Los 9 consejos infalibles para ligar en Crossfit

Es fácil ligar cuando compartes Box...¡sí! y aquí van 9 consejos y trucos que podrían ayudarte en el proceso
Nereida Ferrer Lucas @hibiscus_psicologia -
Los 9 consejos infalibles para ligar en Crossfit
¿Se liga en el Crossfit?

Aunque se puede ligar en cualquier otro lugar y en cualquier otra situación, también puede pasarte en el Box donde entrenas, ¡y más fácilmente de lo que crees! Sí, sí… lo que lees. Aun sudando y oliendo a tigres y tigresas y aun gritando y gimiendo como si el mundo fuera a acabarse cuando haces un WOD, se liga en el Crossfit. Al final, no importa el dónde, si no el cómo. Por eso en este artículo os voy a dar algunos consejos y truquitos de aspectos a tener en cuenta y de cómo hacerlo.

Todos sabemos que con el deporte se liga más, pero lo que no sabíamos es lo que puede hacer el Crossfit por nuestra vida sexual y amorosa. Porque ya os digo yo que, a más de uno y una se le habrán acelerado las pulsaciones más de la cuenta dentro del Box sin necesidad de hacer un Murph. ¿O no?

¿Y cómo es posible si yo cuando entreno llevo unos pelos de loca, grito como si el mundo estuviera al borde del abismo, no paro de sudar y voy toda llena de magnesio…? Pues es muy sencillo. Os lo voy a explicar a continuación, así que no dejeis de leer:

1. Retos en grupo

A diario en el Box estamos enfrentándonos a nuevos retos, o por decirlo así, nos enfrentamos a los terribles WODs que nuestros coachs nos proponen. ¿Y eso qué significa? Pues muy simple. Que el hecho de tener que luchar contra ellos conjuntamente con más gente hace que estreches lazos con compañeros. Y claro… enfrentarte a situaciones complicadas con otras personas y ayudándoos mutuamente puede provocar que afloren sentimientos y atracciones sexuales que estaban ocultos y enmascarados. Quién sabe que escondes ahí dentro.

2. El roce hace el cariño

Está claro este apartado. Pero… ¿A quién no le ha pasado eso de ligar con alguien que conoce de hace tiempo y no se había fijado anteriormente pero ahora le parece atractivo? ¡A mí sí! Eso se debe a que puede que no sea el típico tópico del flechazo a primera vista, pero solo el hecho de coincidir con esa persona todos los días en el Box y compartir los entrenos juntos puede hacer que la chispa surja ¡y os apetezca conoceros mejor! Y es cierto que esto es gracias a que la comunidad o familia del Crossfit desprende un no sé qué que hace que la gente se sociabilice mucho y constantemente te ves haciendo nuevas amistades. Y eso es un aliciente y una muy buena oportunidad para “conocer” a gente nueva (ya me entiendes… jeje).

3. Erotismo

¿Ero…qué? Sí. Todos decimos que lo que importa es el interior, la belleza interna de la persona, las cualidades que tiene, etc. Sí sí… eso ya lo sabemos. Pero a lo que vamos… Ver un cuerpo sudado dándolo todo con barras, mancuernas, discos, kettlebell, haciendo Toes to Bar o Bar Muscle Ups hará que salten las chispas. Porque ver a tu crush en todo su esplendor haciendo su entreno, muriendo en el intento pero con un “físico de escándalo” desprende mucho erotismo. Hay que remarcar que, para gustos los colores y por eso en el Box hay infinitos colores. Y por eso, el erotismo que genera esa situación, hará que el Box sea un lugar más propenso a que puedan cruzarse esas miraditas sugerentes que con poco dicen mucho.

