Club pérdida de peso, Amalia García-Loygorri Esquer, 22 kilos menos en 6 meses

Amalia García-Loygorri perdió 22 kilos en solo 6 meses de cambio de hábitos, ¡así lo hizo!
Yolanda Vázquez Mazariego -
Club pérdida de peso, Amalia García-Loygorri Esquer, 22 kilos menos en 6 meses
Club pérdida de peso, Amalia García-Loygorri Esquer, 22 kilos menos en 6 meses

Amalia perdió 22 kilos en 6 meses y sin dieta, la abogada madrileña, y madre de 3 hijas solo cambió sus hábitos y su forma de comer para lograrlo, así fue su proceso:

  • Peso actual: 58,5kg
  • Peso anterior: 80,5kg
  • Kilos perdidos: 22kg
  • Cuántos meses tardaste en adelgazar:6 meses
  • Tiempo que llevas con tu peso actual estable:4 meses
  • Talla Actual: 38-40
  • Talla Anterior:44-46
  • Altura: 167 cm

¿Cómo pillaste peso?

Soy madre de 3 preciosas niñas, y la maternidad había marcado un antes y un después en mi peso. Nunca había sido una persona delgada, pero tampoco gorda, me consideraba normal, sin problemas de peso. Pero después de cada embarazo y, sobre todo, después de cada periodo de lactancia, no conseguía recuperar mi peso y, además, se iban acumulando kilos de un embarazo a otro. Después del último embarazo no conseguía adelgazar por mi cuenta, no controlaba la ansiedad ni el estrés de la casa y el trabajo. Estaba de mal humor constante, llegó un punto en el que me di cuenta de que necesitaba ayuda. No podía aceptar que había engordado y que era yo ahora. Pensé que tenía que cambiar las cosas y hacer algo, no soo por mí también por mis hijas, como madre, debía dar un buen ejemplo para ser una persona sana, feliz y activa.

¿Por qué empezaste a adelgazar?

Cuando me vi en las fotos del último verano no me reconocía, además estaba muy incómoda y hasta la ropa más grande y elástica que había heredado o comprado, me empezaba a apretar, claramente había tocado fondo, estaba en mi máximo histórico de peso sin estar embarazada. Yo ya ni me pesaba, por no saber lo que había engordado. No podía seguir así, no quería seguir así.

DIETA

Conozco a Yolanda del Club pérdida de peso de Sport LIfe porque mi marido Alfonso hizo el Ironman 70.3 en Cascais con ella. La comenté mi historia y le pedí una dieta, pero ella me dijo que no me iba a dar una dieta, me dijo que confiara en ella, y confié. Me citó, me pesó (yo no quise saber mi peso) me hizo una ficha para saber mi historia y empezamos a trabajar con objetivos o retos semanales, empezando con consejos sencillos nutricionales. Cada miércoles de la semana yo le mandaba un correo y ella revisaba los resultados y me ponía un nuevo reto si habíamos conseguido el anterior. Me puse a ello, no era difícil, empezar a comer bien y sano, ordenado, quitarme azúcares y “porquerías”. Aficionarme al agua con limón y a las infusiones, compradas y caseras, descubrir la raíz de jengibre y empezar a tomarla cada día. En casa ya no falta jengibre, se ha convertido en un básico.

Mi merienda choco-fit Necesitaba tomar algo apetecible al llegar casa y ponerme con la merieda y los deberes de mis tres hijas. Yolanda me propuso una solución con crema de chocolate negro sin azúcar y con frutas y me encantó, me llenaba y me calmaba la ansiedad o las ganas de comerme el bocadillo que dejaban las pequeñas. Ya hace ya tiempo que me permito la chulería de sustituirla por otras opciones, ¡haberlas haylas!

EJERCICIO

Yo no era una persona deportista, pero Yolanda insistió en que tenía que ser una persona activa, no hacía falta que hiciera un maratón para ser deportistas. Así que también buscamos juntas un pequeño reto semanal de ejercicio. Me he convertido en una “buscavidas deportiva”, madre y trabajadora es sinónimo de poco tiempo, y he tenido que ser muy creativa, para hacer “algo” de actividad todos los días.

