Prueba a fondo de las NEW BALANCE 860 V7

Os contamos cómo es la nueva versión de unas de las zapatillas preferidas de los corredores populares
Fernando Chacón -
Prueba a fondo de las NEW BALANCE 860 V7
Prueba a fondo de las NEW BALANCE 860 V7

 

Haciendo memoria es esta probablemente una de las sagas de zapatillas más utilizadas por un servidor. Llevo como que diez ediciones encima de las 860 y de la que era su antecesora, la 767. Es una zapatilla de corte clásico, de esas que nunca hacen grandes puestas en escena, pero que siempre acaba por ser mejor que su antecesora y siempre pasa por ser una gran elección para quienes buscan fiabilidad. Fiel a sus principios llega esta nueva revisión que sin alardes aporta buena soluciones para seguir siendo un arma infalible.

 

NEW BALANCE EN ESTADO PURO

Desde luego que la 860 V7 no podrá negar de donde viene. Desde la suela hasta el upper llevan la inconfundible seña de la marca. Veamos cómo es esta nueva versión parte por parte:

Suela: La suela de esta saga siempre se ha distinguido por una durabilidad casi imbatible y aunque sigue siendo así la marca ha querido hacerla más blanda para aumentar el confort. Podremos distinguir varios sectores con diferente dureza y distinto color. De color amarillo y cogiendo todo el antepie y parte interna del talón una goma de tacto medio. Es una apuesta por una aterrizaje algo más suave que en versiones anteriores. Lógicamente se degrada antes pero nunca será antes de que el resto de la zapatilla haya cumplido su vida útil. En la puntera y zona media con color azul oscuro un compuesto más duro y con un buen grosor que va a dar cobertura a zonas que en algunos corredores con defectos biomecánicos sufren mucho (recordemos que es una zapatilla de control de pronación). En el talón el clásico Ndurance, una goma dura dispuesta para soportar mucho desgaste. Aun así hay que mencionar que también es más blando de los habitual y es para mí una buena opción porque aumenta el confort de la zapatilla aun dando servicio de sobra en cuanto a durabilidad. La flexibilidad está encargada a dos estrías no muy generosas que rodean al antepie. Dentro de éste a duras penas se distinguen otras dos.

 

Media suela: En la zona del arco aparece una pieza rígida de TPU que si bien no es muy grande sí que tiene bastante consistencia. El resto del protagonismo es para uno de los grandes estrenos de la marca, el Trufuse. Este nuevo compuesto no es más que el resultado de mezclar a dos viejos conocidos, el Abzorb y el Acteva. La idea es que en un solo compuesto tengamos la amortiguación de Abzorb y la estabilidad-reacción del Acteva. Pero no solo es compuestos y gomas sino que como viene siendo costumbre la marca juega con las formas geométricas para dar mayor estabilidad o mayor mullido a la media suela. Así en la cara exterior tenemos una serie de hendiduras y la cara interna esas mismas líneas sobresalen un poco para dar soporte. Lo interesante es que con algo tan simple consiguen que el control llegue hasta los dedos que era quizás una de las asignaturas pendientes.

 

Upper: Muy renovado también. Parece ser algo así como el santo grial entre ligereza y durabilidad y digo esto porque lo vamos a ver prácticamente en todos los modelos de todas las marcas. Ciertamente los he visto más ligeros pero menos fiables. Consta de dos capas, una interna y otra externa que juega con la apertura de orificios para darle más o menos consistencia o transpirabilidad. Se sirve de refuerzos termoplásticos muy finos que van ganando protagonismo en el medio pie para dar una sujeción suave pero firme. El collar es fuerte pero algo más bajo de lo habitual mas este detalle queda disimulado por la fuerte sujeción que ofrece.

 

EN MARCHA

No es de esas zapatillas que te dejen con la boca abierta en la primera puesta, cómoda pero tan solo correcta. Es y ha sido así siempre. El tacto es medio e incluso algo firme, el upper correcto y en los primeros pasos ciertamente se ve denota los esfuerzos por ser más dócil. Como siempre que he estrenado una 860 piensas que pasara sin pena ni gloria pero en cuanto pasan los kilómetros empieza a sacar sus galones.

Rodadora incólume la 860 V7 de nuevo pasa por ser una de las zapatillas más fiables, en el más amplio sentido de la palabra, que hay en el mercado. No tiene defectos, su durabilidad es sencillamente inmejorable y sus prestaciones rayan siempre a buen nivel. Si todo esto fuera verdad estaríamos hablando de cualquiera de sus antecesoras pero la novedad en esta edición para mi es el control de pronación. Gracias a esas hendiduras en la media suela es mucho más efectivo e incluso llega hasta la zona de los metatarsos que siempre es la gran pesadilla para todas.Ayuda también a la linealidad del control la bajada del dropp, de 12 a 10. Así pues es más estable que todas las habidas por ahora.

Volviendo al rodaje en si resulta muy segura en todos los terrenos. No es una zapatilla para ritmos altos aunque si hay que apretar digamos que da el pego como puede. Se defiende mejor a ritmos lentos y sobre todas las superficies, sea suelo mojado, tierra, asfalto, lo que le echen. No fallan en nada.

Peso: 326 gramos

PVP: 140 €

 

OK:

1/ Fiabilidad máxima, es una compra redonda.

2/ Durabilidad extrema

3/ Control de pronación suave pero efectivo.