4. Compartís una afición

Es cierto que si coincidís en el Box será porqué a los dos os gusta el Crossfit. Vamos, eso pienso yo… Y con eso quiero decir que ya partís de la base de que tenéis una afición en común, habiendo ya más posibilidades de que ese “encuentro” tenga éxito. Tendréis temas de conversación en común y un afición que compartir. Ya bien sea hablar del WOD que hay escrito en la pizarra o de lo placentero y demoledor que ha sido el EMOM que acabáis de hacer. Estáis compartiendo una afición juntos y eso significa que ya tenéis una parte hecha. Ahora sólo os queda la otra, ¡ja ja ja!

Pero bueno, vamos a lo que nos interesa… el CÓMO se liga en el Box.

1. Elige cuándo actuar

¡Antes que nada, hay que elegir el momento, ya que no todos los momentos son buenos ni todas las situaciones idóneas! Hay que escoger bien el momento.

No es buen momento cuando acabas de hacer un WOD demoledor que tienes la respiración entrecortada, las pulsaciones a mil y el sudor se ha apoderado de ti. Espérate a que esa situación mejore y que todo vuelva a la normalidad. Entonces ese SÍ es el momento. Pero también te voy a decir que o bien el azar o bien la maldita ley de Murphy hará que si se tiene que acercar la otra persona en busca y captura de tu persona, lo hará en el peor de los momentos… Así que ya puedes darte prisa en ser tú el que dé el primer paso y así podrás controlar mejor la situación. Para ello, busca el momento en que tu crush esté cambiando de máquina o haya acabado su entrenamiento, porqué ya sabes cómo nos ponemos todos cuando nos interrumpen en mitad de nuestro momento.

2. Elige tu rol

En el deporte en general hay dos tipos de rol de ligoteo: el rol de expert@ que entrena a conciencia y te ayuda en todo y el rol de primeriz@ que necesita que le ayuden y le corrijan. Por tanto, analiza a tu próximo “ligue” y elige el rol que mejor te convenga. Si escoges el rol de experto, de crossfitero o crossfitera que entrena a conciencia y meticulosamente midiendo cada punto de la técnica y que parece que está concentrado y ensimismado en su entrenamiento, te hace un poco menos accesible. ¡Pero para esto tenemos solución! Aquí entra el juego de miraditas, que explicaré en otro apartado más abajo, así que sigue leyendo… Y por el contrario, si te decantas por el roll de primerizo, de la que no sabe ni cómo se coge la barra o de que significa front squat, le harás sentir a la otra persona que es útil. Le darás automáticamente a tu ligue el roll de experto o semi experto. Con esto ya tienes una pequeña parte hecha, porque a partir de ese momento tu crush sabrá que existes y será un buen momento para entablar una primera conversación. Y aunque sepas coger la barra, haz como si no fuese así y aprovecha ese momento.

3. Descartar camisetas de publicidad

Es cierto que vamos a entrenar y no vamos a hacer un desfile en la Fashion Week de Nueva York. Pero eso no significa que tengamos que ir a entrenar con camisetas de Jack Daniel’s, de tu equipo de fútbol o que vayas a entrenar en bañador… Tenemos que tener en cuenta que el contexto no ayuda a que nuestra presencia sea muy decente, pero si además combinamos nuestras prendas de entrenar de tal forma que parecemos un cromo, no nos facilitamos la faena. Por tanto, no hay que ir de punta en blanco pero al menos sí combinar nuestros conjuntos de entreno. Ya sea el top con las mallas a juego o que combinen bien o los pantalones con una camiseta decente. Aunque no lo creáis, ¡hay que cuidar el aspecto!

4. NO a los gestos raros ni a los gemidos extraños

Es cierto que cuando hacemos un gran esfuerzo, no sé si por sentirnos mejor o por qué, gritamos como posesos y al final, medio acabamos levantado el peso que se nos resistía. Si, bueno, eso está muy bien, pero si intentamos ligar, eso NO nos ayuda nada en absoluto. También es cierto que somos animales y todo lo que quiera la gente decir… pero no intentemos ligar como ellos por favor! Saquemos nuestras armas de seducción, no intentemos ligar a base de gemidos extraños y gestos bizarros. Así no sé si la atención que conseguimos de nuestro crush es la que buscamos… ¡un poquito de por favor!

