la espalda de la defensa. Al balón lo golpeas en la zona lateral y cuánto más alto quieras que vaya, más atrás tienes que tener el pie de apoyo.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...