¿Se te escapa la energía?

A veces lo más obvio es lo que no vemos, analiza tu día a día

Yolanda Vázquez Mazariego

¿Se te escapa la energía?
¿Se te escapa la energía?

Comes bien, duermes 8 horas, entrenas 5 días a la semana y descansas 2 días y tomas un suplemento de vitaminas y minerales, pero cada día vas peor y no sabes qué te pasa. Mi consejo es que vayas a tu médico, puedes tener un problema de salud tan habitual como anemia o una infección vírica, y es mejor quedarse tranquilo. Una vez que sabes que todo está bien, piensa qué estás comiendo, a veces la falta de energía se debe a intolerancias alimentarias, puedes tener celiaquía y tendrás que eliminar los alimentos con gluten como le pasó a Jokovic cuando descubrió que sus problemas venían por su intolerancia al gluten; o puedes tener un problema con la leche y basta eliminar los lácteos para volver a sentirte bien. Revisa tu dieta, apunta cada día lo que comes y tus sensaciones, si ves que hay alimentos que te dan un mal día, elimínalos para probar si recuperas la vitalidad, o hazte pruebas de alergia y de intolerancia alimentaria para comprobar lo que puedes comer o no. Recupera la energía con alimentos nutritivos, preferiblemente verduras y frutas de temporada, alimentos ecológicos e infusiones naturales, no recurras a los estimulantes como la cafeína para despertar tu energía, es un recurso a corto plazo que sobrecarga tus sistemas vitales y termina desgastándote más.

También revisa cómo estás entrenando. Si tu entrenamiento es una hora de series cada vez que te pones las zapatillas, o estás entrenando con un grupo ciclista que te lleva a rastras por los puertos… es normal que no te recuperes bien, especialmente cuando vas cumpliendo años. Adapta el entrenamiento a tu edad y a tus sensaciones, si no puedes correr al ritmo de tus 20 años, no pasa nada, corre al ritmo de tus 30, 40, 50… así hasta los 100.

Los mejores vídeos