5. Aromas

Otro consejo MUY importante. Tenemos que entender que el contexto en el que estamos, si no sudas, no has hecho nada. El Crossfit es un deporte de alta intensidad y si te esfuerzas sólo un poco, el sudor forma parte de tu vestimenta… Pero a su vez, tenemos que tener en cuenta que si lo que buscamos es relacionarnos con esa persona y buscar su atención, tendremos que tirar a base de colonia o desodorantes. A día de hoy creo que nadie suda y huele a rosas recién cortadas. Pero los avances de la ciencia y la cosmética, nos han traído al mundo un producto que suaviza ese olor o lo camufla. Así que ya estás poniéndote un bote pequeño dentro de tu mochila táctica para que forme parte de tu “kit indispensable” para entrenar.

6. Miraditas sugerentes

Todos sabemos que las miraditas son fundamentales ya que así ves si tu crush responde a ellas o no le interesas. Por tanto, tenemos que ir en busca de ese choque de miradas y ver si responde a ellas o no. Si responde, tenemos hecho ya el match y pasamos al siguiente nivel. Si no responde, puede que esté en babia, por lo tanto inténtalo de nuevo, y si no, puede ser que no le intereses. No pasa nada, el mundo no se acaba. Nos damos cuenta que al pasarle el disco de 5k g que necesitaba, nuestras miradas se han cruzado. ¡¡¡Nos hemos mirado!!! ¿Qué hago? Que no cunda el pánico por favor. Ahora es el momento de sacar nuestra mejor arma, la sonrisa. Sonríe siempre que te mire o cuando sepas que estás en su punto mira. Por lo tanto, ponte delante de un espejo y practica esa sonrisa seductora.

7. Conversación

Esto cada vez se está poniendo más picantón y tenemos el match hecho ya con nuestro crush. Así que vamos a dar el paso. Partimos de tener una afición en común: el Crossfit. Así que iniciamos una conversación con total naturalidad como por ejemplo: “Qué paliza el entreno de hoy”, “¿Vas a venir al box mañana?”, “¿Me ayudas a guardar el material?”, “Ostras, no me sale el HSW y no sé cómo hacerlo… ¿qué tal lo llevas tú?”… Vale, ya tenemos la conversación en marcha y vemos que la situación fluye. Estupendo. Pero… no repitas temas. Para un primer contacto, guay, pero ahora que tienes su atención, avanza hacia otros ámbitos.

8. Instagram y redes sociales

Ya tenemos la atención de nuestro crush, estamos súper emocionados, hemos hablado en el Box y vemos que esto va viento en popa. Pues el siguiente paso es buscarlo en las redes sociales y abrir una conversación. No seamos los típicos pesados que nada más se han ido del Box ya le estan hablando por esas plataformas. Keep calm!

9. Paciencia

Y ya por último, tómatelo sin prisa pero sin pausa. No agobies a tu ligue, deja que fluya esta situación pero tampoco te relajes. Al final es cierto que las cosas del Crossfit, van despacio. Ya tienes todos los pasos anteriores en marcha y ahora estáis manteniendo contacto por redes sociales. Relax que en breves intercambiáis números de teléfono y sin darte cuenta acabáis más cerca el uno del otro de lo que te imaginabas.

Espero que este post os haya ayudado un poco con todos esos aspectos a tener en cuenta y esos pequeños consejitos para poder conquistar al crush que tanto os gusta de vuestro Box. Así que no le deis tantas vueltas y nada más abran los Box, id a sacar provecho de todas vuestras armas de seducción.

La autora de este texto, Nereida Ferrer Lucas @hibiscus_psicologia, es psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja. Actualmente trabaja en su consulta privada y on-line y además, en su tiempo libre, escribe artículos y practica Crossfit desde hace unos años.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...