Probamos a fondo las nuevas zapatillas New Balance Vazee Breath 2

Así es lo nuevo de New Balance para correr a altas temperaturas: probamos y te contamos cómo se corre con las zapatillas Breath 2
Fernando Chacón -
Probamos a fondo las nuevas zapatillas New Balance Vazee Breath 2
Probamos a fondo las nuevas zapatillas New Balance Vazee Breath 2

Desde luego no podrán decir en New Balance que el "tester" para la ocasión era inadecuado. Siendo del infierno, perdón de Sevilla, he podido poner a prueba las cualidades calorífugas de este modelo a base de bien. Antes de entrar en detalle, si os preguntáis si se nota el acabado Breath en la zapatilla, os diré que con un asfalto a 49 grados os mentiría si os dijese que los pies van frescos, es imposible. Si la comparamos con otras zapatillas, ciertamente podemos notar que se recalientan menos. Dejando de lado la cuestión térmica, lo mejor de esta Breath 2 es que supera por mucho a su antecesora y es que toma la base de un modelo que me encantó, la Vazee Rush. No es tan descarado el parentesco como en la versión anterior, pero existe y lo mejor es que han pulido ciertos aspectos de manera muy inteligente.

IDENTIDAD PROPIA

Como venía diciendo, no lo tendréis nada fácil si le buscáis orígenes a la Breath 2 porque aunque presenta unas formas muy familiares en New Balance no encaja a la perfección con ninguna otra. Tiene un toque de la Vazee Pace por aquello del perfil bajo, reactivo y aunque la placa Heat Foil no esté para eso te da esa sensación de impulsión que recuerda a la Pace. De la Rush, su verdadera maestra, tiene el chasis, el gusto por el upper bien cuidado y la base de la media suela. La familia Vazee está en vías de extinción, pero se va dejando un esquema de trabajo y una senda de éxito que lo marca muy bien esta zapatilla. Un puñado de soluciones que parecen simples pero que resultan tremendamente eficaces.

CAMBIAR UN POCO PARA SER MUY DISTINTA

Que en New Balance no paran es algo que salta a la vista y eso se nota en la rápida resolución que dan a sus pocos problemas. Para la Vazee Breath 2, el presumible problema era que los compuestos de suela, tanto para la Vazee Rush como para la Pace, eran demasiado blandos para una zapatilla que estaba pensada para correr sobre asfalto hirviendo. La solución era poner un compuesto más duro, pero el dibujo de suela de la familia Vazee la iban a convertir en una zapatilla demasiado rígida. Entre ser duradera y cómoda, New Balance ha elegido las dos. La solución ha sido llenar de estrías toda la suela donde sigue predominando las formas romboideas. Son estrías muy pequeñas, que no corren el riesgo de engancharse con lo primero que pillen, pero que sí permiten aumentar mucho la flexibilidad.

El upper lógicamente es el que más notoriamente se lleva las reformas. Es mucho más fino y perforado de lo habitual y tiene que recurrir a la escasa generosidad para sujetar bien. Ello se traduce en el que es seguramente el único pequeño fallo de esta zapatilla: resulta angosta. Es el precio a pagar por llevar un upper tan ligero sin renegar del soporte.

La media suela tiene al Revlite como absoluto protagonista. Frente a otros modelos, digamos que se queda a medias, no tiene la media suela ni tan trabajada como una Pace ni tan maciza como una Prism. El resultado es un tacto intermedio que para mi es muy equilibrado.

RODANDO POR LOS DOMINIOS DE BELCEBÚ

En estos días tórridos que desde luego no invitan nada a echar a rodar y en los que hay que echarle arrestos y calzarse las zapatillas. De entrada y aunque no especialmente estrechas sí que son angostas por un upper con muy poca altura que se ciñe al pie firmemente. Menos mal que es muy suave y ligero porque con semejante abrazo sería difícil soportarlas. Tampoco ayudan unos cordones cortos y sobre todo mejorables que no están a la altura. Quizás la primera puesta esté lejos de ser perfecta, pero una Vazee nunca decepciona y en cuanto echas a rodar, ese puntito picantón sigue siendo casi adictivo. Su horma curvada, el tacto de Revlite, su dropp de 6 mm y su restringido peso forman un coctel al que a poco que te pones se le saca partido. Sin ser muy agresiva sí que es muy buena a ritmos medios-altos y lo mejor es que rueda tranquila bastante bien.

En definitiva la New Balance Breath 2 es una zapatilla que podríamos encajar en el reino de las mixtas y que presenta ciertas cualidades para correr con altas temperaturas. Destaca por su equilibrio y por saber moverse muy bien en todos los ritmos.

PVP: 120 €

Peso: 278 gramos.

www.newbalance.es

 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...