IronBike, la carrera en bici más dura del mundo: así es desde dentro

Samuel Trives nos cuenta cómo vive la IronBike desde dentro, una de las carreras en bici más duras del mundo
Samuel Trives -
IronBike, la carrera en bici más dura del mundo: así es desde dentro
IronBike, la carrera en bici más dura del mundo: así es desde dentro

Es una de las pruebas de mountain bike más duras del mundo que recorre parte de los Alpes italianos y que plantea 8 días de intensa competición y recorridos de alta dificultad, tanto a nivel técnico, como físico, donde los participantes pueden llegar a superar cimas de más de 3.000 metros de altura y etapas con 5.000 metros de desnivel acumulado. ¿Kilómetros totales? 650. Una aventura a dos ruedas en toda regla que nos cuenta de primera mano uno de sus participantes: Samuel Trives.

Desde mi tienda, compartida con Rober y desde Limone Piemonte hago un repaso rápido de lo que ha sido el viaje y la etapa prólogo de esta aventura llamada Ironbike.

En primer lugar hay que tener claro que todo es diferente en el Ironbike. Horarios, briefing, campamento, trato, no tiene nada que ver, la frase principal es: "esto es ironbike, si no querías una carrera así no haber venido". Arreglado, ¿verdad?

Es un modelo de carrera atípica, así ha sido, briefing rápido en tres idiomas menos español, casualmente el contingente más numeroso. Ya por la noche y para mañana sí hemos tenido en español.

Pero no me adelanto, la llegada de ayer después de cruzar toda Francia fue genial en un puesto de montaña bestial donde casi coronando encontramos un semáforo que nos dice que estaremos parados en rojo 25' sí, sí, lo que lees, y éramos los primeros, paramos pensando que es una broma pero nada de eso, y estando parados y bajados del coche se mete un coche italiano a toda leche, no dábamos crédito. Esperamos con paciencia y risas y nos plantamos en Limone Piemonte, pueblo precioso de montaña alpina.

Hoy, no madrugar mucho, acreditaciones, preparar todo y colocar un poco las riendas, la furgo y el material, además del curro mecánico que se ha metido Miki, para tener todo a punto.

El plan era sencillo, se pillaba un tren a las 15.15 desde Limone a Tende (Francia) para salir de esa localidad y venir hasta aquí.
Pero aquí no siempre sale todo según lo previsto, así que el tren llevaba retraso y 30 minutos más esperando para llegar. Total, salida retrasada.

En la salida, nervios, ganas, dudas, un sinfín de sensaciones que no podemos evitar.

Salida con 15 km de ascensión y 1400 metros acumulados, primero carretera luego pista, luego una calzada pedregosa pero sin bajar del 10% de desnivel, si el primer día ya llevo todo metido, ¿qué pasará a partir de mañana?

Vaya tela, coronamos y un tramo largo de falso llano y descenso que nos lleva a una ruinas de una fortaleza, después a una estación de esquí y después bajadon de casi 10 km por pista super rápida con gravilla, carretera y senderos rápidos pero técnicos y exigente.

Mucha velocidad en algunos sitios.

Al final, etapa terminada en 2 horas 35 minutos y llegando juntos casi sin querer.

Mañana se supone que es la etapa más larga y dura, con tramos de porteo, tramos técnicos de subida y bajada y posibilidad de encontrar nieve. Vaya tela lo que nos espera.

110km y más de 4000 metros desnivel acumulado.

Hoy la bici de lujo, ha sido un acierto el traer la doble, gracias a Julio de Sanferbike. Y aún haciéndome a ella espero que lo antes posible.

Mañana a por más, el Ironbike es otra historia...

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...