La calma después de la tormenta

Me acabo de servir una copa de vino tinto para sentarme delante del ordenador y empezar a escribir.
Lourdes Torres -
La calma después de la tormenta
La calma después de la tormenta
Preparando un Ironman con Phil Maffetone
Preparando un Ironman con Phil Maffetone (blog de Lourdes Torres)

“Practicar la larga distancia es como jugar al ajedrez, se gana con el músculo de la cabeza. De nada sirve estar fuerte físicamente si no tenemos una mente bien nutrida.“

Me acabo de servir una copa de vino tinto para sentarme delante del ordenador y empezar a escribir.

Sí, sí, una copa de vino tinto. Son las 19:00 horas y Phil siempre me dice que las tardes son para descansar y tomarte un buen vino. Hoy se me ha echado el día encima y no he entrenado. Podría salir ahora, llegar muy sudada, activar mi cuerpo y ganarme un insomnio asegurado.  Soy como un bebé, si me cambias los hábitos y rutinas, cuesta remontar.

Total, que hoy no voy a entrenar.

 

"He disfrutado muchísimo de estas últimas semanas de entreno. Después de la tormenta viene la calma”

Llevo dos semanas de 16 horas y estoy segura que darme un día de vacaciones anticipadas será muy productivo. Afortunadamente, debo decir que he disfrutado muchísimo de estas últimas semanas de entreno. “Después de la tormenta viene la calma”. Pues así ha sido, después de que Phil me invitara a tomar la decisión de no hacer el IM, (creo que lo hizo para que reaccionara) he entrenado sin piedad en estas últimas semanas. Phil sabe y sabe mucho, esto es lo que más me gusta de él. Estar delante de alguien conoce el oficio y no necesita de muchas palabras para demostrártelo es una suerte impagable. Mi cabeza hizo un click hace una semana. De repente entendí que el problema estaba en la cabeza que no era consciente de la energía que había acumulado durante estos meses. Y al entenderlo mi cuerpo también lo ha “entendido”. Entreno mejor, voy más rápida y sufro menos. Y parece que sea así simplemente porque haya decidido que sea así. No sé cómo va a ir el día 19. Quizás todo saldrá de forma positiva y lo que he estado construyendo día a día dé su fruto y entienda aún más todo. Quizás ese día no tenga que ser el día y pase como en Calella, que pensé que todo iba a ir estupendo y fue el peor Half de mi vida y al que mejor preparada iba.

Ahora, me doy cuenta que el método de Phil requiere tiempo, mucho tiempo para ir puliendo, para ir mejorando. Sé que no es cosa de 10 meses. El método de Phil es un estilo de vida, de sentirlo propio, de mejorar cada día sin obsesionarte, de dejarte llevar por la ilusión del entreno, de saber y entender que lo que se come es crucial a nivel deportivo y que nunca hay que forzar, porque forzarías tu salud. En un skype lloraba y le decía que me sentía sola en esta aventura y lo difícil que era ir a hacer la compra. Es verdad, comer siguiendo el método de Phil es complicado y es ahí donde te frustras porque ves lo perverso que es todo. La industria alimenticia en el deporte con sus suplementos, su oferta alimenticia con ese marketing que lo agranda todo y en verdad todo es mucho más simple. Por supuesto que no se necesitan suplementos. No, no se necesitan de una forma habitual, en algún caso muy concreto quizás, pero nada más.  Lo único que se necesita es saber qué requieres a nivel nutricional y tomarlo a través de los alimentos naturales, sin caer en la tentación de los carbohidratos.

Puedo contar que tomo tres veces al día proteína de forma diferentes, huevos, carnes y pescados. Mis necesidades son claras, son las de una mujer de 47 años que va a hacer un Ironman. Necesito proteína para construir músculo que resista la prueba. Ahora mis músculos no se resienten de ninguna forma tras una semana muy intensa de entreno. Y lo veo claro: gracias a la alimentación no he tenido ni una agujeta, ni un músculo se ha resentido. Es verdad que ahora falta por ver como me comparto el día del IM.

Hoy he estado con un amigo psicólogo y hemos estado hablando, "te veo bien Lourdes". Sí, estoy serena después de tanto altibajo. Me siento tranquila y eso me da mucha paz. Curiosamente, no estoy nerviosa, miro las próximos días con la máxima atención a los detalles. Pienso en la carrera, la conozco, la recuerdo y sé que hace cuatro años fue durísima. Acabé de milagro, cuando faltaban tres minutos para que se cerrara la meta. Agónica llegada podría decir. Y tenía 4 años menos. Un Ironman sí eres una mami, os puedo asegurar que es durísimo, lo que pasa es que se puede ser una mami y realizar los retos, sueños e ilusiones que uno se proponga, eso también es verdad.

#quieromimedalla


Link a la crónica de mi primer Ironman ironmanzurich10dejulio.blogspot.com

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...