Dolor de espalda y muscular, ¿cómo puedo librarme de ellos?

Dolor de espalda y muscular, sobrecargas... El "eje del mal" del deportista. Te damos las claves para paliar el dolor y que no haga mella ni en tu salud ni en tu entrenamiento
Sport Life para Novidol -
Dolor de espalda y muscular, ¿cómo puedo librarme de ellos?
Dolor de espalda y muscular, ¿cómo puedo librarme de ellos?

Ciática, lumbalgia, tortícolis, sobrecarga muscular... Si al leer todos estos "palabros" un escalofrío no te recorre el espinazo quiere decir que eres uno (de los pocos y afortunados) deportistas que no ha sufrido los efectos de estos dolores de pesadilla. Te contamos cómo hacerles frente

¡Fuera dolor de espalda!

¿Sabías que uno de cada cuatro españoles sufre molestias lumbares o cervicales? La culpa la tienen las largas horas a las que nos obliga a estar sentados un trabajo sedentario y también las malas posturas y prácticas deportivas desajustadas. ¿Qué podemos hacer?

Lo primero, aprender a relajarnos, recuerda que el estrés es el principal responsable del acúmulo de tensión, también es básico prestar atención a cómo nos movemos, tanto cuando andamos, como cuando salimos a correr. Estamos cansados de ver corredores encorvados cargando con el peso de los hombros hacia delante, ¡la espalda siempre recta!

Una parte fundamental es que le dediques tiempo a tu espalda con ejercicios específicos para esta zona. Te proponemos unos circuitos fáciles y sencillos que puedes hacer en casa en tan solo 10 minutos y que tus músculos agradecerán al final del día.

Otro de nuestros grandes aliados cuando es demasiado tarde para prevenir y el dolor es evidente pueden ser geles antiinflamatorios que podemos aplicar sobre la superficie dolorida y que proporcionan un rápido alivio como Novidol, un nuevo gel antiinflamatorio a base de ibuprofeno, con un principio activo con una doble acción anagésica y antiinflamatoria.

Sobrecargas y dolor muscular

A veces el ejercicio causa un dolor muscular y no tiene nada que ver el grado de aptitud física que tengamos. Estos dolores pueden producirse por una gran variedad de actividades: movimientos en contra de la gravedad o impulsos hacia delante como correr cuesta abajo, bajar barras con pesas y la fase de descenso al hacer abdominales y sentadillas... 

Los movimientos causantes del dolor producen un daño localizado en las membranas de la fibra muscular. Irritantes químicos son liberados por las fibras dañadas y pueden irritar los receptores del dolor en el músculo, lo que suele producir muchas veces la inflamación del tejido muscular.  Por eso, más allá del uso de hielo algunos productos deportivos nos aportan grandes opciones para recuperarnos y aliviar el dolor. En este sentido, Novidol  puede sernos útil como os contábamos ya que actúa directamente sobre el foco del dolor y además es muy fácil de aplicar al tratarse de un analgésico en gel.

No olvides que para aplacar y disminuir este dolor, es básico continuar con un programa de entrenamiento, que deberá aumentar de manera gradual y progresiva la intensidad y duración durante varias semanas con el fin de prevenir o reducir el dolor, la debilidad y las lesiones. ¡Y adiós dolor!