En el mundo de las "zapatillas mágicas"

Nunca se ha hablado tanto de una zapatilla como de las Vaporfly, “las zapatillas de Kipchoge”. Hasta el punto de que por primera vez se han creado casos de desventaja no conocidos en el mundo del deporte y más propio de la Fórmula 1 o del Mundial de motociclismo en dónde sin un buen asiento o una buena montura ni el mayor talento puede aspirar a la victoria.
Sport Life -
En el mundo de las "zapatillas mágicas"
En el mundo de las "zapatillas mágicas"
El pez chico se come al grande
El pez Chico se come al grande (blog de Fran Chico)

“No sé si me gusta más el periodismo que el deporte o al revés. He tenido la suerte de vivir en los dos mundos durante los últimos 30 años. Y espero no perder nunca el espíritu deportivo para afrontar la vida.“

Cierto que aquí no se ha llegado a tanto pero ya estamos viviendo casos de deportistas que han sacrificado sus contratos publicitarios para no competir en desventaja. Cierto decir que la normativa ahora exige que para competir con ellas lleven al menos cuatro meses a la venta, pero pone al atleta ante el dilema de elegir ir a la tienda a comprar la “zapatilla mágica” o el contrato que le permite en buena medida dedicarse en exclusiva a un deporte que millonario sólo hace a muy, muy pocos.

Competir en igualdad de condiciones ha sido una de las máximas del deporte. De ahí, además de cuidar la salud, la persecución del dóping. Ahora ha llegado al mundo del running este “dóping tecnológico” que ha traído consigo una lluvia de récords y marcas personales que tienen mucho del atleta pero también una parte del ingeniero.

Aunque a mi modo de ver ha tardado demasiado, la Federación Internacional ha acabado por poner límites a la altura de las zapatillas y a la disposición y número de placas que pueden situarse en su interior. Un freno ante el riesgo de terminar viendo a los maratonianos dando saltos en lugar de corriendo. ¿Y qué hemos sacado los corredores populares de todo esto? Evidentemente todas las marcas han tenido que redoblar esfuerzos en la investigación de una tecnología que es cierto que te hace más rápido pero lo que me parece más interesante lo consigue gracias a reducir tu cansancio muscular, que es lo que hace que la ventaja que aporta sea exponencial según la carrera tiene mayor distancia. Y siendo esto importante, de cara a los corredores populares, y teniendo en cuenta que cada vez van a ser más los corredores de más cincuenta, sesenta y setenta años, el gran reto es desde todo lo que se ha aprendido en esta batalla seguir el camino para aportar avances tecnológicos que permitan reducir el riesgo de lesiones y favorecer la recuperación. Deseosos estamos de que saquen más “conejos de la chistera” aunque sea a costa de que ya tenemos el precio de las zapatillas más cerca de los 200 que de los 100 euros.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El confinamiento del coronavirus no va a ser eterno, así que te hemos preparado un pl...

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Repasamos lo que funciona y lo que no a la hora de organizar nuestras rutinas nutrici...

Los mejores consejos de Tu Visión Gafas Deportivas para la adquisición de tus nuevas ...

Porque tus articulaciones son las bisagras responsables del movimiento... Deberías cu...

Así es el "número 7" de Suunto, un pulsómetro que combina las prestaciones de un smar...