Cuando el reto es ganar peso para ganar salud, la historia de Teresa Velasco

En esta historia para llegar al "después" para ganar salud había que ganar kilos. Esta es la historia de Teresa Velasco, que gracias a la ayuda de profesionales y su fuerza de voluntad ha conseguido superar la anorexia y volver a disfrutar del deporte
Yolanda Vázquez Mazariego -
Cuando el reto es ganar peso para ganar salud, la historia de Teresa Velasco
Cuando el reto es ganar peso para ganar salud, la historia de Teresa Velasco

Este "Antes y Después" va al revés, y como podéis ver en las imágenes, lo protagoniza una persona que no ha perdido peso, sino todo lo contrario, lo ha tenido que ganar para superar la anorexia y seguir corriendo como antes.

Contamos con la historia de Teresa Velasco Castillo, una periodista y corredora malagueña de 24 años, que tuvo que engordar 24 kilos hace 3 años pasando de 36 a 60 kilos, para recuperarse de la anorexia y mejorar su salud y acaba de cumplir su sueño de correr un maratón en Sevilla.

No sabía su peso hasta que le hemos preguntado para nuestro "Club del Antes y el Después", ahora no se preocupa de los kilos ni de las calorías.

La encuentras en su blog http://latardeirnica93.blogspot.com.es/ y en redes sociales como: @TeresaVelascoCastillo

"Desde pequeña he hecho deporte, a los 8 años ya corrían en el club Playas de Málaga y a los 14 años competía en cross y pista y acabé en el club Nerja.
Nunca he estado gorda, me sobraban algunos kilos porque tengo una constitución grande pero no tenía sobrepeso. Empecé a adelgazar a raíz de una mononucleosis a los 17 años, a los 19 había bajado a 40 kilos y a los 6 meses me quedé en 36 kg, entrando en una anorexia en la que no comía, estaba obsesionada con las calorías. Al verme delgada perdí el control, conforme perdía peso me sentía mejor, con más autoestima, hasta que llegó un momento que tenía pánico de volver a engordar.
Decidí que tenía que cambiar después de un síncope cardiaco, me desmayé después de ir a correr y a nadar en ayunas. Me desperté en el hospital con puntos en la cabeza del golpe y donde hablaron con mis padres para que hiciéramos algo para salir de la anorexia.

Me ingresaron en un centro de día y con ayuda de profesionales, a los 5 meses conseguí ir recuperando un peso aceptable de 46-47 kilos. Era muy duro y como no quería perder el curso, pedí el alta voluntaria para poder presentarme a los exámenes de la universidad para acabar periodismo. Lo aceptaron con la condición de que debía seguir con un psicólogo. Llevo ya varios años sin preocuparme de adelgazar y haciendo deporte para estar en forma.

En febrero conseguí mi objetivo: correr el maratón de Sevilla con mi padre. Lo terminé en 4:07:21, un tiempo semidecente para ser mi primer maratón.

¿Qué plan nutricional seguiste para cumplir tu objetivo de ganar peso?

En mi caso, para engordar tuve que reducir la obsesión por contar calorías y el miedo a engordar. Aprendí algo importante, que las dietas no deben prolongarse mucho en el tiempo, se deben seguir unas pautas sanas y equilibradas sin necesidad de contar cada gramo de comida.
Ahora no me peso ni pienso en calorías, a veces noto que estoy un poco por encima de mi peso, pero no me preocupo. Sigo teniendo manías, nunca como dulces, o fritos o carnes rojas o bebo alcohol, pero intento hacer 4-5 comidas al día, comer prácticamente de todo escogiendo alimentos sanos. Ahora tengo una vida normal comiendo con mi familia y con mi novio, y si salimos a comer fuera y me apetece comer algo más pues disfruto y no es un drama.

¿Cómo evolucionaron tus hábitos deportivos en todo el proceso?

Cuando estuve en el centro de día con el tratamiento tuve que dejar de correr, es tu propio cuerpo el que limita, a los pocos metros de hacer un sprint te cansas, no puedes seguir.
Después del alta y de aprobar los exámenes empecé a entrenar de nuevo. Salía 3 veces a correr por semana con mi padre y sólo media hora, muy despacio. Me frustraba mucho pero con paciencia y en progresión pude llegar a entrenar 5-6 días a la semana pensando en hacer un maratón. Poco a poco fue aumentando los rodajes, haciendo series y me preparé a conciencia con el club de running UMA hasta lograr mi sueño y convertirme en maratoniana en Sevilla. Creo que el verdadero maratón es mucho más que entrenar, es una filosofía de vida.
Ahora estoy estudiando el curso de TAFAD (Técnico en Animación de Actividades Físico-Deportiva) porque me gusta estar en forma, y además de correr voy a nadar, al gimnasio y estoy en un equipo de rugby femenino.

¿Cuál crees que fue la clave para salir de la anorexia

La FAMILIA. Sin ella no habría salido adelante.

¿Qué les dirías a otras personas para animarlas a superar la anorexia?

Que vale la pena vivir, que no abandonen decisiones que tomaron en su momento previo a la enfermedad (en mi caso no perdí ningún año de carrera) y que luchen por superar el problema, que la vida es mucho más que una talla. Viene bien tener objetivos. A mí me ayudó mucho pensar que realmente mi objetivo de correr el maratón estaba por encima de la talla “ideal”.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...