 

K.O:

1/ Tacto un poco firme en los primeros pasos

2/ Lengüeta algo excesiva. 

Haciendo memoria es esta probablemente una de las sagas de zapatillas más utilizadas por un servidor. Llevo como que diez ediciones encima de las 860 y de la que era su antecesora, la 767. Es una zapatilla de corte clásico, de esas que nunca hacen grandes puestas en escena, pero que siempre acaba por ser mejor que su antecesora y siempre pasa por ser una gran elección para quienes buscan fiabilidad. Fiel a sus principios llega esta nueva revisión que sin alardes aporta buena soluciones para seguir siendo un arma infalible.

 

NEW BALANCE EN ESTADO PURO

Desde luego que la 860 V7 no podrá negar de donde viene. Desde la suela hasta el upper llevan la inconfundible seña de la marca. Veamos cómo es esta nueva versión parte por parte:

Suela: La suela de esta saga siempre se ha distinguido por una durabilidad casi imbatible y aunque sigue siendo así la marca ha querido hacerla más blanda para aumentar el confort. Podremos distinguir varios sectores con diferente dureza y distinto color. De color amarillo y cogiendo todo el antepie y parte interna del talón una goma de tacto medio. Es una apuesta por una aterrizaje algo más suave que en versiones anteriores. Lógicamente se degrada antes pero nunca será antes de que el resto de la zapatilla haya cumplido su vida útil. En la puntera y zona media con color azul oscuro un compuesto más duro y con un buen grosor que va a dar cobertura a zonas que en algunos corredores con defectos biomecánicos sufren mucho (recordemos que es una zapatilla de control de pronación). En el talón el clásico Ndurance, una goma dura dispuesta para soportar mucho desgaste. Aun así hay que mencionar que también es más blando de los habitual y es para mí una buena opción porque aumenta el confort de la zapatilla aun dando servicio de sobra en cuanto a durabilidad. La flexibilidad está encargada a dos estrías no muy generosas que rodean al antepie. Dentro de éste a duras penas se distinguen otras dos.

 

Media suela: En la zona del arco aparece una pieza rígida de TPU que si bien no es muy grande sí que tiene bastante consistencia. El resto del protagonismo es para uno de los grandes estrenos de la marca, el Trufuse. Este nuevo compuesto no es más que el resultado de mezclar a dos viejos conocidos, el Abzorb y el Acteva. La idea es que en un solo compuesto tengamos la amortiguación de Abzorb y la estabilidad-reacción del Acteva. Pero no solo es compuestos y gomas sino que como viene siendo costumbre la marca juega con las formas geométricas para dar mayor estabilidad o mayor mullido a la media suela. Así en la cara exterior tenemos una serie de hendiduras y la cara interna esas mismas líneas sobresalen un poco para dar soporte. Lo interesante es que con algo tan simple consiguen que el control llegue hasta los dedos que era quizás una de las asignaturas pendientes.

 

Upper: Muy renovado también. Parece ser algo así como el santo grial entre ligereza y durabilidad y digo esto porque lo vamos a ver prácticamente en todos los modelos de todas las marcas. Ciertamente los he visto más ligeros pero menos fiables. Consta de dos capas, una interna y otra externa que juega con la apertura de orificios para darle más o menos consistencia o transpirabilidad. Se sirve de refuerzos termoplásticos muy finos que van ganando protagonismo en el medio pie para dar una sujeción suave pero firme. El collar es fuerte pero algo más bajo de lo habitual mas este detalle queda disimulado por la fuerte sujeción que ofrece.

 

EN MARCHA

No es de esas zapatillas que te dejen con la boca abierta en la primera puesta, cómoda pero tan solo correcta. Es y ha sido así siempre. El tacto es medio e incluso algo firme, el upper correcto y en los primeros pasos ciertamente se ve denota los esfuerzos por ser más dócil. Como siempre que he estrenado una 860 piensas que pasara sin pena ni gloria pero en cuanto pasan los kilómetros empieza a sacar sus galones.

Rodadora incólume la 860 V7 de nuevo pasa por ser una de las zapatillas más fiables, en el más amplio sentido de la palabra, que hay en el mercado. No tiene defectos, su durabilidad es sencillamente inmejorable y sus prestaciones rayan siempre a buen nivel. Si todo esto fuera verdad estaríamos hablando de cualquiera de sus antecesoras pero la novedad en esta edición para mi es el control de pronación. Gracias a esas hendiduras en la media suela es mucho más efectivo e incluso llega hasta la zona de los metatarsos que siempre es la gran pesadilla para todas.Ayuda también a la linealidad del control la bajada del dropp, de 12 a 10. Así pues es más estable que todas las habidas por ahora.

Volviendo al rodaje en si resulta muy segura en todos los terrenos. No es una zapatilla para ritmos altos aunque si hay que apretar digamos que da el pego como puede. Se defiende mejor a ritmos lentos y sobre todas las superficies, sea suelo mojado, tierra, asfalto, lo que le echen. No fallan en nada.

Peso: 326 gramos

PVP: 140 €

 

OK:

1/ Fiabilidad máxima, es una compra redonda.

2/ Durabilidad extrema

3/ Control de pronación suave pero efectivo.

 

K.O:

1/ Tacto un poco firme en los primeros pasos

2/ Lengüeta algo excesiva.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...