Empecé levantándome 10 minutos antes por la mañana para hacer la tabla de ejercicios que me propuso Yolanda, e irla convirtiendo en un báico ‘home made’: 30 sentadillas, tabla progresiva hasta 1’45’’ (incorporando “acrobacias” y todo), abdominales varias. Los ejercicios mañaneros los he hecho todos los días durante 4 meses, ahora por razones de logística familiar (los despertadores de los fines de semana tienen nombres y apellidos, y llevan mi sangre) lo he estabilizado en 5 días a la semana, de lunes a viernes.

A los ejercicios mañaneros hemos ido sumado “algo más” a lo largo del día: un paseo en bici para hacer recados (a veces disfrutando de mi momento, otras en familia), caminatas de recados o de “terapia amigas”, intentos de trote, trotes, baile con las niñas a ritmo de follow me o el baile del sapito de PICAPICA, tonificaciones en casa cuando se acuestan las peques –piernas y pesitas-, gimnasia con mis vecinas-fit, padel, golf, natación… vamos, ¡un poco de todo!

He de confesar que, aunque me he buscado la vida deportivamente hablando, también he tenido ayuda en casa, mi marido es un apasionado del deporte y un gran deportista, así que también él lo ha puesto fácil con sus ánimos, gadgets ad-hoc y de última generación, disponibilidad, facilidad y empuje. Creo que disfruta viendo mis pequeños logros y hasta parece estar muy orgulloso de mí .

MANTENIMIENTO

Sigo comiendo bien y haciendo ejercicio mínimo 5 días a la semana, me gusta, lo único que he cambiado desde que considero que estoy en mi peso es que los fines de semana, o cuando se tercie por algún tipo de evento, como lo que me da la gana, con cabeza, pero feliz y disfrutando. No he vuelto a tener sensación de empacho y la verdad es que estoy ¡tan contenta!

CLAVES

Yo creo que en la vida todo suma, no es una cosa concreta, es la suma muchas pequeñas cosas, que bien conjuntadas, consiguen el objetivo, en este caso la pérdida de peso, el gran cambio. Por citar algunas: el agua con limón y las infusiones caseras de jengibre, la comida saludable con mi súper merienda choco-fit, pero sobretodo estar en modo ACTIVA ON, hacer ejercicio diario y moverme.

También ha sido muy importante la parte mental: cambiar el chip. No se trata de hacer dieta para perder peso, se trata de cambiar hábitos para estar sano, llevar un estilo de vida saludable combinando buena alimentación y ejercicio, y de esta forma perder el peso que sobra. Desde el primer momento Yolanda me dijo que debía pensar: NO ESTOY A DIETA, TENGO UN PLAN, UN PLAN DE VIDA SALUDABLE. He repetido estas frases hasta la saciedad, a mí misma y a los demás.

¿Qué les dirías a otras personas para animarlas a perder peso?

Que no pierdan la esperanza, que es posible, que es cuestión de concienciarse y ¡ponerse a ello! Que se apunten al club de pérdida de peso, donde podrán encontrar ayuda sensata y factible, que además ¡es efectiva! Y, si necesitan ánimos, ¡¡que me llamen!!

¿Tienes algún reto deportivo o en tu vida ahora que has perdido peso?

Como reto deportivo: Disfruté como una enana en la Carrera de la mujer de este año, para mí era un auténtico reto hacerla del tirón y refunfuñé bastante antes, pero lo conseguí, a mi ritmo, lento, y con buena compañía y sobretodo ¡CON ALEGRÍA!. Creo que mi reto será seguir participando cada año, y sin refunfuñar antes!

Como reto en la vida: mantener el estilo de vida saludable que llevo, porque además, así, seguiré en mi peso óptimo, ¡cómoda y feliz!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...